domingo, 25 de junio de 2017

La Mujer Maravilla

Crítica publicada el día 6 de junio en El Sol de Mazatlán y en ADN Morelos.

“Las patas del conejo saltan más, los ojos de la hembra son algo más pequeños, mas cuando ves un par corriendo por el campo, ¿quién logra distinguir la liebre del conejo?”

La cita es el último párrafo del poema “Balada de Mulan”, si no conocen la historia de Mulan (lo cual dudo, ya que Disney se encargó de reproducirla), es acerca de una joven asiática que decide tomar el lugar de su anciano padre para entrar al ejercito donde predominaban los hombres. Bien, de ello hablaremos más adelante, tengo un punto.  El tema enteramente es La Mujer Maravilla, la nueva cinta (o intento) de Warner y DC Comics por igualar a Marvel en su universo cinematográfico (les iba mejor con Tim Burton, Christopher Nolan y Batman). La película se basa en el personaje de William Moulton Marston de 1941, el cual ha aparecido en una serie live action y en series animadas, nunca en el cine, curioso ¿no? Un icono para la mujer, un personaje querido, y una oportunidad de ganancias ante la era de adaptaciones en historietas, y nada.

Diana (Gal Gadot), princesa del las amazonas entrenada para ser una guerrera invencible, fue criada en un paraíso protegido de la isla, cuando un piloto americano llamado Steve Trevor (Chris Pine) se estrella en sus costas le hará saber de la terrible amenaza que afronta el mundo exterior (La Primera Guerra Mundial). Diana saldrá entonces de su hogar, convencida de que puede detener la amenaza. En la guerra de todas las guerras, descubrirá sus poderes y su verdadero destino.

Wonder Woman es dirigida por Patty Jenkins, mujer. Pongo énfasis en ello porque a muchos no les interesa – de hecho me da pena usar el calificativo “mujer directora” pero es para exponer la causa– quizás lo único que a estas alturas se leyó es que le fue bastante bien en su primer fin de semana logrando una cifra de 100 millones de dólares y 122 millones en el extranjero. Pero es el primer film dirigido por una mujer en lograr esa cifra en un fin de semana (a Sam Taylor- Johnson también le fue bien con Fifty Shades of Grey en el 2015, pero son géneros distintos) ¿Por qué hacer mención? Porque en el mundo, en general, aún no se logra la igualdad de genero. Mucho menos en la laboral y ello abarca la industria cinematográfica, es más ¿quieren saber un dato curioso? En México estamos mejor posicionados en este ámbito que en los Estados Unidos, Reino Unido o España. Nuestro problema es la financiación y EL gran problema es la distribución. Datos del IMCINE afirman que de las 162 películas realizadas en México el año pasado, 49 fueron producidas por mujeres, 37 dirigidas y 34 escritas por ellas. En Estados Unidos un 13% involucran féminas en producciones. Jenkis acaba de demostrar que un Blockbuster de acción puede ser dirigido por una mujer.

La Mujer Maravilla no es perfecta, pero es un buen paso para el universo cinematográfico de DC Comics. Al igual que muchos, aplaudo que haya empezado a tomar vuelo con esta cinta - bueno, es lo que se espera tras varios fracasos en crítica mas no monetario en otras entregas. Tiene sus fallas (el último acto se les estaba cayendo), pero en general es un espectáculo adecuado, con acción, diversión, romance, buenas actuaciones, buena música (¡con ese theme ya conocido!), buena producción y en mediano termino, un decente guion. Gal Gadot lo hace bien, posee gracia natural y mucha presencia. Su papel es inocente, lleno de tenacidad, si bien es casi invencible, sus emociones la vuelven un ser vulnerable ante el  amor, la fuerza (en varios sentidos) y buenaventura, emociones que no debilitan, al contrario, son las necesarias en el mundo. El discurso lleva la bandera feminista, pero el compañerismo a su alrededor hace notar que se necesita de ayuda e igualdad, que todos estamos para todos. Su vestuario, es el mismo estilo (los colores son más oscuros) con el que la conocidos en la historieta, pero modificado como el de una guerrera, en este caso, una amazona de la isla Temiscira, es femenino pero el estereotipo sucumba al demostrar su poderío y sagacidad.

Patty Jenkins hace una buena y digna labor, cuenta que una de las secuencias que mejor funcionan (cuando Diana y Steve contemplan la destrucción de la guerra) se había filmado de otra manera, pero al verla en la sala de edición, se decidió regrabar esa escena. Ello significa que la directora tomó decisiones cuyo resultado tiene toque femenino, el cual no tiene nada que ver con debilidad o cosas rosas sino con fuerza, esmero, sensibilidad, humor. Eso sí, nunca desmerita al varón, hay un buen equilibrio en pantalla.

Así pues, regresando al poema: “¿quién logra distinguir la liebre del conejo?” Nadie ¿Cierto? Muchos se acaban de dar por enterados que fue dirigida por una mujer, ni lo notaron ¿Cambia la perspectiva o el entretenimiento?¿A quienes les entusiasma ver Wonder Woman? ¿A hombres, mujeres? ¿Niñas, niños? ¿Por qué? ¿Por ser hermosa? ¿Porque es parte importante del team de la justicia? ¿Por ser heroína? ¿Por lo que representa? La respuestas importan, y mucho. Diana volverá a las pantallas en noviembre con La Liga de la Justicia, veremos cómo le va, al menos en Batman vs Superman el año pasado vimos que les salvo el trasero, en solitario aún no hay fecha pero ya se está pensando la historia.  

Por cierto, tocando el tema de Mulan, es un próximo Live Action de Disney. La dirección correrá a cargo de Niki Caro, mujer ¡Bien!


No hay comentarios: