domingo, 25 de junio de 2017

Cars 3

Crítica publicada el día 22 de junio del 2017 en ADN Morelos.

Hace once años se estrenó Cars dirigida por John Lasseter y Joe Ranft. La cinta de Pixar fue un boom entre los pequeños no así en crítica, y es que se venía de la genial The Incredibles (2005) y la metáfora de carros no llenó las expectativas de muchos, sin embargo, le alcanzó para ser nominada a Mejor Película Animada, su material se convirtió en peluches, autos de juguetes, ropa, así pues, se realizó una segunda parte en el 2011, un trabajo bajito de la media que no dejaba bien a la franquicia. Tras seis años, reacomodando historia, dejando la batuta a un novato pero experimentado Brian Fee, Cars 3 encuentra carretera libre y sin baches.   

Sorprendido por una nueva generación de corredores ultrarrápidos, el legendario Rayo McQueen (voz de Kuno Becker) queda relegado repentinamente del deporte que tanto ama. Para retomar su carrera, va a necesitar la ayuda de una joven mecánica de carreras, Cruz Ramírez, que tiene su propio plan para ganar, además de la inspiración del fallecido Fabuloso Hudson Hornet y un par de giros inesperados. ¡Y para probar que el 95 no está ni mucho menos acabado, el campeón tendrá que poner a prueba su valía en el gran circuito de la Copa Pistón!



¡Qué obra tan enternecedora, actual y aventurera! ¡Una sorpresa en el verano y para la trilogía! ¡Una gran adhesión a la filmografía Pixar! Quizás pueda ser la conclusión, pero Cars 3 se renueva de buena manera.

La película tiene nuevos personajes que se alinean con los ya conocidos, algunos de estos últimos aparecen en segundo termino, los guionistas y directores detectaron que para esta historia no tenían mucho que ofrecer mas que ser el continuo apoyo del protagonista y eso se aplaude, a veces es necesario sacrificar figuras queridas para tener un historia optima. En cuanto a los nuevos integrantes, está muy bien manejado y planteado el detalle de jóvenes millennials  y de la generación Z, los cuales quieren comerse al mundo, algunos déspotas y engreídos, otros humildes y luchando por sus sueños, utilizando la tecnología a su favor (o en contra, según se vea), con temores.

Otro detalle, el cual entusiasma y encanta ya que es un film muy seguido por niños, es que plantea la igualdad de genero, brinda un equilibrio entre ello y los sueños. En ese final (que muchos pudieron ver venir pero quizás no creyeron que pasaría) se atreven con el mensaje y discurso que actualmente necesita el mundo, a la par, parte del contenido habla sobre las oportunidades, compañerismo, dejar ir, dar vuelta a la página y más.


Cars 3 presenta novedad, pero también hay nostalgia y respeto por el pasado, pero no se niega al cambio generacional. La animación es estupenda, el doblaje de diez, y para los cinéfilos y minuciosos, hay Easter Eggs (viene algo del próximo estreno llamado Coco y también un detalle muy conocido de Toy Story). Sexto mes del año y el panorama se ve árido y complicado en este verano, pero Cars 3 sobresale.

La Mujer Maravilla

Crítica publicada el día 6 de junio en El Sol de Mazatlán y en ADN Morelos.

“Las patas del conejo saltan más, los ojos de la hembra son algo más pequeños, mas cuando ves un par corriendo por el campo, ¿quién logra distinguir la liebre del conejo?”

La cita es el último párrafo del poema “Balada de Mulan”, si no conocen la historia de Mulan (lo cual dudo, ya que Disney se encargó de reproducirla), es acerca de una joven asiática que decide tomar el lugar de su anciano padre para entrar al ejercito donde predominaban los hombres. Bien, de ello hablaremos más adelante, tengo un punto.  El tema enteramente es La Mujer Maravilla, la nueva cinta (o intento) de Warner y DC Comics por igualar a Marvel en su universo cinematográfico (les iba mejor con Tim Burton, Christopher Nolan y Batman). La película se basa en el personaje de William Moulton Marston de 1941, el cual ha aparecido en una serie live action y en series animadas, nunca en el cine, curioso ¿no? Un icono para la mujer, un personaje querido, y una oportunidad de ganancias ante la era de adaptaciones en historietas, y nada.

Diana (Gal Gadot), princesa del las amazonas entrenada para ser una guerrera invencible, fue criada en un paraíso protegido de la isla, cuando un piloto americano llamado Steve Trevor (Chris Pine) se estrella en sus costas le hará saber de la terrible amenaza que afronta el mundo exterior (La Primera Guerra Mundial). Diana saldrá entonces de su hogar, convencida de que puede detener la amenaza. En la guerra de todas las guerras, descubrirá sus poderes y su verdadero destino.

Wonder Woman es dirigida por Patty Jenkins, mujer. Pongo énfasis en ello porque a muchos no les interesa – de hecho me da pena usar el calificativo “mujer directora” pero es para exponer la causa– quizás lo único que a estas alturas se leyó es que le fue bastante bien en su primer fin de semana logrando una cifra de 100 millones de dólares y 122 millones en el extranjero. Pero es el primer film dirigido por una mujer en lograr esa cifra en un fin de semana (a Sam Taylor- Johnson también le fue bien con Fifty Shades of Grey en el 2015, pero son géneros distintos) ¿Por qué hacer mención? Porque en el mundo, en general, aún no se logra la igualdad de genero. Mucho menos en la laboral y ello abarca la industria cinematográfica, es más ¿quieren saber un dato curioso? En México estamos mejor posicionados en este ámbito que en los Estados Unidos, Reino Unido o España. Nuestro problema es la financiación y EL gran problema es la distribución. Datos del IMCINE afirman que de las 162 películas realizadas en México el año pasado, 49 fueron producidas por mujeres, 37 dirigidas y 34 escritas por ellas. En Estados Unidos un 13% involucran féminas en producciones. Jenkis acaba de demostrar que un Blockbuster de acción puede ser dirigido por una mujer.

La Mujer Maravilla no es perfecta, pero es un buen paso para el universo cinematográfico de DC Comics. Al igual que muchos, aplaudo que haya empezado a tomar vuelo con esta cinta - bueno, es lo que se espera tras varios fracasos en crítica mas no monetario en otras entregas. Tiene sus fallas (el último acto se les estaba cayendo), pero en general es un espectáculo adecuado, con acción, diversión, romance, buenas actuaciones, buena música (¡con ese theme ya conocido!), buena producción y en mediano termino, un decente guion. Gal Gadot lo hace bien, posee gracia natural y mucha presencia. Su papel es inocente, lleno de tenacidad, si bien es casi invencible, sus emociones la vuelven un ser vulnerable ante el  amor, la fuerza (en varios sentidos) y buenaventura, emociones que no debilitan, al contrario, son las necesarias en el mundo. El discurso lleva la bandera feminista, pero el compañerismo a su alrededor hace notar que se necesita de ayuda e igualdad, que todos estamos para todos. Su vestuario, es el mismo estilo (los colores son más oscuros) con el que la conocidos en la historieta, pero modificado como el de una guerrera, en este caso, una amazona de la isla Temiscira, es femenino pero el estereotipo sucumba al demostrar su poderío y sagacidad.

Patty Jenkins hace una buena y digna labor, cuenta que una de las secuencias que mejor funcionan (cuando Diana y Steve contemplan la destrucción de la guerra) se había filmado de otra manera, pero al verla en la sala de edición, se decidió regrabar esa escena. Ello significa que la directora tomó decisiones cuyo resultado tiene toque femenino, el cual no tiene nada que ver con debilidad o cosas rosas sino con fuerza, esmero, sensibilidad, humor. Eso sí, nunca desmerita al varón, hay un buen equilibrio en pantalla.

Así pues, regresando al poema: “¿quién logra distinguir la liebre del conejo?” Nadie ¿Cierto? Muchos se acaban de dar por enterados que fue dirigida por una mujer, ni lo notaron ¿Cambia la perspectiva o el entretenimiento?¿A quienes les entusiasma ver Wonder Woman? ¿A hombres, mujeres? ¿Niñas, niños? ¿Por qué? ¿Por ser hermosa? ¿Porque es parte importante del team de la justicia? ¿Por ser heroína? ¿Por lo que representa? La respuestas importan, y mucho. Diana volverá a las pantallas en noviembre con La Liga de la Justicia, veremos cómo le va, al menos en Batman vs Superman el año pasado vimos que les salvo el trasero, en solitario aún no hay fecha pero ya se está pensando la historia.  

Por cierto, tocando el tema de Mulan, es un próximo Live Action de Disney. La dirección correrá a cargo de Niki Caro, mujer ¡Bien!


Piratas del Caribe: La Venganza de Salazar

Crítica publicada el día 31 de Mayo en El Sol de Mazatlán y el día 1 de Junio en ADN Morelos

Basada en el juego de atracciones de nombre Piratas del Caribe, dicho tópico dio inicio en el 2003 a la franquicia del mismo nombre a cargo de Disney. El resultado llevó a Johnny Depp ha obtener su primera nominación al Oscar, a una mayor reputación de la que ya tenía, fue la cinta que lo lanzó al éxito total; a Orlando Bloom le dio aún más popularidad tras interpretar a Legolas en El Señor de los Anillos; y a Keira Knightley la puso en el panorama. Piratas del Caribe: La Maldición del Perla Negra fue un trancazo y le siguieron dos partes ligadas y un intento extra del cual nadie se acuerda (Piratas del Caribe: En Mareas Misteriosas), en el 2011 las aguas se apaciguaron… hasta este año.

Empujado hacia una nueva aventura, un desafortunado Jack Sparrow descubre que los vientos de la mala fortuna soplan incluso más fuerte cuando los mortales piratas fantasmas liderados por su viejo enemigo, el terrorífico Capitán Salazar ( Javier Bardem), escapan del Triángulo del Diablo decididos a matar a todo pirata en el mar, él incluido. La única esperanza de supervivencia del Capitán Jack se encuentra en la búsqueda del legendario Tridente de Poseidón, un poderoso artefacto que otorga a su poseedor un control total sobre los mares.

Tras verla, olvidemos la cuarta parte y pensemos que de la tercera se saltaron a esta nueva entrega. Va más ligada. Es entretenida pero redundante, sin embargo, las batallas son buenas – la acción en general, junto a los efectos especiales; los aspectos mágicos o místicos son parte de la saga, los mitos urbanos del mar quedan añadidos en el fotograma; contiene escenas emocionantes y divertidas (sobre todo las de Sparrow – es indudable que a Depp le pertenece el personaje y le está agradecido); también, muestran algunos aspectos del pasado de Jack y algunos de Barbossa; agrada que los nuevos rostros no planean ser héroes, sino que son movidos por intereses personales que los hacen trabajar en conjunto (a Kaya Scodelario la conocimos en Maza Runner, como en aquellas películas, nuevamente atrae la atención por su destreza ante la cámara); quien impone es Javier Bardem, y al menos se nota que trató de sacarle lo máximo que pudo y disfrutar la experiencia.

Si bien, Will Turner y Elizabeth Swann aparecen unos minutos (por no decir segundos), la nostalgia recorre la piel del espectador y las escenas que comparten juntos (incluida la post-créditos) son lindas, y una en particular evoca lo que pudo ser una vida si el tiempo no se hubiera perdido. Habrá que esperar si hay oportunidad de verlos en plan domestico (y que Knightley quiera, pues casi no se concreta su participación, al final se dio porque Bloom accedió a aparecer).  


Si se va esperando revivir el viejo blockbuster clásico, no lo esperen. Pero si la idea es disfrutarla sin expectativas y si se goza de piratas, así como de asuntos de época, no habrá ningún problema.