martes, 4 de abril de 2017

Power Rangers

Crítica publicada el día 29 de marzo en el periódico El Sol de Mazatlán y el día 30 de marzo en ADN Morelos. 

Entre 1993 y 1994 apareció en televisión una serie llamada Power Rangers, fue la sensación, para 1995 se realizó la primera película y el éxito fue abrumador, pero ¿Quieren saber un secreto? Por si no lo saben, la idea surgió en Japón en 1978, provine del genero Tokusatsu y se trata de la serie Super Sentai, los productores y empresarios Haim Saban y Shuki Levy adaptarían dicha serie al formato norteamericano y tendrían gran éxito (hicieron otras adaptaciones de diferentes series del país oriental conocidas en occidente como: VR Troopers, Masked Rider, Big Bad Beetleborgs pero no hubo trascendencia). Pues bien, gran parte del footage que vimos en la primera temporada era el creado en Japón durante la temporada llamada “Kyōryū Sentai Zyuranger” ¿Nunca se preguntaron porqué Rita Repulsa (y sus cómplices) tenía rasgos orientales? Salvo por algunas escenas extras que grabó para la versión de Saban, las escenas en las que la actriz Machiko Soga apareció en Japón se utilizaron para Estados Unidos durante la primera temporada (al igual que las batallas en traje, el intro, los Zords, el hecho que la Ranger amarilla no tuviera falda es porque en Japón era hombre, por mencionar algunos detalles).




Mas adelante, a partir de la segunda temporada todo fue diferente, hubo críticas por el nivel de violencia y hacia los colores pues simulaban estereotipos raciales, el constante cambio de reparto y villanos ocasionó que muchos perdieran interés en las siguientes temporadas pero que otros lo ganaran. Power Rangers ha sido generacional, por más de veinte años ha acompañado a personas que deseaban ser un Ranger del color predilecto y hoy en día regresan con una producción grande para honrar, actualizar y cambiar la saga.

Cinco ordinarios jóvenes en la preparatoria  tienen que convertirse en algo extraordinario cuando descubren que su modesto poblado de Angel Grove –y el resto del mundo– está al borde de la aniquilación por una amenaza alienígena. Elegidos por el destino, los héroes descubren rápidamente que son los únicos que pueden salvar al planeta. Pero para lograrlo tendrán que superar problemas de la vida real y unirse como los Power Rangers antes de que sea demasiado tarde. Es dirigida por Dean Israelite.



El resultado es un fanservice pero también una introducción de la historia a nuevo público, no se burla del espectador, brinda nostalgia (tiene muchos Easter Eggs), hay humor pero se toma en serio su manufactura, posee asuntos actuales, carisma, buena narrativa (rumbo al final cae un poco), y también fallas las cuales se pueden olvidar ante la obra final. Aplausos por dar una explicación sobre el origen de todo: las monedas de poder, Zordon, Rita Repulsa, el Cristal Zeo y más elementos de la serie que eran tocados superficialmente. Además, el eje y mensaje está en los aspectos de amistad, tolerancia, familia, responsabilidad, igualdad, trabajo en equipo, diferencias étnicas, preferencias, entrenamiento y más, son desarrollados, bien distribuidos en tiempo y espacio con buenas actuaciones y excelente química por parte de Dacre Montgomery (Jason/Ranger Rojo), Naomi Scott (Kimberly/Ranger Rosa), RJ Cyler (Billy/Ranger Azul), Ludi Lin (Zach/Ranger Negro) y Becky G (Trini/Ranger Amarillo).



A ellos se les une Elizabeth Banks como una Rita Repulsa magnifica, un diseño más femenino y fuerte, se nota que Banks disfrutó del papel y jugó a ser malvada con ironía, sarcasmo e inteligencia.



A lo anterior, se le añade aspectos técnicos decentes  como la música, decoración, las tomas – las cuales, algunos encontraran mal, a mi me parecieron interesantes. Por otro lado, atrás quedaron los efectos del primer film en 1995, aunque no se comparan a otros de mayores casas productoras, no tuvieron miedo de competir y arriesgar, el producto es bueno (la mayor parte del tiempo). Los diseños varían, los Zords son adaptaciones modernas de los dinosaurios, a la Transformers; los trajes son toscos dando un aspecto similar a los de la primera cinta (adiós malla) y simulan la idea alienígena que nos han transmitido los medios; el robot Alpha 5 fue muy criticado pero uno se enamora de la personalidad que le dan en voz de Bill Hader; lo mismo ocurre con Zordon cuya voz de Bryan Cranston le da un toque patriarcal.

Hay muchos aspectos a enumerar, pero no se dirán para que el publico los saboreé, eso sí, atentos a los cameos, frases, así como a la escena post-créditos.



Seguro otros querrán ser superhéroes de Marvel o DC, pero en mi vida han pasado veinte años y esta película me recordó que aún quiero seguir siendo un Ranger o Sentai, da igual el color. 


No hay comentarios: