viernes, 28 de abril de 2017

Cápsula Gama Play: Guardianes de la Galaxia Vol. 2

Comparto cápsula de datos curiosos sobre Guardianes de la Galaxia Vol. 2 que hacemos en Gama Magazine.

martes, 25 de abril de 2017

El Cliente

Crítica publicada el día 12 de Abril en el periódico El Sol de Mazatlán. 

El director Iraní, Asghar Farhadi, es experto en retratar relaciones matrimoniales. Su cinta “A Separation” obtuvo el Oscar a Mejor Película Extranjera en el año 2011, acto que se repitió este año con “El Cliente”, muchos creen que la prohibición del presidente Donald Trump para pisar suelo Estadounidense a personas provenientes de algunos países de Medio Oriente como Irán, fue impulso para ganar el galardón (el director no asistió a la gala en protesta). Nadie duda que pudo ser un potente impulso para que muchos votantes vieran o voltearan a verla, pero no hay que restarle merito, por si sola se mantiene alta en todo momento. 

Emad (Shahab Hosseini, Mejor Actor en Cannes) y Rana (Taraneh Alidoosti) deben dejar su piso en el centro de Teherán, Irán a causa de los trabajos que se están efectuando y que amenazan el edificio. Se instalan en otro lugar, pero un incidente relacionado con el anterior inquilino cambiará dramáticamente la vida de la joven pareja.



Las experiencias poco convencionales pueden dejar a una persona con traumas por horas, días, semanas, meses o años, depende de cada persona y hasta de cultura. En dos películas del año pasado (aplaudidas por la crítica y premiadas a nivel mundial) muestran dos lados de la moneda pero cuyo sentimiento más alto es uno: venganza, de un modo u otro. Por un lado tenemos a Isabelle Huppert con Elle (Paul Verhoeven, Francia) que al ser violada se levanta (literal) y sigue con su vida normal y quitada de la pena (pero trama algo). En el film Iraní, tenemos a Rana, cuya crianza, tradiciones, religión la disponen a utilizar un poco más de ropa a modo de fe y respeto a Dios, dejar ver más de lo normal dispone una humillación grande para si, así pues, un altercado con un extraño supone un golpe anímico y mental. Eso sí, sea cual sea la cultura, país, idioma, raza de una mujer, ser ultrajada de alguna manera contra su voluntad es algo que ningún ser vivo debe de padecer, es algo inaudito.

El joven matrimonio se enfrenta a una situación complicada de la cual se puede salir con terapia y cariño. Pero Farhadi explora más allá del amor, explora la interacción social tras el incidente, costumbres, rezagos en el trabajo, consecuencias, y una idea que no se va, avanza, se construye y tiene resultados dolorosos para la joven pareja. Aunque no sabemos qué pasará con ella, es obvio que el hecho que desencadena no pasará de largo entre ellos.  

“El Cliente” nos presenta a dos personajes invisibles pero constantes en la vida de los protagonistas. A un personaje (la inquilina) que nunca vemos, y a El Cliente, al cual  vemos hasta casi terminar, en esos 25 minutos finales que son de adrenalina, ansiedad, moral, inmersión, en donde primero se está de parteado de unos pero tu empatía o humanidad te invitan a pensar: “¿Era necesario llegar a eso?”, “¿Cómo es posible que tenga este sentir por dicho personaje?”. Al final, lo único seguro es que el chiste entre un estudiante y Emad en algún momento durante el metraje es real: “¿Cómo se convierte un hombre en vaca?”  “Gradualmente” responde el profesor. 


En un espacio corto, con estética casi minimalista, buen montaje y potentes actuaciones, Farhadi brinda otra propuesta brillante de arte cinematográfico, un drama que, al salir de la sala, se queda en ti.


martes, 11 de abril de 2017

La Vigilante del Futuro

Crítica publicada el día 5 de Abril en el periódico El Sol de Mazatlán y el 6 de Abril en ADN Morelos

El manga fue creado por Masamune Shirow y son tres tomos. Existen tres películas animadas y series de televisión, así como videojuegos. Ghost in the Shell tiene gran popularidad y ha inspirado a varios realizadores en su obra, el ejemplo más claro es el de las hermanas (antes hermanos) Wachowski para The Matrix. Quizás, si esta nueva cinta se hubiera estrenado en los ochentas o noventas, por el impacto visual y su trama hubiese sido grande, sin embargo, llegó tarde, muchas vinieron a proponer antes de ella; además, para los conocedores ya hay Ghost in the Shell y una nueva versión por parte de Estados Unidos, con una protagonista caucásica, pintaba para ser innecesaria. Con todo, siempre hay “peros”.

Mayor Motoko Kusanagi es la única hibrida cyborg-humana que lidera la sección policial número 9. Dedicada a detener a los criminales más peligrosos y extremos, la sección 9 deberá enfrentarse a un enemigo cuyo único objetivo es liquidar los avances de Hanka Robotics en cibertecnología.



No he tenido oportunidad de ver los trabajos anteriores o leer el manga, así que, salvo por los trailers, algunas imágenes que tengo en el subconsciente vistas en Cosplay, tiendas de historietas, playeras, o en la red, prácticamente era ignota en el tema.  

Aunque de entrada no me pareció novedosa, tuve que tomar en cuenta que la idea fue concebida antes de muchas propuestas cinematográficas modernas (o de los noventas). Así pues, mi idea cambió tras digerirla, aunque es algo lenta, la explicación, la inmersión a los personajes y vidas empatizan con el espectador. Como producto de ciencia ficción queda a deber, sólo resalta la aceptación tecnológica e incluso los parámetros entre lo que es humano y cyborg, en acción es buen entretenimiento.

La diversidad de actores alivia el malestar que muchos sintieron al saber que Scarlett Johansson sería Motoko. La gran mayoría poseen las características del anime, aunque algunos fueron adaptados como Hideo Kuze como el supuesto Puppet Master, sus actuaciones están acordes. Quien se lleva las palmas (y suspiros) es Johansson, la justificación de su “Host Body” es valida y su fuerza así como vulnerabilidad ante sus interrogantes existenciales son aceptadas por la audiencia como una interpretación solida, la actriz le ha dado faz a Motoko y, por mucho que no posea los rasgos deseados en un principio, sale victoriosa en su labor.

A niveles técnicos no hay nada a reprochar, los gráficos son buenos, el vestuario (sobre todo el traje que porta Johansson) es soberbio, el diseño de producción recuerda al de filmes de serie B (solo que con más producción), la música es una mezcla de trance, electrohouse, cyberpunk y electropop (de hecho, hay un remix de la partitura principal de la película de 1995).

Para alguien que no tenga antecedentes de la historia, quizás no funciona. Para una persona que se introduzca a posteriori podría ser una iniciación. En cuanto a los que ya conocían Ghost in the Shell, bueno, fui acompañada de alguien que vio la original y confirma que es mejor, pero está conforme con la que aquí se reseña y la considera una buena adaptación.




martes, 4 de abril de 2017

Power Rangers

Crítica publicada el día 29 de marzo en el periódico El Sol de Mazatlán y el día 30 de marzo en ADN Morelos. 

Entre 1993 y 1994 apareció en televisión una serie llamada Power Rangers, fue la sensación, para 1995 se realizó la primera película y el éxito fue abrumador, pero ¿Quieren saber un secreto? Por si no lo saben, la idea surgió en Japón en 1978, provine del genero Tokusatsu y se trata de la serie Super Sentai, los productores y empresarios Haim Saban y Shuki Levy adaptarían dicha serie al formato norteamericano y tendrían gran éxito (hicieron otras adaptaciones de diferentes series del país oriental conocidas en occidente como: VR Troopers, Masked Rider, Big Bad Beetleborgs pero no hubo trascendencia). Pues bien, gran parte del footage que vimos en la primera temporada era el creado en Japón durante la temporada llamada “Kyōryū Sentai Zyuranger” ¿Nunca se preguntaron porqué Rita Repulsa (y sus cómplices) tenía rasgos orientales? Salvo por algunas escenas extras que grabó para la versión de Saban, las escenas en las que la actriz Machiko Soga apareció en Japón se utilizaron para Estados Unidos durante la primera temporada (al igual que las batallas en traje, el intro, los Zords, el hecho que la Ranger amarilla no tuviera falda es porque en Japón era hombre, por mencionar algunos detalles).




Mas adelante, a partir de la segunda temporada todo fue diferente, hubo críticas por el nivel de violencia y hacia los colores pues simulaban estereotipos raciales, el constante cambio de reparto y villanos ocasionó que muchos perdieran interés en las siguientes temporadas pero que otros lo ganaran. Power Rangers ha sido generacional, por más de veinte años ha acompañado a personas que deseaban ser un Ranger del color predilecto y hoy en día regresan con una producción grande para honrar, actualizar y cambiar la saga.

Cinco ordinarios jóvenes en la preparatoria  tienen que convertirse en algo extraordinario cuando descubren que su modesto poblado de Angel Grove –y el resto del mundo– está al borde de la aniquilación por una amenaza alienígena. Elegidos por el destino, los héroes descubren rápidamente que son los únicos que pueden salvar al planeta. Pero para lograrlo tendrán que superar problemas de la vida real y unirse como los Power Rangers antes de que sea demasiado tarde. Es dirigida por Dean Israelite.



El resultado es un fanservice pero también una introducción de la historia a nuevo público, no se burla del espectador, brinda nostalgia (tiene muchos Easter Eggs), hay humor pero se toma en serio su manufactura, posee asuntos actuales, carisma, buena narrativa (rumbo al final cae un poco), y también fallas las cuales se pueden olvidar ante la obra final. Aplausos por dar una explicación sobre el origen de todo: las monedas de poder, Zordon, Rita Repulsa, el Cristal Zeo y más elementos de la serie que eran tocados superficialmente. Además, el eje y mensaje está en los aspectos de amistad, tolerancia, familia, responsabilidad, igualdad, trabajo en equipo, diferencias étnicas, preferencias, entrenamiento y más, son desarrollados, bien distribuidos en tiempo y espacio con buenas actuaciones y excelente química por parte de Dacre Montgomery (Jason/Ranger Rojo), Naomi Scott (Kimberly/Ranger Rosa), RJ Cyler (Billy/Ranger Azul), Ludi Lin (Zach/Ranger Negro) y Becky G (Trini/Ranger Amarillo).



A ellos se les une Elizabeth Banks como una Rita Repulsa magnifica, un diseño más femenino y fuerte, se nota que Banks disfrutó del papel y jugó a ser malvada con ironía, sarcasmo e inteligencia.



A lo anterior, se le añade aspectos técnicos decentes  como la música, decoración, las tomas – las cuales, algunos encontraran mal, a mi me parecieron interesantes. Por otro lado, atrás quedaron los efectos del primer film en 1995, aunque no se comparan a otros de mayores casas productoras, no tuvieron miedo de competir y arriesgar, el producto es bueno (la mayor parte del tiempo). Los diseños varían, los Zords son adaptaciones modernas de los dinosaurios, a la Transformers; los trajes son toscos dando un aspecto similar a los de la primera cinta (adiós malla) y simulan la idea alienígena que nos han transmitido los medios; el robot Alpha 5 fue muy criticado pero uno se enamora de la personalidad que le dan en voz de Bill Hader; lo mismo ocurre con Zordon cuya voz de Bryan Cranston le da un toque patriarcal.

Hay muchos aspectos a enumerar, pero no se dirán para que el publico los saboreé, eso sí, atentos a los cameos, frases, así como a la escena post-créditos.



Seguro otros querrán ser superhéroes de Marvel o DC, pero en mi vida han pasado veinte años y esta película me recordó que aún quiero seguir siendo un Ranger o Sentai, da igual el color.