lunes, 13 de marzo de 2017

Logan

Crítica publicada el día 9 de Marzo en ADN Morelos 

“So, this is what it feels like” (Así que, esto es como se siente) es una de las frases finales del personaje de Logan/ Wolverine en la cinta Logan. Parafraseando al susodicho, así se siente: Una pesadumbre en nuestros corazones, un hueco al final. Pesar y despedida. En el 2000, X-Men inauguraba la era de los superhéroes, y presentaban un gran elenco, entre ellos al Australiano Hugh Jackman como Wolverine y Patrick Stewart como Charles Xavier. Tras 17 años, Logan marca el fin de una época.

Wolverine está envejeciendo, y se encuentra en un estado vulnerable. Después de una vida de dolor y angustia, sin rumbo y perdido en el mundo donde los X-Men son leyenda, su mentor Charles Xavier lo convence de asumir una última misión: proteger a una niña de nombre Laura (Dafne Keen), la cual es la única esperanza para la raza mutante.



Los comics son diferentes y más completos a lo que vemos en pantalla, los films son adaptaciones de las historietas e historias creadas para el propio universo cinematográfico. Wolverine Origins (2009) nos presentó los inicios del personaje; The Wolverine (2013), una de las aventuras que tuvo en solitario y en la etapa de Japón; Logan finaliza las aventuras de este amado personaje. Con estas cintas en solitario se vino de menos a más y ese “más” es Logan ¡Vaya forma de finalizar! Tras los sucesos de Días del Futuro Pasado, hay una vida alterna para todos, en algún momento algo resulta mal y para el 2029 vemos una especie de western moderno con matices reales y musicalizado por “The Man Comes Around” de Johnny Cash. James Mangold vuelve a tomar la batuta (dirigió The Wolverine), su filmografía es ecléctica (Girl, Interrupted, 1999; Walk the Line, 2005; Knight and Day, 2010) y con está película se enfrenta a decisiones diferentes y triunfa.

Logan es la obras más real dentro de la saga X- Men, muestra a personajes envejecidos, un sistema que logró acabar con los mutantes y a la vez, realizar sus versiones a su favor. Es madura, cargada de detalles humanos, escenas en las que se aprecia la vida (para bien o para mal), es muy violenta, bien hecha, quizás con algunas irregulares pero fácilmente olvidables ante el producto final.



Posee actuaciones de gran nivel, simpatía, camaradería y química por parte de Hugh Jackman y Patrick Stewart quienes se volverán un hito en los films de superhéroes y, al menos con ésta en cuestión, de las mas tiernas duplas cinematográficas. Los dos intercambian momentos, risas, tensión, lagrimas, amistad que traspasa al espectador y nos dicen “esto es lo que se ha creado por años, tómenlo, es para ustedes”; a la par, el dúo abraza y recibe a los integrantes que los acompañan en esta última travesía: Stephen Merchant como Caliban (personaje que apareció en X- Men Apocalipsis, 2016), Elizabeth Rodríguez, Eriq La Salle, Boyd Holbrook, y a la casi debutante, Dafne Keen (quien es española); la niña se mueve con soltura entre estos maestros del teatro y del cine, es una revelación y hay reconocimiento para ella, a la vez, es la voz, rabia y lagrimas del espectador.


Vienen nuevas cosas para los X- Men, la Fox ha iniciado una expansión descomunal y como diría Deadpool “Sus timelines son confusas”. Ya viene la tercera parte de First Class antes conocida como “Supernova” pero cuyo titulo ya fue desmentido; ya se encuentra al aire la serie “Legion”; se rumora otras como “The New Mutants”, “X- Force” y una dirigida por el iniciador de todo esto, Bryan Singer. La saga X- Men ha tenido tropiezos, pero también muchos altos, resultados vitoreados por el fandom, aplaudidas por la crítica y publico: X- Men, 2000; X2, 2003; First Class, 2011; Días del Futuro Pasado, 2014. Pero Logan se vuelve épica, ya sea porque es nostalgia pura con respecto a que los años nos alcanzaron y se vuelve entrañable, o porque de verdad, es un gran trabajo que le hace justicia a la franquicia, al héroe y al publico.




No hay comentarios: