domingo, 13 de noviembre de 2016

Doctor Strange: Hechicero Supremo

Crítica publicada en El Sol de Mazatlán y ADN Morelos el día 2 y 3 de Noviembre, respectivamente. 

Gusta lo que Marvel hace con historias no tan populares, es más libre y las hace atractivas o excelsas ¿Ejemplo? Guardianes de la Galaxia, Ant Man y ahora, Doctor Strange.

Cuenta la historia del Neurocirujano Stephen Strange quien, tras un accidente automovilístico, pierde la movilidad en sus manos y se enfrasca en el mundo oculto de dimensiones alternativas y magia.



El comic fue creado por Stan Lee y  el dibujante Steve Ditko, la cinta es dirigida por Scott Derrickson quien tiene en su haber una amplia gama de obras del genero de terror (The Exorcism of Emily Rose, 2005 ó Sinister del 2012, por mencionar algunas) rasgo que trasladó a este film. Visualmente es un espectáculo con detalles muy raros o no comunes de ver en el Universo Cinematográfico Marvel, aspectos y extraordinarios efectos tridimensionales, caleidoscópicos, oníricos y geométricos acompañan la historia común de un héroe que surge de la nada – como suele ser – y que tiene un viaje interior para abrazar su nueva vida, decir adiós al pasado y superarlo; es quizás, la película más intrapersonal de Marvel a la fecha, sin abandonar los detalles que simbolizan al estudio como un humor oportuno.





Uno de sus más grandes “Hits” es el elenco – a diferencia de otras que cuentan con un gran reparto que no saben nivelar o utilizar – y su tiempo en pantalla. Encabezado por un excelso y gran Benedict Cumberbatch es, en gran parte, todo el largometraje ya que sus maneras y personalidad se funden con el personaje a la perfección. En un principio atrae al publico por su valoración excesiva, pero luego entabla empatía  cuando comienza su reflexión. Tilda Swinton fue elegida como “The Ancient One” con mucho escepticismo por parte de los fanáticos ya que en el comic “El Anciano” es hombre (ya deberían de hacerse a la idea que las adaptaciones a la pantalla grande ya son muy diferentes a la obra escrita). Sin embargo, Swinton, interprete potente, crea un personaje lleno de magnetismo y misterio. El resto del elenco, Chiwetel Ejiofor, Rachel McAdams, Mads Mikkelsen, Benedict Wong, están bien y amenos de ver (lamentablemente la vi en español y no puedo profundizar mucho en este aspecto, lo que hago es guiarme por expresiones).



Michael Giacchino en música cumple; tanto en vestuario, maquillaje, ambientación y locaciones se cumple; pero atrás queda esto, lo que es el mayor aspecto en la producción venidos de su post-producción son los efectos visuales, hasta el momento son lo mejores del año.


Por lo que ofrece en toda su duración, el cómo se acerca a su desenlace, cómo termina y por lo que presentan en una escena post-créditos, entusiasma saber lo que este personaje pueda brindar a futuro en sus películas en solitario y en compañía ¡Bienvenido a la familia, Doc!


No hay comentarios: