domingo, 2 de octubre de 2016

Star Trek: Más allá

Crítica publicada el día 15 de Septiembre el ADN Morelos

Hubo cambio de casi todo en esta cinta, el director  J.J Abrams, se convirtió en productor para irse a dirigir Star Wars VII: The Force Awakens (que para muchos es la competencia), el escritor Roberto Orci sería el director pero al final quedó como productor, y uno de los actores, Simon Pegg, funge como uno de los guionistas ¿Y saben qué? Aunque le falta un poco la pasión de Abrams, Justin Lin (sorprendentemente) entrega un buen producto y, por primera vez desde que inició la nueva franquicia allá por el 2009, la frase Space: the final frontier. These are the voyages of the starship Enterprise. Its continuing mission: to explore strange new worlds, to seek out new life and new civilizations, to boldly go where no man has gone before” por fin se adapta a las aventuras.

El USS Enterprise, la nave insignia de la Flota Estelar liderada por el capitán James T. Kirk (Chris Pine), vuelve a surcar el universo para asegurarse de la protección de la tierra y del resto de planetas aliados. Pero la tranquilidad durará poco y el peligro acecha. La primera etapa de su misión les llevará a un territorio desconocido, y su travesía de vigilancia pronto se convertirá en una carrera por la supervivencia espacial cuando se enfrenten a un nuevo y fiero enemigo, Krall (Idris Elba), una especie alienígena avanzada. Para frenar sus siniestros planes, Kirk deberá reunir a su equipo y usar todo sus recursos para resolver los desafíos a los que se enfrentarán. A la vez que intentan encontrar el modo de volver a la tierra, su misión será proteger el futuro de la raza humana y preservar la armonía entre especies.


Por fin vemos la actual misión del Enterprise, lo que nos habían mostrado en la serie (y en alguna que otra película del pasado) un viaje de exploración y hasta un nuevo mundo ¡y nos encanta! Y no solo eso, el mensaje de paz, unidad, igualdad, sin fronteras, no discriminación de géneros (Sulu se lleva una escena junto a su pareja)  y razas está presente en personajes y diálogos (en el encuentro final se simplifica “I fought for Humanity” dice Krall, “We change. We have to. Or we spend the rest of our lives fighting the same battle” responde Kirk) y hoy en día, aunque sea mero entretenimiento, se agradece. A la par, tiene aspectos cómicos más palmarios y divertidos que Star Trek: En la Obscuridad.

A nivel actoral no hay nada que discutir, es mas, hay que aplaudir que cada uno de los integrantes del cast tiene su espacio, momento y recursos (hasta los secundarios son mostrados y tienen un papel importante y las nuevas adiciones son bien recibidas), Jin da equilibrio a cada uno por separado. A la par, un pequeño homenaje a Leonard Nimoy está impreso, por otra parte, la lamentablemente muerte de Anton Yelchin (Chekov) llegó a muy poco tiempo del estreno, seguro hubieran hecho algo para honrarlo de igual manera.

En este tipo de producciones su nivel de locaciones, vestuario, decoración, música (ojo: hay una escena magnifica - de las mejores - con “música clásica” proveniente de los Beastie Boys con Sabotage) y efectos están decentes, pero esto funciona mas como un requisito que algo a resaltar, ya pasa desapercibido si no son usados con inteligencia y solo como suplemento fútil. 


Han pasado cincuenta años de la creación de la franquicia, ya confirmaron una cuarta entrega con algunas añadiduras y cambios (Yelchin no será reemplazado, su personaje desaparecerá) y sea lo que sea que pase, el viaje de la tripulación no ha terminado, y como siga el mundo cambiando, descubriéndose, chocando con ideas (y por supuesto, generando ganancias) seguro tendrán más fronteras que enfrentar.  


No hay comentarios: