domingo, 30 de octubre de 2016

¡Playball!

Columna publicada el día 26 de Octubre del 2016 en El Sol de Mazatlán

Ayer fue el día. Ayer dio inicio The World Series. Los Cubs de Chicago tras 108 años ingresan a una Serie Mundial, los Indians de Cleveland tienen menos tiempo de haber entrado, 19 años, mas no han ganado desde hace 68 años y este año dicho condado ganó la liga de la NBA. En el mundo de la ficción Ricky Vaughn de Major League (1989) y Henry Rowengartner de Rookie of the Year (1993) se enfrentan. Metáfora actual de la situación, los dos equipos traen grandes lanzadores. Uno de los dos eternos perdedores se coronará y como aficionados esperamos que sean encuentros memorables, que se vayan a extra innings, que se extienda la serie hasta el séptimo juego y que el final sea dramático y honroso para los dos equipos.

El Baseball ofrece historias sublimes fuera de la pantalla y dentro de ella, quizás no hay otro deporte con tal cantidad de películas y el tema ha desencadenado cintas de varios géneros y para todas las edades.

Para los pequeños una de las preferidas es “The Sandlot” de 1993 (Nuestra Pandilla en español) aquella historia de un verano en donde un grupo de amigos se juntan para jugar todos los días hasta que una pelota firmada por Babe Ruth se vuela al otro lado de la cerca donde vive un viejo amargado con una “bestia”.  Otros ejemplos para toda la familia con un buen tema, desarrollo y memorables son “The Perfect Game”, “The Rookie” y una de mis favoritas “Little Big League” donde un chico hereda un equipo y tiene que entrenarlo.

Para los de mayor edad, hay otras placenteras  y buenas películas como “42”, “Field of Dreams”, “The Natural” el documental “Catching Hell” sobre el aficionado que alcanzó una pelota de foul e impidió a los Cachorros de Chicago avanzar a la Serie Mundial en el 2003. El lado femenino no ha sido tan representado, la mas recordada es de 1992, “A League of Their Own” protagonizada por Tom Hanks, Geena Davis y Madonna, antes la pasaban mucho por cable, hoy en día ni sus luces. La predilecta en los últimos años es “Moneyball” con Brad Pitt, tiene buenas actuaciones, conocemos el mundo de los negocios, de transferencias, hay jugadas interesantes. Muestran al Rey de los Deportes desde otro ángulo. En dicho film dictan “Uno tiene que enamorarse del Beisbol”. Estuvo nominada a varios premios Oscar y tiene el reconocimiento de varios cinéfilos y de los apasionados del deporte. Es sublime.

Por otra parte, están los actores fanáticos que gustan protagonizar cintas del tema como Kevin Costner (recientemente prestó su voz para Fastball, documental que ya se encuentra en Netflix) o Charlie Sheen (querían que el fuera el encargado de tirar la primera bola). Muchos muestran su fanatismo dentro de alguna escena como Sandra Bullock en “Two Weeks Notice” en el 2002 (Amor a Primera Vista) donde el personaje de Lucy extendió el abrazo y le robó la oportunidad de un out a su equipo de los Mets “hey, a la próxima vayan a un partido de los Yankees” le reclama un jugador (un año después sucedería lo del aficionado de Chicago). O Ben Affleck, en una escena en “Gone Girl” donde porta una gorra, originalmente el director David Fincher le había dicho que usara una de los Yankees a lo que Affleck, quien es fanático de los Red Sox, respondió “David, te estimo, pídeme lo que sea menos eso, por ningún motivo usaré esa gorra“. Pasaron 4 días para que se volviera a retomar la filmación debido a ese asunto, la gorra fue sustituida por una de los Mets. ¡Imagínense, es como ponerse una gorra de los Tomateros siendo de Mazatlán! 

Para cuando lean esto, sabremos quién inició ganando, muchos dirán: “¡Los Cubs ya merecen ganar, además son los favoritos!” (Por un año de diferencia no coincidió con lo que diría Volver al Futuro ll sobre ganar la Serie Mundial en el 2015) o “¡Los Indios de Cleveland también tiene lo suyo!”. El resultado podría gustarnos o no, o simplemente podría llenarnos de emoción, son días a disfrutar (nuestra Liga Mexicana del Pacifico brinda esta emoción hasta enero). En fin, tome su manopla y pelota, llega el juego dos ¡Playball!

   
                                              

No hay comentarios: