domingo, 2 de octubre de 2016

Mi Amigo el Dragón

Crítica publicada el día 21 y 22 de Septiembre en El Sol de Mazatlán y ADN Morelos

Cuando era niña, papá nos llevaba a mi hermano y a mi a rentar cada sábado películas a Videocentro, cada uno elegía una. A veces, él se iba sólo y escogía, en una ocasión rentó “Peter y el Dragón”, la vi hace mucho y no la recuerdo bien. Se estrenó hace 39 años y obtuvo dos nominaciones al Oscar y a otros premios, es apreciada y querida por la generación de finales de los setentas y principios de los ochentas. David Lowery se encarga de dirigir una nueva versión de la historia de Seton I. Miller y S.S Field.

Durante años el Sr. Meacham (Robert Redford), un viejo tallador de madera, ha fascinado a los niños de la región con sus cuentos acerca de un feroz dragón que reside en lo más profundo de los bosques del Noroeste del Pacífico. Para su hija Grace (Bryce Dallas Howard), que trabaja como guarda forestal, estas historias no son más que cuentos para niños… hasta que conoce a Peter (Oakes Fegley). Peter es un misterioso niño de 10 años que no tiene familia ni hogar, y que asegura que vive en el bosque con un gigante dragón verde llamado Eliott. Con la ayuda de Natalie (Oona Laurence), una niña de 11 años cuyo padre (Wes Bentley) es dueño de la serrería local, Grace partirá en busca de respuestas que averigüen de dónde viene Peter, cuál es su verdadero hogar y la verdad acerca de ese dragón. 

Tiene algunos aspectos diferentes a la primera versión como los cambios de locación que va de un puerto a bosque, no hay cantos ni bailes pero la esencia es la misma, la aventura es el eje de la cinta sobretodo con las escenas de Elliot, la animación y su personalidad están bien trabajadas y en más de una ocasión podría parecer sumamente tierno que se querrá abrazar y en otras parecerá un dragón temperamental. Por otra parte, posee un aura muy humana, de confianza hacia el prójimo, empatía y compasión. También, la rodea un ambiente sin tiempo, un espacio lleno de nostalgia donde no hay autos lujosos, ni Smartphones, sino una historia proveniente del ayer, algo que si se sabe detectar se sabrá apreciar.

A nivel actoral nunca hay nada demandante pero los actores de peso como Robert Redford, Bryce Dallas Howard, Karl Urban y compañía hacen que “Mi Amigo el Dragón” sea superior por el hecho de apoyarla con su participación, quien realmente es el actor principal y lo hace muy bien es Oakes Eegley ( y también el niño que lo personifica de pequeño).

En si, no es una película mayor en producción pero por ninguna razón habría que renegar de ello, tiene un aire bondadoso e inocente que hoy en día se agradece. La familia la valorará y los niños se entusiasmarán y tendrán intereses por lo que le sucede a este ser que podría parecer peligroso pero que no es, es un film perfecto para empezar a enseñar a los chicos misericordia y vivir sin estereotipos.



No hay comentarios: