martes, 25 de octubre de 2016

Kubo y la Búsqueda Samurai

Crítica publicada el día 12 y 13 de Octubre en El Sol de Mazatlán y ADN Morelos.

¡Ya denle un Oscar a Laika Studio! Bueno, realmente no necesita de un premio para obtener reconocimiento o valoración pero sí del impulso mediático que da el susodicho y Laika necesita ligeramente de esto para que las personas conozcan su obra, y es que, aunque gocen de buena distribución es hiriente ver que las salas no se llenan por completo cuando así debería de ser. La productora - ¡Cada vez mejor! - ha realizado cintas como Coraline (2009) nominada al Oscar a Mejor Película Animada; ParaNorman (2012); y Boxtrolls (2014), también nominada al Oscar. Ahora, se espera que obtengan un resultado similar y por fin un premio por Kubo y la Búsqueda Samurai, la cual es una belleza.

Kubo vive tranquilamente en un pequeño y normal pueblo hasta que un espíritu del pasado vuelve su vida patas arriba, al reavivar una venganza. Esto causa en Kubo multitud de malos tragos al verse perseguido por dioses y monstruos. Si de verdad Kubo quiere sobrevivir, antes debe localizar una armadura mágica que una vez fue vestida por su padre, un legendario guerrero samurái.

La narrativa es algo que está dentro de Kubo y así como mantiene expectante a sus espectadores dentro del film, también a los que estamos fuera de él nos embelese con su prosa, estilo y una historia bastante especial cargada de nostalgia, fraternidad, responsabilidad, virtudes y en contraposición constante debido a las fuertes experiencias que Kubo enfrenta, inocencia. Hay conocimiento en el tema y una investigación de las costumbres ancestrales y respeto por ellas, todas están plasmadas en una excelente animación Stop Motion muy superior a lo que hemos visto en mucho tiempo tanto del estudio o de cualquier otro que haya utilizado esta técnica. Visualmente es una obra mayor y quizás la mejor cinta animada del año, basta con ver y apreciar los detalles en las facciones, la preciosa escena inicial, el enfrentamiento entre “Simio” y “Las Hermanas” o cuando Kubo hace sus creaciones Origami para entender lo que el director Travis Knight y su equipo lograron. 

Existen una variedad de elementos que la acompañan hasta el final y son bastantes palpables, ya sea por lo mencionado, por la experiencia que se tiene en el viaje de Kubo, o debido a la opresión inexplicable en el pecho cuando empiezan los créditos: posee mucho corazón.

En cuando al doblaje, en inglés interpretes como Charlize Theron, Rooney Mara, Ralph Fiennes, George Takei, Matthew McConaughey, Art Parkinson dieron voz a los personajes. En México, últimamente algunos estudios tratan de regionalizar el proceso convirtiéndolo en algo “chapucero”. Alienta saber que Laika sigue los pasos de Disney y busca voces afables. Como parte del Star Talent, Cecilia Suárez (irreconocible) y Sofía Espinosa aparecen en el elenco con una técnica de altura. También hay que reconocer el trabajo de José Luis Piedra dando vida a Kubo.

Este fin de semana que asistí a la función, a mi lado un par de niños estaban ensimismados hacia la pantalla, de vez en cuando intercambiaban susurros y comentarios, en una ocasión su emoción llegó alto y expreso “¡me gusta esta película!”. Lo atribuí a mi sentir.


No hay comentarios: