domingo, 2 de octubre de 2016

Julieta

Crítica publicada en El Sol de Mazatlán el día 14 de Septiembre

Basada en los relatos “Destino”, “Pronto” y “Silencio” de la canadiense ganadora del Premio Nobel de literatura, Alice Munro. Pedro Almodóvar vuelve a dirigir un drama, tras la fastidiosa “Los Amantes Pasajeros”, el español necesitaba encontrarse o encontrar una historia que le motivará contar y hacer sentir al publico; ya la había hallado desde hace tiempo, realizó un borrador pero por siete años no se animó a filmarla. Finalmente lo hizo, y podemos decir que hacia mucho no veíamos a este Pedro.

Cuando Julieta está a punto de abandonar Madrid para irse a vivir a Portugal, se encuentra por casualidad con Bea, una antigua amiga de su hija Antía, de la que no sabe nada desde hace años. Bea le cuenta que vio a Antía en el lago Como, en Italia, y que tiene 3 hijos. Aturdida por la noticia, Julieta cancela su viaje a Portugal y decide escribir sobre su hija, desde el día en que conoció a su padre durante un viaje en tren.

El director vuelve a hacer uso de su agilidad como narrador en una cinta que se siente corta de duración ante la dicha de seguir disfrutando su estética, color, actuaciones, locaciones (en la obra original es Canadá, pero el Manchego decidió que suceda en Madrid, España), en fin, de toda su habilidad para enganchar al publico con estos elementos y argumento, uno sencillo pero a la vez poderoso, dramático, real, doloroso, lleno de culpa y de perdida. Lo que sucede es a base de dialogo, nutrido por algunas escenas para mostrar lo que sucedió, acompañar o darnos una idea de los detalles que se cuentan. La protagonista Julieta nos está narrando - y a su hija -  lo que ha sido su vida, y como amante de la literatura, maestra y al parecer escritora nata, nos embelese.

El soporte mayor son sus actuaciones, como es sabido las mujeres son las musas de Almodóvar. Son pocos los actores masculinos con los que se entiende (Antonio Banderas, Darío Grandinetti, Javier Cámara) pero con las féminas logra una gran sintonía, la dirección que les da a Emma Suárez y a Adriana Ugarte es monumental, las dos representan diferentes Julietas y a la vez una misma, la dotan de avidez, calidez, inteligencia, amor, depresión. Ahora, podría no ser adecuado notarlo y no es el interés fundamental pero, de las dos, Ugarte es en quien se percibe más el cambio desde su inocencia hasta su edad madura, la actriz se muestra excelsa; por otra parte, Emma Suárez (también muy bien) encarna a la que tiene pesar, pena y en la que revive la esperanza.  En el reparto de mujeres también se encuentra Rossy de Palma, Inma Cuesta, Michelle Jenner, Blanca Parés, se les une Daniel Grao, el mencionado Darío Grandinetti y Joaquín Notario.


Podrían decirse mucho, incluso que no hay novedad y que el director vuelve a su esencia sin haber evolucionado (quizás se espere algo diferente de él y a la vez muy de él) lo cierto y se puede debatir que, al menos, no se ha perdido como a otros les ha pasado. Lo que sí es un hecho, Pedro Almodóvar ha realizado su mejor película de los últimos diez años.  


No hay comentarios: