martes, 6 de septiembre de 2016

Ben-Hur

Crítica publicada en ADN Morelos el día 2 de Septiembre

Basada en el libro de Lewis Wallace, nuestro conocimiento generalizado del personaje data de 1959 por la película protagonizada por Charlton Heston. Ben-Hur de aquel tiempo rompió por primera vez el record de once premios Oscars y, como ya lo había expuesto hace unos meses, es una de las favoritas en época de Semana Santa ¿la nueva también lo será?

Dirigida por Timur Bermambetov narra la amistad que, por un incidente, se convierte en terrible rivalidad entre el noble judío Judah Ben-Hur (Jack Huston) y el romano Messala (Toby Kebbell).


 Hace mucho tiempo que no veía la versión que la mayoría conocemos, y hace poco quise hacerlo, a modo de queja y de advertencia comento que la Warner Home Entertainment de México me lo impidió, resulta que ciertos DVD´s de su casa están “echados a perder” debido a la pobre calidad con la que fueron manufacturados y el paso del tiempo ha repercutido. Primeramente, chequen su colección y segundo, una disculpa anticipada si no hago mención amplia de dicha cinta pero ya saben por qué.   



En esta especie de remake o nueva adaptación hay unos cambios significativos en la trama (como el accidente que desencadena todo el conflicto) pero también hay una ligera mayor inclusión de la idea monoteísta que está ampliamente expuesta en la novela de 1880. En la película de 1959 dirigida por William Wyler, dicha línea argumental era tocada pero no se sentía tanto como en la que está en pantalla grande en la actualidad, incluso, se modifica el final para ir acorde a las acciones que se plantean como es el perdón, misericordia, amor al prójimo. En sí, combina más el sentir de la novela pero no el quehacer cinematográfico, goza de efectos especiales, mejor montaje en las escenas del circo Romano y una buena producción que involucra vestuario (muy modificado e inexacto), diseño, locaciones, atrezzo y más, pero ello no le alcanza para crear el espectáculo que hizo su predecesora a finales de los cincuenta.

En actuaciones ni se diga, vemos a caras no tan conocidas como es el caso de Jack Huston como protagonista, el británico no tiene la presencia imponente para encaminar el film; es el actor Toby Kebbell (quien tiene más amplia trayectoria y poco a poco va repuntando) el que lleva a poco más las riendas de la cinta. Morgan Freeman también aparece y sólo él tendrá sus motivos para haber aceptado; lo vemos en una reinterpretación tanto física como en otros paradigmas e incluso en transposición del Jeque Ilderim (con tintes de Quinto Arrio).




El director comenta que se decidió realizar una nueva versión por el cambio de los tiempos y de la cinematografía. Lo cierto es que las cinco adaptaciones pasadas han tenido una propuesta mayor, sobretodo en el séptimo arte. Ben- Hur ´16 lo quiere hacer en las creencias religiosas, pero en el mundo actual ya no es viable, incluso es extemporáneo, estamos en un mundo donde se debe propagar el respeto y la libertad de credo, no aboga por eso pero se le concede el mérito al reflexionar sobre el posible cambio de una persona a través de la misericordia, perdón y arrepentimiento.

No hay comentarios: