jueves, 4 de agosto de 2016

Los Ilusionistas 2

Crítica publicada el día 27 y 28 de julio en El Sol de Mazatlán y ADN Morelos.

Tras la buena recepción de la primera parte en el 2013, llega la secuela del grupo de magos que ejercen justicia en el mundo.  El elenco, una vez mas, es de primera y gracias a ello la cinta se mantiene bien, en parte por la dimensión de los actores.




Un año después de engañar al FBI y ganar la adulación del público con sus espectáculos de magia al estilo Robin Hood. Los Cuatro Jinetes reaparecen en una actuación con la esperanza de exponer las prácticas poco éticas de un magnate de la tecnología. El hombre detrás de su acto de desaparición no es otro que Walter Mabry (Daniel Radcliffe), un prodigio en la tecnología que pone en peligro a los Jinetes y los lleva a cometer un asalto aún más peligroso. Su única esperanza es llevar a cabo un último truco sin precedentes para limpiar sus nombres y revelar la mente maestra detrás de todo.

Tras la ilusión de su predecesora al grupo de jinetes se les cayó el montaje con esta cinta, ya no presenta novedad, es débil en trama y falta de proeza; sin embargo, lo que pesa es la personalidad bien fundida de los personajes, la excelente manufactura de Michael Caine, Morgan Freeman, Mark Ruffalo, Jesse Eisenberg, Woody Harrelson, Dave Franco, Daniel Radcliffe y Lizzie Caplan, ellos hacen que la cinta tenga vigor, y  gracias a una serie de trucos de magia que se conjugan con acción hay entretenimiento.



Un punto a comentar (no destaca), Daniel Radcliffe no es uno de los protagonistas y su personaje es el común villano que pudo haber aparecido insípido pero, o Daniel tiñe de matices un poco mas de lo que se espera del personaje o es porque realmente lo vemos ya quitándose la imagen que le dio fama mundial. Por otra parte, es bueno ver a Lizzie Caplan (Mean Girls, 2004; Cloverfield, 2008) en una cinta que será vista por muchos, es una actriz muy subvalorada, ella entró a la producción cuando Isla Fisher no pudo empatar su agenda para aparecer en la película. Quien tiene buenos chistes siendo Merrit McKinney es Woody Harrelson, pero molesta personificando al hermano gemelo de su personaje inicial, el resultado es burdo, tonto, e imprescindible esa añadidura.

Entretenida sería la definición concreta si se asiste evitando comparaciones, innecesaria por si te quedas sin verla (la primera sigue siendo la eficiente), aunque, volvemos a tocar el tema del elenco, quizás por el mero hecho de verlos o escuchar a Morgan Freeman es por lo que vale la pena pagar boleto en un domingo.



No hay comentarios: