sábado, 27 de agosto de 2016

Me estás matando, Susana

Crítica publicada el día 24 y 25 de agosto en El Sol de Mazatlán y ADN Morelos, respectivamente. 

¿Quién no ha tenido problemas de pareja?  Si no es así, no son raros, al contrario ¡que bien! pero y si es así ¿Quién no ha sentido que por más que amas a una persona se necesita un tiempo en solitario? ¿Qué pasa cuando una persona no reconoce tus triunfos o cuando no se comprenden en sus aspectos profesionales? ¿Qué pasa cuando hay que encontrarse y buscar el porqué amas a tú pareja o porqué la amabas? ¿Qué pasa cuando se toma muy literal el “necesito espacio”, separarse por un tiempo, lejos de uno y del otro? Basada en la novela de Ciudades Desiertas del escritor de la Literatura de la Onda, José Agustín y dirigida por Roberto Sneider (Arráncame la Vida, 2008), la cinta es protagonizada por Gael García Bernal y Verónica Echegui .

Eligio, un carismático y mediocre actor de 28 años, vive en la fiesta. Un buen día llega a su casa para descubrir que su esposa Susana se ha ido sin explicación o advertencia. Eligio la busca por todas partes y al hablar con la gente va cayendo en cuenta de que entre ellos las cosas no andaban tan bien como él pensaba. Después de un tiempo, Eligio descubre que Susana ha ido a una universidad en una pequeña ciudad del centro de los Estados Unidos. Eligio malbarata su auto y se lanza furioso a buscarla.



No puedo decir que la cinta es fiel a la novela pues no la he leído, pero a partir de este momento salgo a adquirirla, sin embargo, en la últimas horas antes de este escrito he buscado detalles en Internet y por lo que leo está bastante apegada en trama, diálogos (se le agrega el “Porque te quiero, pendeja”). La obra es pequeña en longitud, ello involucra un guion audaz, ágil y de conocimientos del tema para mantenerse fiel al argumento y a la vez que convenga a lo que se expone; Me estás matando, Susana lo tiene, es entretenida, cuando la intención lo amerita es divertida y en las partes dramáticas atrapa fuerte. La cinta en parte es Gael, muestra una vena cómica agradable, desalienta en ocasiones, causa compunción e incluso resulta procaz. Por otra parte, en un rol importante pero no tan protagónico como es el de García Bernal se encuentra la española Echegui, lo hace bien y tiene muy buen entendimiento con el mexicano, pero no hay una explosión mayor en su interpretación, si sólo fuera por su participación el publico nunca entendería porqué decidió el camino que tomó, es el personaje de Eligio – y Gael – el encargado de llevar sobre la marcha las conclusiones del publico. Por otra parte, es la ambientación un elemento fundamental y de gran importancia tanto en la CDMX y en Iowa; son esos rincones de casa, en el cuarto universitario, en un bar, los que logran mayor intimidad entre la pareja, así como el circulo de amigos y las circunstancias y choques culturales que los rodean. El encargado de ello es el ganador del Oscar, Eugenio Caballero.



Ahora bien, podría hacerse un análisis profundo de la transposición bien lograda de la novela a la pantalla grande; de la relación que se muestra y que habla mucho de una pareja (no sé si esto está bien o mal, en la sala muchos se sintieron identificados), sobre todo del muy sonado aforismo sexista  denominado “Macho Mexicano” que mas que ello – al menos en pantalla – es un hombre enamorado y apasionado e incluso desesperado por encontrar qué hizo mal para que Susana lo abandone. Ergo, se encuentra ella, quien actúa de una forma a veces infantil y en su mayoría sensata con procederes provenientes del meollo creado por su existencia profesional y personal que produjo la falta de comunicación y empatía entre ambos (uno no ponía atención a los logros profesionales y otra no hacia saber el cariño que sentía por su pareja); o, del encuentro y choque de culturas entre México y E.E.U.U, pues hay varios elementos aproximados a varias vivencias personales, o cosas que se gustarían decir o hacer, ello va desde la llegada, recibimiento, comida, tratos, clima y más. No, el interés de esta crítica es hacerle saber lo que se puede encontrar, seguro ya habrá a futuro un amplio análisis de lo que se menciona en este párrafo. 

Me estás matando, Susana es una cinta de producción mediana y bien hecha, nihilista en ocasiones, intima, con la que es fácil identificarse –¡ay!– divertida y una agradable sorpresa en cartelera.


domingo, 21 de agosto de 2016

Cazafantasmas

Crítica publicada en ADN Morelos el 18 de Agosto

Había muchos rumores sobre la realización de una cinta con el título “Cazafantasmas”, cuchicheos que por años sonaron en los cuales incluían al elenco original de los ochenta. Tras conocerse el reboot y con mujeres, las críticas fueron amplias, duras, salvajes, misóginas, mal intencionadas y prejuiciosas. El primer tráiler logró ser el avance con más “no me gusta” en la historia de You Tube. Alrededor de un mes llegó el estreno en los E.E.U.U y ¡sorpresa! Contra todo pronostico no era mala, por el contrario, muy divertida.  Llega (las) Cazafantasmas a México y hay que ser sinceros ¡son las perfectas mujeres a llamar si hay algo extraño en nuestro vecindario!



Manhattan, Nueva York. Después de casi treinta años sin saber de ellos, los fantasmas y demonios se han vuelto a escapar de los infiernos para destruir la ciudad. Esta vez un nuevo equipo de Cazafantasmas, formado por un grupo de cuatro mujeres, está dispuesto a terminar con cualquier amenaza espectral. 



Paréntesis. Al parecer el humor femenino es algo que no les gusta a los hombres, por el año 2011 se estrenó Bridesmaids, protagonizada por Kristen Wiig y Maya Rudolph y dirigida por Paul Feig. Las mujeres la amamos, era una película real en la que había: borrachera, amor, sexo, amistad, humor, burla, sarcasmo, boda y más. A ciertos hombres no les gustó y otros la aplaudieron.  Cierro paréntesis.

Pues bien, el director de esta versión es Feig y una de sus protagonista es Wiig (siempre genial), a su lado se encuentra Melissa McCarthy, Leslie Jones y Kate McKinnon (sumamente estupenda), mujeres reales de diferentes tamaños, colores y edades; es un deleite verlas comunicarse, interactuar y en acción, gozan de una química espectacular y en parte eso es la cinta, ahora bien, se maneja diversos tipos de humor que van desde el chascarrillo físico, pasando por el sarcástico (Psst haters, por ahí saldrán sus comentarios), el blanco, negro entre otros, aunado a referencias de la franquicia y actores o películas de los ochentas como Patrick Swayze y Tiburón (la frase “Don´t be like the mayor in Jaws” debe colocarse como una de las mejores frases del año) . El film tiene algunos altibajos los cuales son justificables y poco importantes ante el tamaño de su elenco que incluye Chris Hemsworth (Thor) como el recepcionista del intento de “compañía” que quieren hacer, el australiano se apunta como actor que puede dominar la comedia y a decir verdad posee muchos de los momentos hilarantes (atención a cuando quiere contestar el teléfono y a su entrevista para el puesto) su personaje es la contraparte del arquetipo “rubia tonta” que suele estar en nuestra mente, y no es el único paradigma, hay ciertas escenas que contrastan con los estereotipos que existen y eso va desde el físico de las protagonistas, sus gustos o a las críticas que enfrentan por su trabajo. Cabe destacar que algunos actores del elenco original hacen cameos: Bill Murray, Dan Aykroyd, Sigourney Weaver, Annie Potts, Ernie Hudson ¡hasta Stay Puft Marshmallow Man (hombre malvavisco)!




Humorística, bien actuada, fresca, divertida, con un diseño bastante decente con respecto a los fantasmas (aunque excesivamente colorido), no hay mucho que exigirle salvo para lo que fue manufacturada y eso es poner una sonrisa en nuestras bocas. Llego el momento de hacer a un lado prejuicios, y aunque necesitamos historias originales (ya se anunció el reboot femenino de Oceans´s Eleven con Sandra Bullock a la cabeza), atesoremos la nostalgia ochentera y demos la bienvenida a la aventura femenina, al equilibrio e igualdad, si alguien quiere ser astronauta que lo sea, si se quiere ser directora de cine que lo sea, escritoras, políticas, futbolistas o Cazafantasmas, que lo sean.




PD:
(La amé)

El Buen Amigo Gigante

Crítica publicada el día miércoles 17 de Agosto en El Sol de Mazatlán 

Una nueva adaptación de los clásicos de Roald Dahl se une a obras como “Las Brujas”, “Matilda”, “James y el Durazno Mágico”, “Fantástico Mr. Fox” y a las dos cintas de la Fabrica de Chocolates, entre otras. Es raro pensar que Steven Spielberg, director de la obra de la cual aquí se habla, y Disney Company nunca se habían unido para realizar un proyecto, pues bien, el tiempo llego y he aquí el resultado.

Una niña de nombre Sophie que se alía con la Reina de Inglaterra y con un gigante bonachón para impedir una invasión de malvados gigantes que se preparan para comerse a todos los niños del país.

La película destaca por dos cosas, primeramente los mensajes los cuales son el soñar, creer que se pueden lograr los sueños y la amistad que se forma a pesar de las diferencias físicas, idiomas, tamaño o incluso de pensamiento. Ese es el principal mecanismo de función del film que no tiene nada que ver con lo entregado en Puente de Espías donde dio muestra de su mejor visión como un maduro narrador. Pues bien, quizás sea el contexto y el estilo del cual quiso dotar a El Buen Amigo Gigante pero no se nota su cosecha y personalidad (parece que se retrocedió a los años de War Horse) e incluso produce rareza que la continuidad sea irregular.


El segundo elemento a destacar es la interacción entre el ganador del Oscar Mark Rylance (galardón que recibió al ser dirigido por Spielberg) convertido en gigante gracias a un decente Motion Capture y la debutante Rubi Barnhill; hay química entre ambos y gracias a ello nos entregan momentos de ternura, lealtad, compasión, amistad y de diversión.

A la par, posee otros aspectos interesantes como la escena inicial y otras como cuando se “preparan los sueños” o cuando se “capturan”, aparte, hay un jocundo placer al escuchar al Buen Amigo Gigante hablar.


Quizás esperábamos una obra espectacular por parte del realizador tras su pasada producción o algo prodigioso por colaborar con la mayor casa de entretenimiento mundial, no fue así.  Aunque, podría ser que debido a nuestra incapacidad de sentir inocencia, o de creer en nuestros sueños, de pensar en una obra que habla y muestra amistades imposibles asunto que hoy en día en nuestro mundo es impensable o complicado no la sepamos valorar; quizás no sea el producto que nos fue entregado, puede que seamos nosotros y nuestra contaminación interna por lo que no logramos entender una cinta llena de bondad.


domingo, 14 de agosto de 2016

Escuadrón Suicida

Crítica publicada en el periódico El Sol de Mazatlán y ADN Morelos

Marketing, el plan perfecto para llegar al éxito o al fracaso. Una buena campaña de mercadotecnia puede hacer que el producto funcione, o en su caso atraiga la atención, tal como es este caso. El avance cinematográfico de Escuadrón Suicida se presentó hace un año en la Comic-Con de San Diego, obvio causó emoción y expectativa. Los mencionados ya habían tenido aparición Live Action en Smallville hace unos años y en Arrow recientemente, en animación se les puede ver en Batman: Ataque a Arkham del 2014 por mencionar un ejemplo. Bien, no hay porque abundar más de lo que ya se sabe debido a las redes sociales (críticas, fanáticos, problemas de distribución), fue pintada como lo mejor del año y no lo es, tampoco es tan mala, simplemente no es genial como todos esperaban.

Mientras el gobierno de EE.UU no tiene claro cómo responder a amenazas particulares en su territorio, Amanda 'El Muro' Waller (Viola Davis), la líder de la agencia secreta A.R.G.U.S., ofrece una curiosa solución: reclutar a los villanos más crueles, con habilidades letales e incluso mágicas, para que trabajen para ellos. Sin demasiadas opciones a dar una negativa, los ocho supervillanos más peligrosos del mundo acceden a colaborar con el Ejecutivo en peligrosas misiones secretas, casi suicidas, para así lograr limpiar su expediente. 


Dirigida por David Ayer (End of Watch, 2012; Corazones de Acero, 2014) y producida por Warner (alguien dígales a sus ejecutivos que están entrando en focos rojos al menos en cuestión creativa porque eso sí, en taquilla van muy bien). Warner y DC no se han puesto de acuerdo en esta nueva etapa y no han encontrado su estilo en la ejecución de las cintas (Ayer por su parte se defendió citando a Emiliano Zapata con su “prefiero morir de pie que vivir de rodillas” haciendo énfasis a que él lo intentó). Escuadrón Suicida tiene menos problemas que Batman vs Superman, pero sí tiene SUS aprietos. El argumento de estos antihéroes ya es conocido, es la trama la que pudo haber dado para más pero no hubo riesgo, el intento es hacer entretenimiento Marvel pero a ellos les queda porque siempre han sido light; DC no, es oscuro. Estos antihéroes a ratos se convierten en héroes y resultan hasta más bonachones que los mismos justicieros (vean Batman vs Superman nuevamente, comparen), es mas, La Liga de la Injusticia animada tiene momentos más viles que éstos. Por otra parte, el desarrollo de personajes no está bien fraccionado, y aunque hay una presentación interesante del Escuadrón, más de la mitad son relegados y los únicos que destacan son Diablo (Jay Hernández), Deadshot (con todo y cara de pesadumbre de Will Smith) y una exquisita Harley Quinn encarnada por una destacada Margot Robbie a quien ya queremos en solitario.   




Queda muy por debajo Cara Delevingne como una de las “villanas” (¿Por qué siguen insistiendo en convertirla en “the big thing” Hollywoodense?) y Jared Leto, a quien le faltaron más escenas para embriagarnos de su Pimp Joker. Su participación quedó como un cameo, completamente irrelevante a la trama y sólo como aviso de un futuro acoplamiento al universo cinematográfico DC.

Pero no todo está perdido, al menos no es un desastre risible como lo hecho por Joel Schumacher en Batman Eternamente o Batman y Robin (aunque temo que no será tan divertido verla), hay ciertas escenas interesantes (sobre todo las sacadas de viñetas), tiene mejor continuidad que Batman vs Superman y su soundtrack no está nada mal (aunque pongan una canción cada 20 segundos).

¿Pero que esperábamos del film? David Ayer maneja bien la tensión real, la calle ¿Qué pasó? ¿No lo dejaron trabajar? ¿Por qué duele ver que la película no cumplió con expectativas de las cuales no tenemos un ejemplo claro? ¿Acaso seguimos esperando que DC nos ubique en la realidad como lo hizo Christopher Nolan o en su momento Zack Snyder con Watchmen? ¿Qué es lo que hace a una buena cinta de superhéroes? ¿El realismo de The Dark Knight conjugado con dirección y buenas actuaciones? ¿No esperar nada como en Guardianes de la Galaxia y que el resultado sea fresco? ¿O sólo entretenimiento como Ant-Man, Deadpool o Capitán América: Civil War? ¿Qué elemento se necesita para dictaminar un producto decente?




Creo que por parte de DC es realismo (aunque los escritores ya se quejen del legado Nolan). Tienes a un puñado de villanos ¡qué actúen como tal! ¡se convirtieron en ello por alguna razón, dales su lugar, indaga en ello! ¡también tienes a un puñado de personas en corbata mandándolos por intereses egoístas de corporativos e instituciones; también son villanos (algo así comenta Deadshot en una escena), puedes utilizarlo a favor!  ¿Qué paso en el proceso, a dónde querían llegar? Ni idea y parece que ni ellos saben.