martes, 26 de julio de 2016

Día de la Independencia 2: Contraataque

El año pasado se dio a conocer que harían la segunda parte de la cinta estrenada en 1996 y que catapultó a Will Smith al estrellato; por la que nos enteramos que no todos los alienígenas eran buenos o querían la paz (contrario a la idea en Enemy Mine, 1985; Cocoon, 1985; Third Encounters of the Third Kind, 1977); fue la que nos entretuvo deliciosamente aunque realmente es un churrito que se ha convertido en un referente de la cultura Pop. Pues bien, tras el tráiler, todos sabíamos que se acercaba otra mala película en camino pero de esas que si vas con mente en blanco te entretiene (Roland Emmerich es un experto en ello… o era) pero al ver el resultado en pantalla la frase “de Guatemala a Guatepeor” es directamente aplicable.

La trama se desarrolla en el 2016, son 20 años del estreno de la cinta y en la historia dos décadas de la salvación de la tierra ante la invasión. A diferencia del tiempo real, que sepamos (aunque es debatible), no hemos sido colonizados por otra raza diferente a la nuestra, así pues, ajena al mundo que conocemos hoy en día, las naciones se muestran unidas sin racismo ni discriminación (cosa que ha aumentado en estos últimos años en nuestra era) en la película se ve que el mundo avanzó en cuestión tecnológica con armas y transportación (conserva su discurso bélico), el día de la independencia de los Estados Unidos se convirtió en una especie de celebración general entre las naciones y la presidenta de dicha nación toma decisiones mundiales  (Según esto, las platica con otros lideres) pero en realidad se nota su ineficacia y ataca a un aliado que viene a ayudar y eso hace que la cinta dure más debido a ello. El ex presidente Whitmore (el cual quedó algo traumatizado por los sucesos del pasado) sabe más de cómo dirigir una nación que ella. Está secuela es bastante positiva si no tomamos en cuenta lo que sucede, se supone que había un plan por si volvían y como que los agarro de imprevisto pues los ciudadanos son dejados varados, pueden morir familiares y no se lamentan por ello y parece que otras partes del mundo no tienen armas para defenderse, pero todo bien salvo por algunas situaciones personales, pero de ahí en fuera todo bien, la generación que vio caer la naves espaciales en los noventas tienen héroes a seguir (aunque es curioso y divertido que un niño diga “dice mi papá que eso fue un truco”).

Bien, lo anterior es la cinta y más, nunca aburre, pero la vara que dejó la anterior sorprendentemente se puede decir que era bastante alta (ah, y ya amenazaron  y confirmaron con la tercera parte). Actoralmente es respaldada por antiguas generaciones (aunque solo salgan 5 minutos como Vivica A. Fox), nuevas (Charlotte Gainsburg, seguro ocupaba el dinero) y futuras (Maika Monroe) y aquí es cuando se comprende lo novedoso y lo simpático del primer film, eran efectos que pocas veces habíamos visto en aquellos tiempos, una historia de extraterrestres atacando como nunca antes se había hecho – con grandes efectos –  y personajes entrañables con los que nos familiarizamos. Día de la independencia 2: Contraataque respeta el nivel de efectos actuales con los cuales ya no nos sorprendemos, la historia mucho menos es nueva (ya hemos visto algunas cintas que hablan de ello Signs, 2002; Sphere, 1998; War of the Worlds, 2005; 10 Cloverfield Line, 2016; The Astronaut's Wife, 1999) y la gran cantidad de cast nuevo y viejo hace que desconozcamos quienes son los protagonistas y no hay clic con ellos (quizás la excepción sea Dr. Brakish Okun e incluso el líder africano Dikembe Umbutu).

Eso sí, algo “apreciable” es cuando – spoiler alert – una alienígena gigante va corriendo por todo el desierto de Nevada… por una extraña razón causa pasmo verla. El otro punto interesante es que, nos enteramos que son diferentes razas las que existen y que algunas son “amigas” de nosotros.


Contrario al año pasado cuando la nostalgia se apoderó de todos con Jurassic World, a los aliens les fue mal en su primer fin de semana en taquilla; en cuestión de entretenimiento los venidos del espacio exterior son menos a como se suponía viniendo de una cinta de Emmerich, claro que, tampoco fastidia.


No hay comentarios: