martes, 10 de mayo de 2016

Capitán América: Civil War

Crítica publicada el día 4 de Mayo en El Sol de Mazatlán y el 5 de Mayo en ADN Morelos. 

Tras la decepción mayoritaria de un enfrentamiento que se antojaba épico en Marzo pasado, Batman vs Superman, el frenesí hacia Civil War aumentó, al final de cuentas era algo semejante pues sería una lucha entre dos de los más potentes representantes de Marvel y de su universo cinematográfico (es más, hay algo similar respecto a la tragedia de padres). En dicho evento no estarían solos, tras partidas, desilusiones, asuntos políticos, cuestiones morales, el grupo Avengers se rompería y ello sería debido al surgimiento de dos teams, popularizados como Team Cap y Team Iron Man. El suceso ha llegado, la cinta presenta a ciertos personajes ya conocidos con anterioridad, algunos que solo tienen una película y a otros nuevos que vendrán en los siguientes años (es como Avengers 2.5 mencionan los productores).



Basada en el crossover creado por Mark Millar y Steve McNiven en el 2006, el nuevo film sigue a Steve Rogers  (Chris Evans) liderando al nuevo equipo de Vengadores en sus continuos esfuerzos para mantener a salvo a la humanidad. Pero después de los daños colaterales de otro incidente en el que el grupo de superhéroes está involucrado, la presión política instala un sistema de responsabilidad encabezado por el Gobierno para supervisar y dirigir al equipo. El nuevo ‘status quo’ provoca la ruptura de los Vengadores y da como resultado dos bandos, uno liderado por Steve Rogers y su deseo de que los superhéroes sigan siendo libres para defender a la humanidad sin la intromisión del Gobierno y otro liderado por Tony Stark (Robert Downey Jr.) que decide apoyar la decisión de la clase dirigente.



Sobra mencionar que la versión en pantalla grande es muy diferente a la del comic, incluido final y la omisión (e inserción) de algunos personajes. Lo anterior, es como dato curioso, ya es sabido que tiene que haber modificaciones en las adaptaciones, pero en general la idea es la misma: la regulación y registro a los superhéroes. La cinta entra directo y sin preámbulo con el conflicto al interseccionar a Bucky (Sebastian Stan) y una cuestión diplomática que desata la tensión, lo que para algunos se vuelve un asunto de lealtad, ambigüedad moral, derechos civiles, para otros es política y control, muy ligera – e inteligentemente – en la cinta se capta la introducción institucional y gubernamental que tratan de realizar a Los Vengadores y que hace que coaccione al grupo. Sin embargo – y es una lastima – el discurso se va más hacia lo emocional y se torna personalizado con elementos de venganza, amistad y fraternales, lo cual no significa que no este bien, por el contrario, se ve la ética de cada personaje y el resultado es bueno.

Hablando las figuras, junto a la trama bien sustentada, los personajes son el alma de la película. Es bien lograda la justificación de opiniones entre Iron Man y Capitán América, hace cuestionarte en ocasiones tu team inicial, a lo largo de dos horas vemos que en ocasiones uno tiene la razón y al pasar los fotogramas se manifiesta otro buen punto de la contraparte, así pues, al final de la cinta vemos una caída de héroes, de personas,  enemistad, antesala al perdón, es decir, conflictos bastante humanos que hacen entrever que ninguno tenía la razón, avivando una oculta piedad del publico que puede llegar a pensar pánfilamente, al salir de la sala, en una solución cortes a sus diferencias.  A la par, el villano llamado Zemo (Daniel Brühl), es alguien que, sin usar súper poderes, un hombre muy humano y por lo tanto diferente de otras entregas de Marvel, crea la desunión del grupo.



Por otra parte, el resto de los personajes son introducidos de forma exacta, hay buen tiempo para cada uno y son plasmados con buena ejecución. Poseen una característica de personalidad única, amen de la física. Destaca un truco realizado por Ant Man (Paul Rudd), la belleza y fuerza de Scarlet Witch y Black Widow (Personificadas por Elizabeth Olsen y Scarlett Johansson, respectivamente), Hawkeye (Jeremy Renner) con su temperamento, y el bastante simpático nuevo Spider Man (junto con su “inusualmente atractiva tía”) dado vida por Tom Holland, se ama al instante y se desea verlo en acción en solitario, pero acompañado es un caso para el recuerdo (Bien, muy bien Marvel y Sony por llegar a un acuerdo que se palpa podría resultar muy fructífero y quizás, el resultado abra camino para platicar con otros estudios). El que no tuvo tanta suerte al causar asombro fue Black Phanter (Chadwick Boseman), quizás por el poco conocimiento de su personaje, el próximo año quizás en solitario nos adentremos más a su ser. La batalla entre Team Cap y Team Iron Man emociona (aunque te llegas a preguntar el ¿Por qué está vacío el aeropuerto?).


La queja podría ser que es la misma formula de las otras cintas, si y no. Se siente que seguirán con ciertos detalles que las han convertido en un éxito (podría gustar o no), pero también evitan ciertas cosas que le acarrearon criticas (los chistes son menos, aunque hay uno bastante bueno referente a Star Wars); hasta el manejo de cámara es diferente, evolucionan con destellos de temas complicados, posee buena narrativa, estructura y edición, cosa difícil de encontrar en los pasados días (te hablo a ti Batman vs Superman). Capitán América: Civil War es buena y eleva el status de superhéroes que en ocasiones puede llegar a resultar tema trillado.



No hay comentarios: