sábado, 9 de abril de 2016

Batman vs Superman: El Origen de la Justicia

Crítica publicada el día 30 de abril en El Sol de Mazatlán y el día 31 de Marzo en ADN Morelos.


Ya sospechaba que esto pasaría, pero no de forma tan divertida. Todo lo que ha estado alrededor de la mercadotécnica, publicidad y reacciones ha sido entretenido. Por ahí estuvo Alvaro Cueva haciéndole una oda a la cinta y algunas reseñas en blogs personales son para carcajearse porque son sarcásticas y otras están interesantes porque comparten detalles de fanáticos que uno no puede ver. No soy fanática de DC Comics, conozco lo relevante de algunos personajes como Batman y Superman. Se algo de La Mujer Maravilla, Aquaman, Flash, Arrow, entre otros, es más, hasta de los Gemelos Fantásticos debido a la serie de televisión que pasaba Cartoon Network. Creo que el único comic que leí referente a DC fue un tomo de cuando enfrentaron sus personajes con los de Marvel. Pero lo que si sé es de cine, y desde el primer tráiler supuse que esto iba a estar… enredoso.



“Temiendo las consecuencias que las acciones de un superhéroe con poderes casi divinos podrían ocasionar si no están supervisadas, Batman, el formidable justiciero de Gotham, viaja a Metrópolis para confrontar a Superman, el salvador más reverenciado, mientras el mundo lucha con la interrogante de qué tipo de héroe realmente necesita. Con Batman y Superman enfrentados entre sí, una nueva amenaza pronto cobra fuerza, poniendo a toda la humanidad ante un peligro como nunca antes se conoció”.

He ahí, la sinopsis oficial (Es curioso, volviendo a leerla eso de acciones supervisadas suena a Capitán América: Civil War). ¿Y que obtuvimos? Pues sí, algo así, pero revuelto, como una capirotada.  David S. Goyer y Chris Terrio fueron los encargados de escribir el guion, ambos con trabajos bien hechos en Batman Begins (2005), The Dark Knight (2008) de Christopher Nolan, o Argo  (2012), respectivamente.  Y la idea parte de algo interesante, está un tipo que parece Dios (venerado como tal en un escena en México, donde al parecer eternamente es Día de Muertos), invencible a armas humanas; por otro lado se encuentra el hombre que tiene acceso a ellas y es inteligente. El conflicto inicia de la nada, vamos a poner justificación: si, puede haber tensión y rivalidad entre estos dos “colegas” que luchan en pro de la justicia. Por unos minutos nos hablan de cosas teológicas para luego pasar a, varias subtramas, y olvidar la pasada, y al final no profundiza en ninguna.



El encargado de esta cinta es Zack Snyder.  Dice el crítico Scott Weinberg “algunos de ustedes parecen sorprendidos que el director de Sucker Punch hiciera una mala película.”  El área de Snyder son los comics, casi todas sus películas son transposiciones de historietas, tiene un par de cintas que fueron aplaudidas como 300 (2006) o Watchmen  (2009) ¿Es culpa de Snyder lo que vemos aquí, de los escritores o fue gracias a las presiones de Warner el resultado final? Bien o mal, el director se ha formado un nombre en la industria, ya debería de tener puntos para que lo dejen tomar las decisiones creativas que quiera. En fin, con el tiempo se sabrá. A lo mejor, ni les molesta, en taquilla va muy bien (aunque es la película más cara en la historia de Hollywood).



Pero la cinta es un vaivén (eso sí, no merece tanto bullying obtenido). Tiene una muy mala edición, la complica ver y se dificulta entender (tuve que preguntar varias cosas a mis acompañantes sobre personajes e historia) va de lenta a rápida y viceversa; pero Ben Affleck lo hace bien (dejen de lado los abucheos) es un buen Bruce Wayne y un buen Batman (con todo y voz copiada de las de Nolan), humano y sombrío en sus respectivas contrapartes; Henry Cavill vuelve a fracasar como Superman (o Clark Kent) y hasta su personaje es hecho al lado por el Hombre Murciélago; Jeremy Irons, desperdiciado, pero sus diálogos son cómicos, su Alfred es divertido; Amy Adams sigue pareciendo muy mayor para Lois Lane, su personaje entrometido y audaz ha quedado relegado a ser la novia de Superman y no se diga más; hay algunos pocos diálogos chistosos, pero se agradecen, así como algunas referencias del comic que, según platican, sí están sacadas casi literalmente de las paginas; el Lex Luthor de Jesse Eisenberg parece Joker o Acertijo, nunca sabemos sus intenciones, parece que se mueve en el slogan “lo hago porque soy malo, ñaca, ñaca”, hasta el de la sonsa serie, Smallville, estuvo mejor desarrollado, de hecho, el de casi todas las adaptaciones salvo ésta, la actuación de Eisenberg dificulta entenderle y sentir respeto por el personaje; las peleas no están mal y los efectos que las acompañan (en la mayor parte) están acordes, digo, se llegan a conclusiones y finales muy tontos, pero si nos ponemos a analizar en videoclips esos momentos, la verdad es que están bien armadas, el asunto es la edición final.



Y así, hay instantes, de eso está hecha la película, de entusiasmo por ver a La Mujer Maravilla, o alguno de los miembros de La Liga de la Justicia (que llegarán a la pantalla el próximo año).  Para acabar pronto: la película es un churro, pero divertido y entretenido – es más, puedo apostar que algo le gustará de ella – para  aquellos que sepan no tomarse con seriedad y expectativa un filme que a leguas se veía lo que sería. 

Lo mejor del Soundtrack


Y ahora, dos memes:




No hay comentarios: