sábado, 30 de abril de 2016

Avenida Cloverfield 10

Crítica publicada el día 21 de Abril en el portal de Agencia de Noticias Morelos.

Allá por el 2008 se lanzó una cinta de Footage encontrado dirigida por Matt Reeves y producida por J.J Abrams, por ese entonces despuntaba gracias a una serie bastante particular llamada, Lost.  En ese tiempo, el genero iba popularizándose en su aspecto comercial (hasta llegar al hartazgo hoy en día) y gracias al misterio que generó su concepción, uso de internet y detalles ocultos en la trama, e incluso la idea de que el monstruo era el Cthulhu creado por H.P Lovecraft, concluía que sería una cinta con mucha actitud e incluso con prospectos para concebir fanatismo. De repente, todo se torno silencio, hasta este año.

Dejando de lado el metraje encontrado, es dirigida por Dan Trachtenberg, la trama post-apocalíptica gira en torno a una mujer (Mary Elizabeth Winstead) que, después de un accidente de coche se despierta en un sótano de un extraño (John Goodman). Él hombre dice haberle salvado la vida de un ataque químico que dejó el mundo inhabitable, y, por lo tanto, la mantiene encerrada en el lugar. Sin saber si puede confiar en la historia, trata de descubrir como liberarse.



Sin previo aviso, el Trending Topic en Twitter se disparó, Cloverfield tendría una secuela, quizás en ella se explicaría qué era el monstruo, su ataque a Nueva York y qué sucedió. Lamento informales pero, aunque sí están en el mismo universo, no es secuela y no sabemos si es una precuela, tengo la teoría que es durante esos momentos del ataque en Nueva York y los días posteriores; si es así, es poco la explicación que se da, aunque se llega a comprender y genera conclusiones: Algo vino del exterior para atacar la tierra y a los humanos, el porqué, y qué continuó aún no se explica, lo mas seguro es que sea tema para las siguientes películas, o quizás, sea una especie de nombre clave para cintas con ataques de monstruos o seres desconocidos.

Sin embargo, hay algo más que aplaudirle, y se va comprendiendo la idea de los filmes. Este proyecto nos gusta por todo ese misterio y concepto de su formula en desarrollo, además, hay un aspecto con el que nos relacionamos, los protagonistas tienen conflictos reales, son personas común y corrientes que se ven en un problema serio de vida y muerte. Avenida Cloverfield 10 es una Sci- Fi que conjuga terror psicológico.



Para aquellos cinéfilos se podría resumir en lo siguiente: “Ramona Flowers contra el mundo (o los que quedan) quienes están en La Habitación (la mayor parte de tiempo).

Mary Elizabeth Winstead es una actriz de las menos valoradas en la industria Hollywoodense lo cual puede ser bueno gracias a que no se contamina en los stardoms; no obstante, sí es conocida en ciertos Fandoms. Tanto ella como un estupendo John Goodman (en un papel que no tiene nada que ver con su cara de bonachón) llevan Avenida Cloverfield 10 con agilidad, terror, tensión y ansiedad. De ella podemos averiguar su evolución, hacia dónde se dirige y nos gusta; de él, no sabemos nada y entre más sabemos, más nos angustia.



Y aunque toca al espectador dar sus conclusiones con respecto a lo que todo alrededor de la saga Cloverfield es o podría ser, también nos involucra en la vida de los protagonistas e invita a cuestionar quiénes son, qué hicieron, qué les paso, aunque, y por la sencilla razón de que el mundo se está haciendo pedazos, son cosas que nunca se sabrán, lo que importa es la supervivencia ¿Capta la idea? sensaciones como amor, desesperación, miedo, etc.  se involucran con “algo” desconocido.


Salvo por el final donde se envuelve a la protagonista con un complejo de héroe que no habíamos visto en los minutos pasados y desatina con el tono llevado, el filme es una obra buena y entretenida que nos hace tallarnos las manos con entusiasmo respecto a próximos trabajos venideros de la franquicia.


El Libro de la Selva

Crítica publicada el día 20 de abril en el periódico El Sol de Mazatlán

Basado en el clásico de Rydyard Kipling de 1894, el cual fue llevado al cine en 1967 bajo la producción de Walt Disney, nuevamente llega a la pantalla grande la historia que ha marcado a generaciones (personalmente, la cinta animada me causaba estremecimiento). Disney Company ha optado por realizar en Live Action los filmes  con los que muchos crecieron tales como Maléfica o La Cenicienta. Llevan poco tiempo haciéndolo, así han reinterpretado historias (en ocasiones con poco resultado favorable); en El Libro de la Selva el producto es loable y con creces.



Después de ser abandonado en la selva, una familia de lobos cría al pequeño cachorro humano Mowgli (Neel Sethi). Entre ellos están su ferozmente protectora madre loba Raksha y Akela, el macho alfa de la manada. Gracias a ellos Mowgli sale adelante hasta ser capaz de enfrentarse por sí mismo a los peligros de la selva. Pero con la llegada del peligroso Shere Khan, Mowgli deja de ser bien recibido en la selva. Este temible tigre, resentido por las heridas que le ha ocasionado el hombre, ha prometido eliminar toda amenaza humana en la selva. Así que a Mowgli no le queda más remedio que abandonar el único hogar que ha conocido en toda su vida. 

Hay dos puntos de los cuales hablar extendidamente en está crítica sobre la cinta dirigida por Jon Favreau: Mensaje y efectos visuales.



En lo que respecta al primero, la trama es prácticamente igual a la de la película animada, pero sí toma algunas referencias de ciertos cuentos de Kipling ¿cómo atraer con énfasis a las viejas generaciones y que se sientan encantadas con la cinta y que no sientan que hubo una sustitución? ¿Cómo involucrarse en un aspecto personal, moral, físico con los niños, muchos de los cuales no han visto la cinta de los sesenta? La respuesta es con una catequesis (bien dada) amplia de mensajes con perfecta armonía, ninguno se siente sobrepuesto ni rezagado, así pues, el desarrollo personal a través de las habilidades (y formación a través de éstas), las buenas amistades y la familia es de lo que se provee la cinta para moverse con desenvoltura la hora y media de duración.

Ahora, el otro punto. En algunas cintas, los efectos visuales es lo más importante olvidando la trama; no es lo que sucede aquí, los efectos visuales son parte de la cinta, no es un detalle para dar un plus, todo lo que se ve, cada hoja, árbol, agua, animal es creado por CG para dar soporte a la historia y al mensaje. En las primera críticas, se comparaba con Avatar (2009), mi percepción va más allá de dicho comentario. El Libro de la Selva posee un poco más de pasión (y marco de referencia) para, si bien no convertirse en una deidad en la industria, sí para formar parte del catalogo de referencia en el que los productos con talento y bien supervisados pueden ser una obra acertada; Favreau, se sentía ensimismado por lo logrado con Gravity hace tres años y ahora logra su parte en el proceso.



En cuanto a otras características, el niño Neel Sethi, es alguien a quien agradecer, irradia personalidad y seguro tiene una imaginación asombrosa para pretender que un oso o una pantera lo acompañan y guían en su camino, lo hace de maravilla. Estando en ese aspecto, pero a nivel voz, adecuadamente nos acompañan como Bagheera, Kaa, Raksha, Shere Khan un Enrique Rocha, Susana Zabaleta, Víctor Trujillo, Regina Orozco, Francisco Céspedes y Héctor Bonilla, este último posee una difícil tarea en sus hombros al tener el personaje que Tin Tan hizo suyo; el veterano actor nutre con buen esfuerzo a Baloo.


Es un hecho que la cinta de animación se quedará en nuestros corazones pero este Live Action merece aplausos ¡Qué manera de reinterpretar un clásico!

sábado, 9 de abril de 2016

Batman vs Superman: El Origen de la Justicia

Crítica publicada el día 30 de abril en El Sol de Mazatlán y el día 31 de Marzo en ADN Morelos.


Ya sospechaba que esto pasaría, pero no de forma tan divertida. Todo lo que ha estado alrededor de la mercadotécnica, publicidad y reacciones ha sido entretenido. Por ahí estuvo Alvaro Cueva haciéndole una oda a la cinta y algunas reseñas en blogs personales son para carcajearse porque son sarcásticas y otras están interesantes porque comparten detalles de fanáticos que uno no puede ver. No soy fanática de DC Comics, conozco lo relevante de algunos personajes como Batman y Superman. Se algo de La Mujer Maravilla, Aquaman, Flash, Arrow, entre otros, es más, hasta de los Gemelos Fantásticos debido a la serie de televisión que pasaba Cartoon Network. Creo que el único comic que leí referente a DC fue un tomo de cuando enfrentaron sus personajes con los de Marvel. Pero lo que si sé es de cine, y desde el primer tráiler supuse que esto iba a estar… enredoso.



“Temiendo las consecuencias que las acciones de un superhéroe con poderes casi divinos podrían ocasionar si no están supervisadas, Batman, el formidable justiciero de Gotham, viaja a Metrópolis para confrontar a Superman, el salvador más reverenciado, mientras el mundo lucha con la interrogante de qué tipo de héroe realmente necesita. Con Batman y Superman enfrentados entre sí, una nueva amenaza pronto cobra fuerza, poniendo a toda la humanidad ante un peligro como nunca antes se conoció”.

He ahí, la sinopsis oficial (Es curioso, volviendo a leerla eso de acciones supervisadas suena a Capitán América: Civil War). ¿Y que obtuvimos? Pues sí, algo así, pero revuelto, como una capirotada.  David S. Goyer y Chris Terrio fueron los encargados de escribir el guion, ambos con trabajos bien hechos en Batman Begins (2005), The Dark Knight (2008) de Christopher Nolan, o Argo  (2012), respectivamente.  Y la idea parte de algo interesante, está un tipo que parece Dios (venerado como tal en un escena en México, donde al parecer eternamente es Día de Muertos), invencible a armas humanas; por otro lado se encuentra el hombre que tiene acceso a ellas y es inteligente. El conflicto inicia de la nada, vamos a poner justificación: si, puede haber tensión y rivalidad entre estos dos “colegas” que luchan en pro de la justicia. Por unos minutos nos hablan de cosas teológicas para luego pasar a, varias subtramas, y olvidar la pasada, y al final no profundiza en ninguna.



El encargado de esta cinta es Zack Snyder.  Dice el crítico Scott Weinberg “algunos de ustedes parecen sorprendidos que el director de Sucker Punch hiciera una mala película.”  El área de Snyder son los comics, casi todas sus películas son transposiciones de historietas, tiene un par de cintas que fueron aplaudidas como 300 (2006) o Watchmen  (2009) ¿Es culpa de Snyder lo que vemos aquí, de los escritores o fue gracias a las presiones de Warner el resultado final? Bien o mal, el director se ha formado un nombre en la industria, ya debería de tener puntos para que lo dejen tomar las decisiones creativas que quiera. En fin, con el tiempo se sabrá. A lo mejor, ni les molesta, en taquilla va muy bien (aunque es la película más cara en la historia de Hollywood).



Pero la cinta es un vaivén (eso sí, no merece tanto bullying obtenido). Tiene una muy mala edición, la complica ver y se dificulta entender (tuve que preguntar varias cosas a mis acompañantes sobre personajes e historia) va de lenta a rápida y viceversa; pero Ben Affleck lo hace bien (dejen de lado los abucheos) es un buen Bruce Wayne y un buen Batman (con todo y voz copiada de las de Nolan), humano y sombrío en sus respectivas contrapartes; Henry Cavill vuelve a fracasar como Superman (o Clark Kent) y hasta su personaje es hecho al lado por el Hombre Murciélago; Jeremy Irons, desperdiciado, pero sus diálogos son cómicos, su Alfred es divertido; Amy Adams sigue pareciendo muy mayor para Lois Lane, su personaje entrometido y audaz ha quedado relegado a ser la novia de Superman y no se diga más; hay algunos pocos diálogos chistosos, pero se agradecen, así como algunas referencias del comic que, según platican, sí están sacadas casi literalmente de las paginas; el Lex Luthor de Jesse Eisenberg parece Joker o Acertijo, nunca sabemos sus intenciones, parece que se mueve en el slogan “lo hago porque soy malo, ñaca, ñaca”, hasta el de la sonsa serie, Smallville, estuvo mejor desarrollado, de hecho, el de casi todas las adaptaciones salvo ésta, la actuación de Eisenberg dificulta entenderle y sentir respeto por el personaje; las peleas no están mal y los efectos que las acompañan (en la mayor parte) están acordes, digo, se llegan a conclusiones y finales muy tontos, pero si nos ponemos a analizar en videoclips esos momentos, la verdad es que están bien armadas, el asunto es la edición final.



Y así, hay instantes, de eso está hecha la película, de entusiasmo por ver a La Mujer Maravilla, o alguno de los miembros de La Liga de la Justicia (que llegarán a la pantalla el próximo año).  Para acabar pronto: la película es un churro, pero divertido y entretenido – es más, puedo apostar que algo le gustará de ella – para  aquellos que sepan no tomarse con seriedad y expectativa un filme que a leguas se veía lo que sería. 

Lo mejor del Soundtrack


Y ahora, dos memes: