sábado, 26 de marzo de 2016

Palabra de Dios… en el cine

Columna publicada el día jueves 24 de Marzo en ADN Morelos.

Hace unos días mientras checaba Twitter me topé con en Trending Topic de Ben Hur, pensé que por las fechas, el TT había comenzado de la nada. Y pues no, resulta que para agosto de este año se estrenará una nueva versión del héroe judío, basada en la novela de Lew Wallace de 1880. En 1925 se llevó a los cines por parte de la MGM; de la mano del mismo estudio en 1959 hubo una segunda versión con Charlton Heston, quizás es la mas conocida. Bueno, con temor a leerme como mi papá o abuela dije: “ya no las hacen como antes”. Digo, falta unos meses para saber la conclusión final, pero si vemos los resultados recientes en filmes como Noé (2014) y Éxodo: Dioses y Reyes (2014) no hay muchas expectativas.




No, no se trata de un asunto religioso, ni de cómo nos enseñaron la historia o parábolas en el catecismo (aunque podríamos citar cintas de asuntos religiosos como la magnifica Marcelino, Pan y Vino – 1954 –, Cristiada (2012) como un mal ejemplo, o Martires – Francia, 2008 – con un tema tenebroso que igual no tiene nada que ver con lo devoto de manera directa pero sí indirecta al hablarnos del concepto etimológico). Va lejos de ello. Visualmente se ven espectaculares, pero la interpretación y las historias subalternas no cuajan en el marco. Quizás Éxodo: Dioses y Reyes, sea la más entretenida, y la que a nivel visual resulta más satisfactoria al ver las plagas o el mar replegarse.

Pero en cuestión de narrativa, Los Diez Mandamientos (1956) sigue siendo la favorita de todos. En estos días, canal 5, canal 7 y otros de paga comienzan a programar estos filmes, quienes no fueron a la playa, sólo salen a pasear por la mañana o noche o previo al plan, se han quedado viendo más de alguna vez la cinta (me consta, he conocido gente que, al hablarle, la está viendo).  Ahora, si tomamos la Biblia y nos ponemos a leerla y a ver si eso pasó, es muy improbable que no sea igual o ni se mencione. Y es que, ni Ramses II está confirmado como el emperador en el momento del Éxodo, y éste hecho no parece en la historia de Egipto como algo importante, contrario a lo que sucede en el Torá, Corán y en el Antiguo Testamento. Fuera de ello, la maravilla que creo el director Cecil B. DeMille es soberbia y en su tiempo fue costosa y obtuvo records. Es considerada una de las mejores películas de la historia.  Moisés es una de las historias más representadas, Dreamworks realizó una versión musical animada llamada El Príncipe de Egipto (1998), una de sus canciones fue nominada al Oscar, “When You Believe”.  






















Otros clásicos que algunos hemos visto pero que no son tan comerciales, quizás con excepción de El Manto Sagrado (1953), son ¿Quo Vadis? (1951), Espartaco (1960) dirigida por Stanley Kubrick y protagonizada por Kirk Douglas y Laurence Olivier, una sola vez la he visto en pantalla chica, al igual que Barrabas de 1961, protagonizada por Anthony Quinn. Estas dos últimas causan interés por ser cintas mas humanas.

Y por supuesto, están los filmes que han sido censurados como en su tiempo lo fue El Evangelio según San Mateo (1964), le fue bien en su estreno en el Festival de Venecia, pero la iglesia le hizo el feo, hoy en día dice que es de las mejores películas sobre Jesús. Otra de las censuradas y que al verla no entiendes el porqué, fue La Última Tentación de Cristo (1988) de Martin Scorsese, la única explicación es debido a la teoría que se maneja en la que Jesús decide no realizar su cometido final y se va a vivir una vida normal junto a Maria Magdalena, nada de esto tiene algo alarmante, pero al parecer a ciertos sectores no les agradó que se mostrará a Jesús humano o se llegará a pensar de él algo distinto.  También está la cinta vapuleada por algunos judíos, sobre todo, los dirigentes de grandes empresas o escritores y directores de cine, según ellos, La Pasión de Cristo (2004, ya un clásico también) mostraba al pueblo judío cruel y lo culpa de haber entregado a Jesús a su muerte (cosa que se entiende y se sabe si alguien ha leído la Biblia). La cinta es desgarradora, bien llevada, actuada (Maia Morgenstern como María es grandiosa) y sí, te deja impotente al no poder hacer algo por el hombre y ello te invita a no quedarte sin hacer nada ante la injusticia y los actos deshumanos.





Y quizás me excomulguen por ello, pero La Vida de Brian (1979) es una sátira creada por el grupo inglés de comedia Monty Python; Brian nace el mismo día que Jesucristo y varias veces es confundido con él, incluso su destino es similar, pero termina con una canción que es un hito pop “Always Look On The Bright Side Of Life”, la cinta contiene referencias a la vida moderna, política, social, y es absurdamente hilarante.




Bueno, no es la intención dar opciones de cine o filmes estando de vacaciones, pero como son las fechas y viendo el avance de la nueva de Ben-Hur se me ocurrió hablar sobre ello. Y a todo eso, ¿qué hace leyendo esta columna en jueves santo? ¿Y la playa? ¿Y su tiempo de descanso en todos lados menos frente a la pantalla del computador?


No hay comentarios: