martes, 19 de enero de 2016

La Gran Apuesta

Crítica publicada el día 14 de Enero del 2015 en Agencia de Noticias Morelos 

Fue en el 2007 cuando comenzó un nuevo desajuste económico en Estados Unidos,  los ciudadanos comenzaron a sentirlo hacia el 2008. Antes de la caída del mercado hipotecario, muchos analistas advirtieron y otros no hicieron caso. Y los que sí, tuvieron tiempo de administrar finanzas para beneficiarse de lo que venía. Tras El Lobo de Wall Street (2013) muchos nos quedamos con ganas de ver más estafas, fraudes, crisis, finanzas, cínicos, bancos, nada que no tengamos o veamos en nuestra vida diaria ¿verdad? Lo cierto es que es mas divertido verlo en pantalla y a terceros.

Cuando cuatro tipos fuera del sistema descubren que los grandes bancos, los medios de comunicación y el gobierno se niegan a reconocer el colapso de la economía, tienen una idea: "La Gran Apuesta".  Pero sus inversiones de riesgo les conducen al lado oscuro de la banca moderna donde deben poner en duda todo y a todos. Estos visionarios outsiders decidieron apostar en contra de los grandes bancos por su falta de previsión y su codicia. Su arriesgada jugada les conducirá al lado oscuro de la banca moderna, donde deben poner en duda todo y a todos.



Basada en el libro de Michael Lewis, autor de libros que han inspirado filmes como Un Sueño Posible (2009) y Moneyball (2011), el guion fue realizado por Charles Randolph y el creativo Adam McKay (Director de Anchorman y Guionista de Ant-Man) quien también funge como director. Bien, hay que estar muy concentrados en la historia, hay términos complicados que en una búsqueda posterior en Google se pueden encontrar, no es que no los expliquen pero con tanto término al rato olvidas uno aunque, conforme avanza el film te familiarizas. Sin embargo, a ratos se vuelve confusa y llega a marear con tanto palabrerío, eso sí, resulta un filme inteligente en la forma en la que es contada esto es, de forma cínica, mordaz y divertida. Y es que de repente el personaje de Ryan Gosling te dirá “esto realmente no ocurrió” o “esto sí paso” o te pedirá que prestes atención a los cameos de Margot Robbie o Selena Gómez en donde explicaran, en términos prácticos, algunas situaciones en el mercado. Éstos detalles, hacen ver que estamos ante una cinta fresca, que pareciese que no se toma muy en serio, pero que es todo lo contrario, ante el cinismo del tema, la respuesta es: más cinismo.  



No solo esta bien contada, sino que también sirve de advertencia y para no confiar en la bipolaridad de los mercados y del sistema en el que vivimos, sistema que podría parecer controlado pero que no lo es del todo, es intervenido para que las grandes corporaciones obtengan todo a su favor, podemos ver que controlan, por un tiempo determinado y así lograr resolver la situación, algo que en la cinta lo toman por fraude.  En fin, cuando se vea el filme se comprenderá mejor, y aún más, advierten sobre otro interés, un elemento. Pero lo dejaremos en duda con el fin de que asista a ver la película.

La cinta navega con un gran elenco:  Un acertado Christian Bale, Ryan Gosling, Brad Pitt, Steve Carrell quien destaca de sobremanera, se les une la dupla compuesta de John Magaro y Finn Wittrock, quienes logran un gran labor, también aparece Marisa Tomei. A su modo, todos encarnan a una persona de la vida real de forma atinada (algunos nombres, sobre todo apellidos, fueron cambiados), se dividen entre lo irreal y lo cotidiano, es difícil saber qué es lo normal y lo único que se vislumbra es el pesar de lo que va a pasar. Muchos de los involucrados han dado a conocer la decepción cuando advirtieron lo que pasaría pero nadie hizo caso, algo que no se maneja en la cinta.  




La edición es otro de los puntos fuertes en esta cinta que llego de la nada y comenzó a hacernos reír de indignación ante lo real de lo absurdo. Es necesario que vayan a verla ¡Hey! ¿Quieren reírse más? Según las predicciones, está a un paso de volver a suceder.


No hay comentarios: