jueves, 24 de diciembre de 2015

Star Wars Episodio Vll: El Despertar de la Fuerza

Crítica publicada el día 19 de Diciembre en la Agencia de Noticias Morelos (ADN Morelos) y compartida en el periódico El Sol de Mazatlán. 

Tanto se ha esperado por este momento, desde la conclusión de la primera trilogía, sin embargo, el orden se alteró y llegaron las precuelas. Ahora bien, han pasado diez años desde el estreno de La Venganza de los Sith y muchos fanáticos querían más, como igualar el sentimiento de sorpresa de los años setenta, algo imposible honestamente. Aguardaron, y tras la venta de los derechos a Disney se anunciaron las siguientes secuelas de la trilogía original. Tras la espera (que no fue tan larga) en los primeros minutos del día diecisiete de diciembre se estrenó The Force Awakens (El Despertar de la Fuerza).



Tras un nuevo levantamiento del Imperio Galáctico llamado La Primera Orden para instaurar un nuevo dominio, la Alianza Rebelde se ha convertido en la Resistencia comandada por la General Leia. En un desesperado intento para que le ayude a contrarrestar ello, manda a su mejor piloto Poe Dameron a encontrar algún rastro de su hermano Luke Skywalker quien desapareció algún tiempo atrás. Dameron, se enfrenta a Kylo Ren, un seguidor de los Sith. Junto a su droide BB-8, escapará y en el transcurso se topará con Finn un Stormtrooper desertor quien a la vez, conocerá a Rey una recogedora de chatarra.  Juntos, tomaran elegirán un camino para restablecer el orden en la galaxia.



Que no quepa duda, J.J Abrams es fanático del cine, de películas y una de ellas es Star Wars, así que, hizo la cinta que a él le gustaría  haber visto en el cine. Su trabajo se basa en homenajes (como Super 8, una acertada cinta), partiendo de ello, se podrán dar una idea de lo qué realizo con El Despertar de la Fuerza: hizo un homenaje a los otros filmes (resuena mucho a Una Nueva Esperanza), creó un trabajo lleno de nostalgia pero con aspectos propios, de pasión por la historia.  La cinta desde un principio mantiene buen ritmo, y los personajes nuevos son bien desarrollados, a pesar de ser el primer filme hay una evolución en ellos. El que más destaca es Rey, interpretado por la carismática Daisy Ridley, en unos segundos se robó las miradas, escenas e interés con su personaje, será bastante interesante ver su desarrollo en los siguientes dos películas de la saga, ya mostró un poco de lo que puede llegar a hacer (se ha criticado que su desenvolvimiento llegara tan rápido, pero aún falta explicación sobre su pasado), ello ha elevado las expectativas y generado teorías; hay una escena en la que su fuerza se entrevé, posteriormente aparece, es una escena divertida, junto al villano, la tensión actoral aumenta. También, Adam Driver llena de conflicto interior a su personaje, Kylo Ren, algo así debió ser mostrado en Anakin Skywalker en las precuelas, Driver interpreta bien a un personaje que a futuro dará aún más de qué hablar, su frustración y berrinches, vislumbran una personalidad (y lealtad) desequilibrada (ojo a una conversación solitaria). Los otros personajes que acompañan en el camino es Poe Dameron, interpretado por un acertado Oscar Isaac; Finn, un John Boyega que actúa bien, sin embargo, su status de Stormtrooper (luego desertor) podría designar a una persona sin ideas, falta de interacción social y en ocasiones parecía que veíamos a un chico moderno expresarse. En cuanto a los personajes originales, de forma sutil y bien, son presentados, y uno no deja de sentir entusiasmo cuando eso ocurre, pero no ejercen un papel importante, solo dejan entrar a la nueva generación.



En cuanto a los elementos creados para esta cinta, hay muchas criaturas extrañas de la galaxia, se extrañaba tanta diversidad; los escenarios rurales, salvajes y descuidados son uno de los puntos a favor en la ambientación; hay invenciones en cuestión de gadgets; y en cuestión de personajes se encuentran los arriba mencionados y otros secundarios como Capitan Phasma que según dicen, tendrá mayor peso en las siguientes películas. Otro de los nuevos elementos pero a la vez, un marcado homenaje al Episodio IV cuando C-3PO y R2D2 caen a Tatooine, es el robot BB8, el cual ha robado corazones por todos lados (en México, como en su tiempo lo fue “Arturito” ya es apodado “Bebocho”).



No hay nada que recriminar en producción, bueno, quizás un par de cosas:  1) Contrario a sus otros trabajos en toda la saga, siempre, en todo episodio había una partitura que estremecía, en esta ocasión, el maestro John Williams quedó a deber demasiado. 2) A veces los fotogramas son perfectos (como esa escena del Primer Orden que pareciese estar sacada de un momento Nazi) y a veces desastrosos (la toma aérea final ¿de verdad? Parecía que estaba viendo una toma de la película de los Power Rangers del 95), afortunadamente son pocos estos momentos.


Hay muchas cuestiones, aspectos de qué enterarnos pero eso será en los próximos años, hay personas ya cuestionando ello y quizás nunca estaremos conformes, El Despertar de la Fuerza no es la mejor (no, no lo es), y se repite pero ¿Por qué habríamos de exigir tanto? No es una película de arte (y damos gracias a los que hacen esas magnificas obras). No, debemos dejar de esperar lo que cada uno quiere ver, en muchos aspectos, como los innovados para el universo, el Episodio VII es buena.



Nota: Si se leen errores ortográficos, estos fueron corregidos por el editor, éste texto es el previo a ser enviado. 


No hay comentarios: