sábado, 19 de diciembre de 2015

Acercamientos a la Fuerza: La primera vez que vi Star Wars

Columna publicada el día 16 de Diciembre en el periódico El Sol de Mazatlán y el día 17 de Diciembre en la Agencia de Noticias de Morelos.

Confieso que hasta hace 16 años de mis 28 no aguantaba la trilogía original. Pertenecía a ese 1% que hoy en día se jactan orgullosos de no pertenecer a la cultura popular mundial de la mayor saga cinematográfica: Star Wars ¿Cómo inició mi amor? A pesar de ser vapuleadas por la primera generación de fanáticos, mi atracción comenzó con la segunda trilogía allá por 1999.

Pero iremos por partes. Sabía de qué se trataban, y como la mayoría de las personas sabía algunas frases como “Luke, yo soy tu padre” “Que la Fuerza te acompañe” o nombres de personajes como Darth Vader, Leia, Han Solo, el nombre a la mexicana de R2D2, o sea, Arturito y poco más.  Pero no me atraían, no podía verlas, me costaba pasar en Una Nueva Esperanza (1977) del rescate de la Princesa; apagaba la televisión, o iba a comer, a mi regreso se encontraba El Imperio Contraataca (1980) intentaba verla pero paraba cuando Luke llega con el maestro Yoda para entrenarse; eso sí, me causaba gran atracción el romance entre Leia y Han, muy diferente al de películas de animación u otras de romance que me había tocado ver en ese entonces; llegaba el momento de El Regreso del Jedi (1983) y solo atinaba a ver el final. Hasta 1997, por insistencia de mi hermano, fuimos a un cine ya extinto en una plaza comercial, allí vimos El Regreso del Jedi bajo la alusión de: ¡Regresa una película de La Guerra de las Galaxias en pantalla grande! Y ahí nació el sentimiento, o despertó la Fuerza por decirlo de una forma más “friki”. Tenía que preguntarle a mi hermano quién era quién porque no entendía nada (con lo que hoy en día me molesta eso). El hecho de verla en sala generó otra sensación, ver a Jabba the Hutt, el rescate de Han Solo, la pelea entre padre e hijo, son ejemplos que producían aventura, entusiasmo, se podía ver detalles. Cuando salimos del cine, rogué ir a rentar las primeras películas para entender todo, por fin me sentí atrapada por ellas, no me volví fanática, eso sí. Desconocía en ese momento que vendría una nueva película dentro de dos años.




Así pues, llegó el verano del 99 y empezó la gran campaña de marketing, vivazmente recuerdo un comercial de Pizza Hut: una niña decía “Mamá, soy la Reina Amidala” y la madre rebatía “No, hija. Soy yo”, acto seguido aparecía una transición de Natalie Portman ataviada en una vestimenta roja y su cara pintada de blanco que significaba su realeza en el planeta Naboo (Creo que por ese ejemplo de mujer me sentí atraída). Mis vecinos, emocionados como nosotros (todos entre 9 y 11 años) nos invitaron a ver La Amenaza Fantasma con sus padres, allá fuimos y cuando la Reina revela su identidad recuerdo el comentario de mi vecina “loca”. En fin, son vivencias que tengo en mente. La batalla final entre Darth Maul, Qui-Gon Jinn y el joven Obi Wan nos quitó la respiración. Ese verano fui a los Estados Unidos y compré varias figuras que aún conservo, de hecho, adquirí varios objetos como posters y gorras (también, fue mi primer filme en DVD). Supongo que la meta estaba lograda, crear nuevos fanáticos.

El Ataque de los Clones (2002) la vi con mi familia, en ese momento pensé que el romance de Padme y Anakin (Hayden Christensen, en mi humilde opinión no fue culpa del actor el casi nulo desarrollo de personaje) estaba falto de química, pese a la gran partitura “Across the Stars” que invitaba a un romance épico; cavilé que el CGI inundaba todo y que hubiera sido mejor que se hubieran realizado como la trilogía original, a la antigüita; en La Venganza de los Sith (2005) ocurre lo contrario, sabiendo sus errores, todo el staff hace lo propio por mejorar, y vaya que tiene escenas destacables, el duelo final me pareció sobresaliente, no solo en lo simbólico sino en lo bien desarrollado. Hablando de esta trilogía,  de verdad, fui parte de esa generación que creció amándolas, conociendo los personajes, entendiendo y defendiéndolas, respetando pero, sabiendo que las primeras son magnificas.

Una publicidad que he guardado desde hace años, yo empecé mi amor con la segunda trilogía.



Y por un tiempo así quedó, en mi caso, yo no jugaba videojuegos ni leía las novelas del ahora llamado universo alterno pero sí vi las series animadas a posteriori. Al igual que muchos, esperaba alguna resolución, George Lucas su creador, siempre había dicho que eran un total de nueve películas. Para el año 2012 se dio la sorpresa. Lucas vendía a Disney Company los derechos de Star Wars y el estudio crearía mas películas, incluido algunos spin-off, ya se graba Rogue One (2016) y se ha confirmado el de Han Solo y Bobba Fett

Poco se sabe de El Despertar de la Fuerza, dirigida por J.J Abrams, protagonizada por Oscar Isaac, John Boyega, Daisy Ridley, Mark Hamill, Harrison Ford, Carrie Fisher, entre otros. Los avances muestran poco, pero con eso basta para generar altas expectativas. Lo que se conoce es: El imperio ha caído pero existe una Primera Orden y la Alianza Rebelde se ha convertido en la Resistencia y debe combatirlo. Nadie ha visto la película, salvo ejecutivos, algunos invitados especiales (Steven Spielberg) y algunos afortunados a la premiere del día lunes en Los Ángeles.  Como es bien sabido, el tiempo pasa rápido y en esta semana el despertar ha llegado. Es hasta este jueves en su estreno en México y el día viernes en gran parte del globo cuando sabremos y veremos el resultado final.




Llega una época de viajar por las galaxias, de nuevas historias, personajes, viejas y nuevas generaciones estarán en comunión en una sala respirando energía, pasión, aventura. Un nuevo inicio. Que la Fuerza nos acompañe a todos, entonces.

Update: Que dice mi hermano que "no fue El Retorno del Jedi, yo no me acuerdo, fue El Imperio Contraataca" pero su servidora no se acuerda de ello, por lo que llegamos a la conclusión de que... yo no fui a ver el Episodio V y él no se acuerda de ver Episodio VI en pantalla grande" (pero sí fue... yo sí me acuerdo). 


No hay comentarios: