martes, 3 de noviembre de 2015

Beasts of NO NATION

Crítica publicada en la Agencia de Noticias Morelos el día jueves 29 de Octubre

Netflix llegó a revolucionar la forma de ver televisión, contenidos, internet, formatos, series de televisión, cine y ahora, distribución. Si ya nos han sorprendido y fanatizado con series como Orange is the New Black o House Of Cards y por conseguir una nominación al Oscar con The Square. Ahora, nos presenta otra maravilla: Basada en el libro de Uzodinma Iweala, es dirigida, producida, escrita y fotografiada con efectividad por Cary Fukunaga quien ya nos había mostrado una realidad inquietante en Sin Nombre en 2009 y una potente y atrayente narración en True Detective Temporada 1. Sin tener un elenco conocido, con excepción de Idris Elba (Pacific Rim, 2013), nos lleva a África a la vida de un niño de 14 años que tras perder a su familia se encuentra en medio de la guerrilla y es reclutado por un jefe militar. Buena en todos los aspectos, destaca en fotografía y en el guion tan crudo de una realidad y omisión de la que muchos hemos sido lejanos testigos en diversas partes del mundo y, por indiferencia o impotencia bajamos la mirada. La cinta es una narración de ello, sin juicio, solo un muestrario. A través de la visión de Fukunaga nos lleva a la mirada de un niño víctima de la incapacidad, egoísmo, ambición y marginación de su gente, aquí entra el valiente Abraham Attah en una increíble actuación (ganó un premio en el Festival de Venecia por su interpretación)  que desborda viveza, ternura y crudeza. Si bien Elba logra un gran desempeño, es Attah la gran figura que se encuentra ajeno de situaciones y superviviente a éstas, es una de las revelaciones del año y habrá que seguirlo a futuro. Por cierto, cuando el filme se vea y se cuestione si puede estar nominado al Oscar, la respuesta es un sí. Tiene corrida streaming en Netflix pero también se estrenó a través de la cadena Landmark (otros cines la boicotearon) y en cines de Gran Bretaña. Beasts of No Nation es una excelente pero brutal crónica de guerra y deshumanización. 





No hay comentarios: