sábado, 10 de octubre de 2015

Un terceto de M. Night Shyamalan

Artículo publicado el día 1 de Octubre en el portal de noticias ADN Morelos.


Previo a Los Huéspedes (pronto leerán crítica) M. Night Shyamalan ha dirigido 9 cintas (y escrito Stuart Little y Devil), es conocido que ha sufrido varios reveses en su carrera (The Last Airbender en 2010 y After Earth en 2013), pero también tiene películas buenas, interesantes, es un maestro a la hora de generar “vueltas de tuerca”, ha ganado fanáticos y defensores, y su cintas pueden ser incomprendidas. Ante su regreso, menciono tres de sus obras que, para mí, son su trabajo más trascendente.   

The Sixth Sense o El Sexto Sentido (1999) es el tercer filme del realizador, la cinta que tuvo un éxito global, está en listas de las mejores películas de terror de todos los tiempos, una asombrosa actuación de Haley Joel Osment (de quien ahora solo queda nostalgia, aunque haga algunas películas, ya no ha mostrado calidad histriónica ni pericia en la elección de papeles) y que contiene una increíble vuelca de tuerca inspirada, por cierto, en un episodio de la serie de Nickelodeon ¿Le Temes a la Obscuridad? (1990), la película contiene detalles para prestar atención (color rojo, significa momento significativo en la escena), está cargada de momentos dramáticos esenciales para el desarrollo y evolución de los personajes y de sustos de los cuales no se es ajeno a cuando se va al baño o a cruzar un pasillo oscuro. Durante la primera hora Shyamalan nos sumerge al cuestionamiento y calado de nervios debido a que no sabes cuándo aparecerá aquello que atemoriza a Cole (algo que pondrá en su contra al paso de los años, el ejemplo es The Happening en 2008); la segunda hora nos acompañan espectros que en más de una ocasión hacen saltar del asiento, incluso aunque ya se haya visto la película varias veces en estos 16 años la escena cuando Cole va a la cocina y encuentra a la ama de casa suicida… uff. El Sexto Sentido, no solo prevalece como un filme de terror sino por la calidad de cinematografía que es, su música, vestuario, ambientación, edición, actuaciones y la trama conmovedora a la cual el espectador es sujeto, hace que la cinta continúe presente. 




Señales (Signs) estrenada en el 2002 es una película muy humana, habla sobre la predestinación de los acontecimientos, aceptación, soltar, perdonar, unión familiar ¿Podría sonar más cursi? ¡Ja! Suena, pero no lo es, Sings llegó para consagrarlo, el nerviosismo y suspenso lo manejó a la perfección, los acordes de James Newton Howard son ecos a las películas clásicas de terror como Psicosis (1960), y la atmosfera claustrofóbica remite a las películas La Noche de los Muertos Vivientes (1968) o Los Pájaros (1963). Es lo que es la cinta por los 4 personajes que vemos en pantalla con naturalidad, es esa cercanía a trivialidades lo que M. Night maneja a la perfección (absorbente la reacción a la escena de la fiesta de cumpleaños del niño brasileño). También hay un quinto personaje, sabemos que está por allí, es quien causa el conflicto que detona la congoja familiar que ya estaba en tensión por una tragedia que aconteció en el pasado, el extraterrestre está pensado para asustar y hacer reaccionar a la familia, podría no estar del todo bien diseñado (¿Camuflaje?) pero el miedo a su presencia se palpa traspasando la pantalla.


El mayor problema de La Aldea (The Village) fue su tráiler, la idea que el público se formó fue de temor y no lo es, es una película incomprendida y subvalorada, la idea es genial, un grupo de personas, hastiadas de las perversidades del mundo deciden aislarse y hacer creer a sus hijos que viven en una época antigua y que además, no pueden cruzar el bosque porque hay monstruos. En ocasiones un “cuídate mucho” un “no llegues tarde” significa quedarse en vela o esperar que suene el celular para que el mensaje de “ya llegué” pueda ser leído.  En este mundo donde vivimos sobra decir el porqué hay que ser prevenidos. La Aldea se atreve a ello y a decir que no hay escape ante la maldad y los sentimientos del humano, hasta aquel ser indefenso pueden tener un momento de debilidad pero no por ello vas a vivir sufriendo, por el contrario, también se encuentra el amor, y por ello se sale a la calle a trabajar, por amor se trata de hacer cosas imposibles. Pocos pudieron ver la majestuosidad de escenas y su ambientación, casi nadie se estremeció con las partituras de James Newton Howard que al día es uno de sus mejores trabajos (nominado al Oscar por dicha banda sonora), y Bryce Dallas Howard que está excelsa en la cinta, un descubrimiento, no fue tan tomada en cuenta porque la gente esperaba más brincos en su asiento. La película te hace ver que el humano y sus actos son más monstruosos, ¿qué más horror se necesitaba? 





No hay comentarios: