jueves, 1 de octubre de 2015

Maze Runner: Prueba de Fuego

Crítica publicada en El Sol de Mazatlán el día 16 de Septiembre.

Adaptación de la trilogía escrita por James Dashne.  Es la continuación del filme estrenado el año pasado a finales del verano. Película que proviene del boom de historias post apocalípticas con adolescentes como protagonistas.  La más famosa (cuyo final ya es en Noviembre) es Los Juegos del Hambre; Maze Runner se veía como el eslabón frágil de la cadena, pero le fue bien económicamente, lo necesario para continuar con la adaptación.

Thomas (Dylan O'Brien) y el resto de los sobrevivientes del laberinto tendrán que enfrentarse a su mayor desafío hasta el momento: buscar pistas sobre la misteriosa y poderosa organización conocida como C.R.U.E.L. Éste viaje les llevará a “La Llamarada”,  un apocalíptico lugar repleto de inimaginables obstáculos. Formando equipo con miembros de la resistencia, deberán desenmascarar a las fuerzas superiores de la organización y averiguar qué planes tienen para todos.



La anterior es la sinopsis oficial pero sucede que ni es todo lo que pasa, tampoco es todo lo que se dice. Contrario al género y al público hacia donde va dirigida, el trasfondo es más profundo, es un mundo apocalíptico incapaz de reorganizarse, con seres transformados y problemas en la atmósfera (algo tipo Mad Max), sin embargo, no arriesgan y queda como una cinta de entretenimiento adolescente. Es el mayor problema con está transposición, uno no siente el grado de desolación que ha quedado en el mundo, esa penuria de vagar sin esperanza.

Wes Ball vuelve a tomar la batuta como director, y se nota más cómodo con lo que tiene en manos. Gracias a la primera parte ya sabemos quién es quién y contrario a ésta, Prueba de Fuego está mejor equilibrada en acción, diálogos y respuestas, pero aún faltan más (posiblemente es una opción a desarrollar para precuelas, ya que el autor tiene libros sobre los acontecimientos que acabaron con gran parte del mundo).



Lo que destaca son las actuaciones, son mejores, aunque el elenco juvenil no tiene la entereza para llevar una cinta por ellos solos, es la personalidad de cada uno la que hace que en extractos volteemos a ver a uno distinto (Ki Hong Lee, Kaya Scodelario, Thomas Brodie Sangster, Alexander Flores). Se les une Brenda (Rosa Salazar) y Jorge (Giancarlo Esposito), dos elementos de gran peso; así como Aidan Gillen, Lili Taylor (algo desperdiciada), Barry Pepper, Alan Tydyk quienes son actores de gran reputación y excelentes histriones. Si bien, Thomas es el héroe, es de alabar la independencia que muestra cada personaje, pero sin dejar de lado y hacer notar que los jóvenes siguen comportándose con ingenuidad (ojo, no cae en lo absurdo) y se asombran de la perversidad que hay en el mundo, los pocos adultos que aparecen tienen vertientes y son movidos por sus propias ambiciones, todas con el fin de sobrevivir, claro que, las medidas son distintas.

Las locaciones y sets son una gran muestra para saber qué sucedió con el mundo, y esos momentos de persecución o de temor ante lo abrumante son de alta adrenalina y de adentramiento a la trama.

Maze Runner: Prueba de Fuego hace lo que en muchas ocasiones otras han fracasado, revertir el efecto somnífero de la anterior, ser mejor y dejarnos con  expectativas para la siguiente.



No hay comentarios: