jueves, 1 de octubre de 2015

Lugares Oscuros

Crítica publicada el día miércoles 30 de Septiembre del 2015 en El Sol de Mazatlán. 

El año pasado en el mes de octubre el director David Fincher llevó a la pantalla la novela Perdida (Gone Girl) de Gillian Flynn, autora del Bestseller y cuya adaptación fue un éxito, ya estaba en producción otra de sus novelas llamada Lugares Oscuros (Dark Places) cuyo estreno fue bastante mediano a comparación de la adaptación pasada, sin embargo, eso no deja de quitarle merito a su capacidad para desarrollar thrillers, así que si tienen oportunidad lean el libro, siempre es una experiencia diferente y enriquecedora.

Dark Places es la historia de una joven chica de Kansas que sobrevive a la masacre de su familia y que testifica en contra de su hermano como el asesino. Veinticinco años después será visitada por una sociedad secreta que reclama la inocencia de su hermano. Tan solo reviviendo el incidente podrá averiguar de alguna manera la verdad.


En manos de Gilles Paquet- Brenner, la película vuelve a tomar una muestra de la fragmentada sociedad estadounidense pero contrario a Gone Girl, la crítica que Flynn maneja en sus obras no se ve en pantalla, lo que resalta de la obra es el desarrollo de la investigación y misterio, sin embargo, entre flashbacks, nombres y escenas llenas de drama en la cinta no se encuentran elementos necesarios para sobresalir, se vuelve cansina e intolerante con tantas tramas.

Las actuaciones de la época actual (se manejan dos épocas) son las trascendentales y algunas resultan complejas y se disfrutan, es Charlize Theron que, con su fuerza actoral, llena cada escena con su desinterés, hartazgo, y falta de integridad, es su transformación por la que va tomando ritmo la cinta, se nota un ligero despliegue de drama familiar, enfrentamiento y absolución pero no contempla dirigirse hacia ese lado la película y toma varios caminos para perderse en ellos.  Otros actores que la acompañan son Nicholas Hoult, Christina Hendricks, Corey Stoll y Chloë Grace Moretz quien siempre ha mostrado una gran soltura en pantalla en está ocasión su personaje cae en lo caricaturesco y estereotipado, es hasta el final de su participación cuando se permite desplegar personalidad a su personaje.



En los aspectos de producción no hay nada que sobresalga, por el contrario, está falta de montaje y el diseño de producción carece de calidad o bien, sello propio, en la época de los ochentas pareciese que estás viendo una serie de televisión que usa el color sepia para dar a entender que es el pasado.

Lugares Oscuros sirve para entretenerse un rato, pero que esto se use para recordar que Gillian Flynn merece más y tiene más contenido de lo que aparece “por encimita” aquí. 

No hay comentarios: