domingo, 21 de junio de 2015

Jurassic World

Crítica publicada el día 17 de Junio en el periódico El Sol de Mazatlán (y compartida en ADN Morelos el día 18 de Junio).

Mientras escribo este artículo me acaban de pasar un remix llamado Jurassic Twerk (la verdad está muy movido), esto es solo algo de lo mucho que se empezó a suscitar en estos días tras la reinvención de la saga de dinosaurios. En este fin de semana impuso un record de 500 millones de dólares a nivel mundial en su apertura. La semana pasada aquí hubo una remembranza de las películas anteriores, hoy toca el turno de hablar de la nueva película.



Veintidós años después de los acontecimientos de Parque Jurásico (1993), Isla Nublar tiene ahora un parque temático de dinosaurios en pleno funcionamiento llamado Jurassic World, como lo había previsto John Hammond. Después de 10 años de funcionamiento, las tasas de visitantes están en declive, y con el fin de cumplir con el mandato corporativo, crean una nueva atracción para rescatar el interés de los visitantes, lo que da como resultado algo horrible.

La película es dirigida por Colin Trevorrow y producida por Steven Spielberg. ¿Qué más pueden esperar de una película que ya agotó su trama? ¿Ya es tiempo de salir de la isla? No podría decirse que es tan buena como la primera parte, pero sí es superior a la segunda y tercera parte. Jurassic World es mero entretenimiento, no es arte como Mad Max (una joyita del verano), pero entretiene, emociona y hasta asusta. ¿Se acuerdan de Tiburón (1975)? En ciertos instantes uno salta, aquí pasa lo mismo. La película tiene ciertas inconsistencias en el desarrollo pero si uno se entrega y entiende que no puede ser todo perfecto y en divertirse, Jurassic World resulta muy entretenida y en ocasiones hasta creativa (sí, aunque digan algunos que no), el parque es un ejemplo de ello, verlo en su esplendor como lo que es (¡Por fin!) emociona y causa nostalgia; en ello ves detalles como globos de dinosaurios, paseos y atracciones, nos quedamos con las ganas de ver esto hace tiempo y esta película brinda la oportunidad de desear ir al parque… por un momento al menos. A esto se le agrega los Easter Eggs, esos detalles, objetos o frases que aparecieron en las películas anteriores y que a manera de homenaje (hay bastantes, un personaje en el climax es uno de ellos) se encuentran ocultas en esta nueva cinta.



A la par, el filme se compensa en momentos cruciales con humor, en ocasiones funciona en otras no, de esto, el personaje Lowery interpretado por Jake Johnson tiene momentos muy excelsos.

Otra de las opciones que explora esta película es la relación entrenador- animal. En la primera parte una de las críticas que hubo fue la falta de sorpresa al ver estos seres, aunque no es el caso en esta se ve que hay una manera distinta de interactuar con los dinosaurios, existe el cariño del Alfa (entrenador) hacia al ser que le pidieron cuidar y, sorprendentemente, hay una respuesta positiva del animal (no en todos, sin embargo). 



Las actuaciones es otro complemento que se agradece, habría que traer a nuevo talento que diera el ancho y que fue encantador hacia el público, Chris Pratt se ha convertido en un actor que cae bien y hace un gran trabajo en sus actuaciones, en esta ocasión se convierte en Owen el entrenador de Velociraptores; por otra parte esta Bryce Dallas Howard, gran actriz que es conocida pero a quien no le ha llegado un papel en el cual explore su gran poder actoral, Howard interpreta a Claire, la encargada de manejar el parque y quien debe de tomar decisiones cruciales y enfrentarse a diversas circunstancias (tiene el respeto y envidia de las mujeres por su situación en tacones, ¡Que bárbara!), a este par se les une Vincent D´Onofrio como el repugnante Hoskins, Omar Sy, Lauren Lapkus, BD Wong quien regresa como el doctor Henry Wu (muy cambiado o quizá no lo conocíamos en sí), Nick Robinson y Ty Simpkins  complementan el reparto.



La cinta sigue el ejemplo de Jurassic Park, utiliza animatronics y animación digital para la creación de los dinosaurios y se agrega el performance capture en casi todos los dinosaurios, no se quiso cometer el mismo error de la tercera parte en donde utilizaron animación digital y se ve falso.



La cinta es nostálgica, emocionante, agrada y divierte, no hay que llevar altas expectativas ante un blockbuster, por el contrario, hay que dejarse sorprender. El día que la vi, tuve que hacer una fila de veinte minutos por la cantidad de personas que había, personas que como yo vivieron hace veintidós años el estreno y otras que llevan a sus hijos a ver esta película que significó un avance en efectos y la oportunidad de conocer a estos seres, y si bien el filme es un poco más violento que los anteriores (hay que guiar al niño si es el caso), también tiene sus adherencias a la franquicia. ¿Qué nos mostraran en la siguiente que ya está confirmada? Habrá que pensar en algo interesante e inteligente, muchos ya no volverían al parque y la isla Nublar, habrá que evitar repetirse cuando se busca reinventarse. 







Y ahora, cosas:








No hay comentarios: