domingo, 28 de junio de 2015

IntensaMente

Crítica publicada el día 24 de Junio en el periódico El Sol de Mazatlán (compartida con ADN Morelos el día 25 de Junio)

Hablar de filmes de Disney Pixar es hablar de palabras mayores, su historia misma es digna de ser llevada a pantalla. Siete de sus cintas han recibido el premio Oscar a mejor Película Animada, y tras ver esta cinta es muy factible que el director Pete Docter y Ronaldo del Carmen den otro a la compañía; Docter ganó en el 2009 con Up: Una Aventura de Altura por Mejor película animada y consiguió una nominación a Mejor Película de dicho año, solo dos películas más en éste genero han sido nominadas a esta categoría: La Bella y la Bestia (1991) y Toy Story 3 (2010), al parecer ya habrá una cuarta.


El camino a la adultez puede estar lleno de baches y el de Riley no es la excepción. Ella se muda de su ciudad natal cuando su padre comienza un nuevo trabajo en San Francisco. Como todos nosotros, Riley está guiada por sus emociones – Alegría, Temor, Furia, Desagrado y Tristeza. Las emociones viven en el Cuartel General, el centro de control de la mente de Riley, desde donde la asesoran en su vida cotidiana.

Aplaudida en Cannes en Mayo pasado, estamos ante una de las películas más complejas de la compañía. En los últimos 5 años nos habían presentado continuaciones o incluso una precuela (Monsters University, 2013), salvo por Brave (2012) - que dejo mucho que desear- no se había realizado una película que propusiera un tema diferente; no mal interpreten, Toy Story 3 (2010) es nostálgica y fidedigna pero parte de un trabajo previo. Desde Up: Una Aventura de Altura no hubo película que propusiera, mostrará situaciones, mundos o experimentará con temas y relaciones.

La película IntensaMente muestra las complicaciones que todos tenemos, ya lo dice Jonas Rivera, el productor de la cinta, esto que vemos es sobre nosotros, lo que sentimos, sentiremos y sentirá el prójimo. “Cada mente es un mundo” es una frase común que se ha popularizado y que gracias a este filme terminamos por entender; si bien estamos dentro de las emociones de Riley, en algún momento nos muestran la de papá y mamá (acarreando carcajadas por lo adulto de la escena) la de una maestra, de una vendedora de pizza, o incluso de un can.  IntensaMente muestra las emociones más comunes en nosotros y las más fáciles de salir a la luz: cuando uno está triste se nota, cuando se siente furia se nota aún más. Como adulto se comprende y se pasa por situaciones donde se sabe que después de sentir “algo” llega a sosegarse el alma, la mente y el corazón, hay un final en ello, y queda como un recuerdo, bueno, malo o importante. Esta es una cinta real acerca de la vida, ojo: No hay villanos. Es momento de abrazar nuestras emociones y dar paso a la que nos reinará, no significa que la furia sea mala, o desagrado, sino que llego el tiempo de madurar y formar la personalidad  (iba a ver más emociones pero decidieron reducir el número para hacerla menos complicada).



Nunca una película nos ha confinado de esta forma a la mente humana y a los sentimientos, de esta forma no, Paprika (2006), One Flew Over The  Cuckoo´s Nest (1975), Memento (2000), The Silence of  the Lambs (1991), Donnie Darko (2001), Inception (2010) son obras excepcionales que a su modo nos llevan a través de historias, personajes y pensamientos.  IntensaMente pasa por un cambio complicado, previo a la pubertad (¡uy!, adultos ¿Se acuerdan?). Riley vive la despedida y cambio de lo viejo y la bienvenida a lo nuevo, “adiós amigos, hola personas que no conozco”, y por ende, con grandiosa agilidad, excelente narrativa y poderosa animación (atentos al mundo externo y al de la mente), no solo hay cambio en su entorno, también en su mente (las emociones comprenden cómo deben de trabajar), y aunque en la cinta sucede muy literal y rápido, la llegada a un ambiente desconocido cohíbe y confunde la personalidad, hasta lograr tener la seguridad en sí, al lado y con el apoyo de la familia (lo más importante) para fortalecer virtudes. Es de esta forma como nos lleva la película a este viaje de exploración, conocimiento, percepción para finalizar en: Madurar. Se viaja por Memoria a Largo Plazo, Imaginalandia (Bing- Bong, es un personaje que se queda por siempre en nuestra memoria), Producciones Ensueño (¡Que gran imaginación por parte de los creadores!), Pensamiento abstracto (tremenda catedra de animación y fácil explicación hacia esta voluntad de cambio), Basureros de Olvido, y por metáforas como el Tren del Pensamiento que marcha todo el día o archivos de la memoria donde se guarda información importante (ojo al comentario de los números telefónicos o la canción del comercial). Todo se vive, y se estimula a través de la música del maestro Michael Giacchino ¡sublime!  



Pero, ¿Y los niños le entenderán? Es probable que si tiene más de 7 años lo haga, pero un niño pequeño no descifra las emociones aún pero, un infante ya con capacidad de razonar quizá hasta descubra por qué se siente a veces de una forma; un adulto se sentirá identificado, comprenderá o recordará y es que ¿Quién ha dicho que un filme animado es para niños o, que esta película es para niños? (¿Alguien dijo Vals con Bashir que es para adultos, El Fantástico Mr. Fox o las obras del maestro Hayao Miyazaki que van más allá de un simple cuadro animado?).  No olviden estar atento de los llamados Easter Eggs donde se pueden ver homenajes a otras películas como Toy Story, Bichos, Buscando a Nemo, o de la atracción La Mansión Embrujada y más.  

En esta crítica superficial (si, porque de otra forma tendría que hacer un ensayo o hablar de la cinta contando todo), se espera guiar. Admirable es la palabra para dictaminar esta película, un clásico se encuentra en cartelera y es óptimo que vaya a verla.





PD: Lleguen antes para que vean el corto “Lava”, podría parecer cursi, al parecer sólo aquellos que han comprendido lo que es el amor, y la paciencia que conlleva esperar, entenderá el significado. Esta cargado de honestidad y sentimiento. 

No hay comentarios: