domingo, 28 de junio de 2015

IntensaMente

Crítica publicada el día 24 de Junio en el periódico El Sol de Mazatlán (compartida con ADN Morelos el día 25 de Junio)

Hablar de filmes de Disney Pixar es hablar de palabras mayores, su historia misma es digna de ser llevada a pantalla. Siete de sus cintas han recibido el premio Oscar a mejor Película Animada, y tras ver esta cinta es muy factible que el director Pete Docter y Ronaldo del Carmen den otro a la compañía; Docter ganó en el 2009 con Up: Una Aventura de Altura por Mejor película animada y consiguió una nominación a Mejor Película de dicho año, solo dos películas más en éste genero han sido nominadas a esta categoría: La Bella y la Bestia (1991) y Toy Story 3 (2010), al parecer ya habrá una cuarta.


El camino a la adultez puede estar lleno de baches y el de Riley no es la excepción. Ella se muda de su ciudad natal cuando su padre comienza un nuevo trabajo en San Francisco. Como todos nosotros, Riley está guiada por sus emociones – Alegría, Temor, Furia, Desagrado y Tristeza. Las emociones viven en el Cuartel General, el centro de control de la mente de Riley, desde donde la asesoran en su vida cotidiana.

Aplaudida en Cannes en Mayo pasado, estamos ante una de las películas más complejas de la compañía. En los últimos 5 años nos habían presentado continuaciones o incluso una precuela (Monsters University, 2013), salvo por Brave (2012) - que dejo mucho que desear- no se había realizado una película que propusiera un tema diferente; no mal interpreten, Toy Story 3 (2010) es nostálgica y fidedigna pero parte de un trabajo previo. Desde Up: Una Aventura de Altura no hubo película que propusiera, mostrará situaciones, mundos o experimentará con temas y relaciones.

La película IntensaMente muestra las complicaciones que todos tenemos, ya lo dice Jonas Rivera, el productor de la cinta, esto que vemos es sobre nosotros, lo que sentimos, sentiremos y sentirá el prójimo. “Cada mente es un mundo” es una frase común que se ha popularizado y que gracias a este filme terminamos por entender; si bien estamos dentro de las emociones de Riley, en algún momento nos muestran la de papá y mamá (acarreando carcajadas por lo adulto de la escena) la de una maestra, de una vendedora de pizza, o incluso de un can.  IntensaMente muestra las emociones más comunes en nosotros y las más fáciles de salir a la luz: cuando uno está triste se nota, cuando se siente furia se nota aún más. Como adulto se comprende y se pasa por situaciones donde se sabe que después de sentir “algo” llega a sosegarse el alma, la mente y el corazón, hay un final en ello, y queda como un recuerdo, bueno, malo o importante. Esta es una cinta real acerca de la vida, ojo: No hay villanos. Es momento de abrazar nuestras emociones y dar paso a la que nos reinará, no significa que la furia sea mala, o desagrado, sino que llego el tiempo de madurar y formar la personalidad  (iba a ver más emociones pero decidieron reducir el número para hacerla menos complicada).



Nunca una película nos ha confinado de esta forma a la mente humana y a los sentimientos, de esta forma no, Paprika (2006), One Flew Over The  Cuckoo´s Nest (1975), Memento (2000), The Silence of  the Lambs (1991), Donnie Darko (2001), Inception (2010) son obras excepcionales que a su modo nos llevan a través de historias, personajes y pensamientos.  IntensaMente pasa por un cambio complicado, previo a la pubertad (¡uy!, adultos ¿Se acuerdan?). Riley vive la despedida y cambio de lo viejo y la bienvenida a lo nuevo, “adiós amigos, hola personas que no conozco”, y por ende, con grandiosa agilidad, excelente narrativa y poderosa animación (atentos al mundo externo y al de la mente), no solo hay cambio en su entorno, también en su mente (las emociones comprenden cómo deben de trabajar), y aunque en la cinta sucede muy literal y rápido, la llegada a un ambiente desconocido cohíbe y confunde la personalidad, hasta lograr tener la seguridad en sí, al lado y con el apoyo de la familia (lo más importante) para fortalecer virtudes. Es de esta forma como nos lleva la película a este viaje de exploración, conocimiento, percepción para finalizar en: Madurar. Se viaja por Memoria a Largo Plazo, Imaginalandia (Bing- Bong, es un personaje que se queda por siempre en nuestra memoria), Producciones Ensueño (¡Que gran imaginación por parte de los creadores!), Pensamiento abstracto (tremenda catedra de animación y fácil explicación hacia esta voluntad de cambio), Basureros de Olvido, y por metáforas como el Tren del Pensamiento que marcha todo el día o archivos de la memoria donde se guarda información importante (ojo al comentario de los números telefónicos o la canción del comercial). Todo se vive, y se estimula a través de la música del maestro Michael Giacchino ¡sublime!  



Pero, ¿Y los niños le entenderán? Es probable que si tiene más de 7 años lo haga, pero un niño pequeño no descifra las emociones aún pero, un infante ya con capacidad de razonar quizá hasta descubra por qué se siente a veces de una forma; un adulto se sentirá identificado, comprenderá o recordará y es que ¿Quién ha dicho que un filme animado es para niños o, que esta película es para niños? (¿Alguien dijo Vals con Bashir que es para adultos, El Fantástico Mr. Fox o las obras del maestro Hayao Miyazaki que van más allá de un simple cuadro animado?).  No olviden estar atento de los llamados Easter Eggs donde se pueden ver homenajes a otras películas como Toy Story, Bichos, Buscando a Nemo, o de la atracción La Mansión Embrujada y más.  

En esta crítica superficial (si, porque de otra forma tendría que hacer un ensayo o hablar de la cinta contando todo), se espera guiar. Admirable es la palabra para dictaminar esta película, un clásico se encuentra en cartelera y es óptimo que vaya a verla.





PD: Lleguen antes para que vean el corto “Lava”, podría parecer cursi, al parecer sólo aquellos que han comprendido lo que es el amor, y la paciencia que conlleva esperar, entenderá el significado. Esta cargado de honestidad y sentimiento. 

lunes, 22 de junio de 2015

Celluloid Ceilings: Women Directors Speak Out





Las mujeres directoras de cine y la muy difícil situación de encontrar trabajo, solo porque son mujeres en una industria machista.


domingo, 21 de junio de 2015

Jurassic World

Crítica publicada el día 17 de Junio en el periódico El Sol de Mazatlán (y compartida en ADN Morelos el día 18 de Junio).

Mientras escribo este artículo me acaban de pasar un remix llamado Jurassic Twerk (la verdad está muy movido), esto es solo algo de lo mucho que se empezó a suscitar en estos días tras la reinvención de la saga de dinosaurios. En este fin de semana impuso un record de 500 millones de dólares a nivel mundial en su apertura. La semana pasada aquí hubo una remembranza de las películas anteriores, hoy toca el turno de hablar de la nueva película.



Veintidós años después de los acontecimientos de Parque Jurásico (1993), Isla Nublar tiene ahora un parque temático de dinosaurios en pleno funcionamiento llamado Jurassic World, como lo había previsto John Hammond. Después de 10 años de funcionamiento, las tasas de visitantes están en declive, y con el fin de cumplir con el mandato corporativo, crean una nueva atracción para rescatar el interés de los visitantes, lo que da como resultado algo horrible.

La película es dirigida por Colin Trevorrow y producida por Steven Spielberg. ¿Qué más pueden esperar de una película que ya agotó su trama? ¿Ya es tiempo de salir de la isla? No podría decirse que es tan buena como la primera parte, pero sí es superior a la segunda y tercera parte. Jurassic World es mero entretenimiento, no es arte como Mad Max (una joyita del verano), pero entretiene, emociona y hasta asusta. ¿Se acuerdan de Tiburón (1975)? En ciertos instantes uno salta, aquí pasa lo mismo. La película tiene ciertas inconsistencias en el desarrollo pero si uno se entrega y entiende que no puede ser todo perfecto y en divertirse, Jurassic World resulta muy entretenida y en ocasiones hasta creativa (sí, aunque digan algunos que no), el parque es un ejemplo de ello, verlo en su esplendor como lo que es (¡Por fin!) emociona y causa nostalgia; en ello ves detalles como globos de dinosaurios, paseos y atracciones, nos quedamos con las ganas de ver esto hace tiempo y esta película brinda la oportunidad de desear ir al parque… por un momento al menos. A esto se le agrega los Easter Eggs, esos detalles, objetos o frases que aparecieron en las películas anteriores y que a manera de homenaje (hay bastantes, un personaje en el climax es uno de ellos) se encuentran ocultas en esta nueva cinta.



A la par, el filme se compensa en momentos cruciales con humor, en ocasiones funciona en otras no, de esto, el personaje Lowery interpretado por Jake Johnson tiene momentos muy excelsos.

Otra de las opciones que explora esta película es la relación entrenador- animal. En la primera parte una de las críticas que hubo fue la falta de sorpresa al ver estos seres, aunque no es el caso en esta se ve que hay una manera distinta de interactuar con los dinosaurios, existe el cariño del Alfa (entrenador) hacia al ser que le pidieron cuidar y, sorprendentemente, hay una respuesta positiva del animal (no en todos, sin embargo). 



Las actuaciones es otro complemento que se agradece, habría que traer a nuevo talento que diera el ancho y que fue encantador hacia el público, Chris Pratt se ha convertido en un actor que cae bien y hace un gran trabajo en sus actuaciones, en esta ocasión se convierte en Owen el entrenador de Velociraptores; por otra parte esta Bryce Dallas Howard, gran actriz que es conocida pero a quien no le ha llegado un papel en el cual explore su gran poder actoral, Howard interpreta a Claire, la encargada de manejar el parque y quien debe de tomar decisiones cruciales y enfrentarse a diversas circunstancias (tiene el respeto y envidia de las mujeres por su situación en tacones, ¡Que bárbara!), a este par se les une Vincent D´Onofrio como el repugnante Hoskins, Omar Sy, Lauren Lapkus, BD Wong quien regresa como el doctor Henry Wu (muy cambiado o quizá no lo conocíamos en sí), Nick Robinson y Ty Simpkins  complementan el reparto.



La cinta sigue el ejemplo de Jurassic Park, utiliza animatronics y animación digital para la creación de los dinosaurios y se agrega el performance capture en casi todos los dinosaurios, no se quiso cometer el mismo error de la tercera parte en donde utilizaron animación digital y se ve falso.



La cinta es nostálgica, emocionante, agrada y divierte, no hay que llevar altas expectativas ante un blockbuster, por el contrario, hay que dejarse sorprender. El día que la vi, tuve que hacer una fila de veinte minutos por la cantidad de personas que había, personas que como yo vivieron hace veintidós años el estreno y otras que llevan a sus hijos a ver esta película que significó un avance en efectos y la oportunidad de conocer a estos seres, y si bien el filme es un poco más violento que los anteriores (hay que guiar al niño si es el caso), también tiene sus adherencias a la franquicia. ¿Qué nos mostraran en la siguiente que ya está confirmada? Habrá que pensar en algo interesante e inteligente, muchos ya no volverían al parque y la isla Nublar, habrá que evitar repetirse cuando se busca reinventarse. 







Y ahora, cosas:








miércoles, 17 de junio de 2015

Recordando Jurassic Park

Columna publicada el día 10 de Junio en el periódico El Sol de Mazatlán (en Capital Morelos también se escribió de Jurassic Park)

Jurassic Park fue una de las primeras películas que vi en el cine, la adaptación de la novela de Michael Crichton cobró vida bajo la dirección de Steven Spielberg. La franquicia comenzaba. Una persona había decidido utilizar los restos de un mosquito cubierto en ámbar en la época de los dinosaurios, se extrajo la sangre que tenía y de ahí clonaron dinosaurios, pero todo salió mal, lo que estaba pensado como un parque de diversiones y de cierta forma la rehabitación de los dinosaurios en el mundo, no pudo ser. Imagínense, era principios de los noventas, y las películas de ciencia ficción y de acción en ese tiempo no eran lo que fue en los setentas u ochentas o lo que son ahora (esta etapa se comenzó haciendo otro cine, y no se apostaba más que a continuaciones). Sí, es cierto, hubo cientos de películas que recordamos, pero a comienzos de los noventas pocas eran las cintas como Batman, Terminator o Jurassic Park  que fueron un avance revolucionario para muchas películas de hoy en día.



Jurassic Park utilizo animación digital de gran escala y animatronics, los dinosaurios parecían muy reales; unidos a las buenas actuaciones por parte de Sam Neill, Laura Dern, Jeff Goldblum, un par de niños encabezados por Joseph Mazzello (que tendría un par de filmes en los que destacaría), y a los buenos acordes del maestro John Williams; el filme se añadió a la destacada lista de cintas de los noventas de héroes de acción y nuevos mundos inimaginables. El guion fue escrito por el mismo Crichton con modificaciones al paso de los meses por Malia Scotch Marmo y David Koepp: no es todo el material del libro, la personalidad de John Hammond fue cambiada por completo, cuando se terminó de escribir el libreto quitaron narraciones para explicar el proceso de clonación, entre otros puntos más. Un recuerdo vivaz son las figuras de acción, marcadas cual animales de rastro que llevan las signas JP (en las tiendas departamentales ya se venden las del nuevo filme) o las ondas en el agua que avisaban la llegada de un Tiranosaurio Rex. Jurassic Park logró 3 premios Oscar en la categoría de Mejor Sonido, Mejores Efectos de Sonido y Mejores Efectos Visuales.  



En 1997 aparecería El Mundo Perdido: Jurassic Park, dirigida por Spielberg y basada en el segundo libro de Crichton de mismo nombre, le fue bien en taquilla y tuvo un buen desempeño, pero ya no había novedad como hacía 4 años. Una joven Julianne Moore aparecía junto a Jeff Goldblum quien repetía como Ian Malcom. Ciertas escenas del primer libro se retomaron, como es el caso del acto inicial.



La tercera parte se estrenó en el 2001, y no se basó en el libro, pero si en los personajes. No acaparó atención, contrario a sus sucesoras el CGI se usó en la realización de todos los dinosaurios pero no se notan falsos (bueno, si la ves hoy en día sí), después de todo esta franquicia fue precursora de ello (es la trama la que resulta incómoda), dos de los personajes principales salen (excepto el de Goldblum, solo es mencionado), la cinta no es de las favoritas pero ante esta, las pocas críticas negativas de la primera parte quedaron olvidadas tras la tercera entrega.




El viernes llega la reinvención de la franquicia aunque toma el número de “cuarta parte”. El chico de moda es el protagonista, Chris Pratt acompañado de Bryce Dallas Howard y Vincent D´Onofrio, B.D Wong quien trabajó en las pasadas cintas regresa; la produce Steven Spielberg y dirige Colin Trevorrow. Más de 10 años duro este proyecto en concretarse, ya que no se estaba conforme con los guiones que se entregaban. La próxima semana, cuando abra el parque, la crítica de Jurassic World aquí.  

Ariel 2015

Columna publicada el día 3 de Junio en el periódico El Sol de Mazatlán 

Hace una semana se entregó el Ariel a lo mejor del arte cinematográfico nacional por parte de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas. He leído comentarios despotricando de la ceremonia y no quiero dejarlo pasar, por lo que voy a aclarar ciertos puntos y dar una opinión al respecto.

 1) Ceremonia aburrida, sosa y nada simpática: Ante una cobertura total de la industria Hollywoodense en cines y contenidos, es obvio que se espera algo tipo Oscar. El Ariel es sobrio (como Cannes), lleno de chistes sarcásticos, personalidades, actores demostrando talento, y un discurso por México.

2) Premian películas que solo ellos ven: El año pasado hubo más de 500 producciones, una cifra espectacular (aún falta), que se puede ver mermada por el recorte cultural (ya cuando se comenzaba a avanzar). Un reclamo del año pasado es que los distribuidores no apuestan por el cine independiente o el de demanda, el cine comercial va a la alza, pero debe haber equidad; falta visión y promoción de las distribuidoras. No fue un cine que nada más la Academia vio, también fue visto en festivales (mundiales y nacionales), cinetecas, funciones especiales y en salas selectas.

3) Es el Ariel, no cuenta, no vale: Hace unos tantos años hubiese consentido, a causa del deterioro nacional de los setentas y a finales de los noventas, no había cine rescatable, salvo unos cuantos pero, conforme fue creciendo la industria, las películas empezaron a ser seleccionadas, ya no había que raspar de los confines para ver a quién se podría nominar, ahora es distinto.

Quien despotrica en contra, es por la misma razón que se ríe de la desgracia a terceros, los que no quieren a México, los que no saldrán a votar no por castigar al sistema sino porque alguien no compro su voto, es por falta de identidad y producto de un cinismo sin fundamentos.

Manténgase atento a cuando lleguen las cintas ganadoras en distintos rumbos como: Güeros de Alonso Ruiz Palacios; La Tirisia de Jorge Pérez Solano; Carmin Tropical por Rigoberto Perézcano; o del documental H20mx de José Cohen y Lorenzo Hagerman, entre muchas otras categorías, vale mucho la pena darse una vuelta por Google y teclear “Ganadores del Ariel” y ver quién recibió premio, hay ciertos filmes comerciales que también fueron premiados.

También, se vale saber quién obtuvo el Ariel de Oro: Bertha Navarro por su calidad de productora en filmes como El Laberinto del Fauno, mujer que abrió camino a las féminas en la industria cinematográfica en México. De igual forma, se le concedió Ariel de Oro a Miguel Vázquez, creador de efectos especiales y precursor de esta modalidad (bien hecha) en México, lo llevo a trabajar con el gran director alemán, Werner Herzog en la película Aguirre, la ira de Dios o Fitzcarraldo. Su trabajo también se vio reflejado en el clásico  ¡Tintorera!


Salvo por el hecho que la ceremonia no es en vivo, todo lo demás va por buen camino ¡Viva el crecimiento del cine en México! 




Tomorrowland: El Mundo del Mañana

Critica publicada el día 28 de Mayo en el periódico Capital Morelos

Brad Bird (Los Increíbles, Ratatouille y Misión Imposible: Protocolo Fantasma) dirige la aventura infantil de Ciencia Ficción llamada Tomorrowland, basada en el juego de atracciones del mismo nombre en Disneyland. Damon Lindelof (Lost) descubrió una caja sobre la construcción de ese espacio, imaginó que realmente existía y escribió sobre ello. Frank (George Clooney) fue un niño prodigio pero esta hastiado de tantas desilusiones, por su parte Casey (Britt Robertson) es una brillante y optimista adolescente llena de curiosidad, juntos se embarcan en una peligrosa misión para descubrir y proteger un sitio que se encuentra en algún lugar del tiempo y espacio.  Tomorrowland se rodea de datos científicos, históricos e invenciones para crear lo que vemos, más que eso es un discurso sobre no rendirse, creer en uno y en el talento para salir adelante de forma personal y como sociedad. Se plantea que no hay que hacer caso a los mensajes negativos, y alentar al optimismo, que los seres vivos tengan una oportunidad como tal y que busquen un futuro mejor a través de los valores y del coraje. El único inconveniente sería la falta de personalidad y fuerza de los personajes, salvo por Britt Robertson que brinda a su personaje frescura y juventud, George Clooney esta desperdiciado; ese índice quedo olvidado al querer destacar la idea e historia, y se entiende pues, en tiempos de desespero e inmoralidad, los mensajes positivos a los niños deben de ser al por mayor, porque todos podríamos ser elegidos.