martes, 5 de mayo de 2015

Rápido y Furioso 7

Crítica publicada el día 22 de abril en el periódico El Sol de Mazatlán.



De las siete entregas contando esta nueva, he visto tres películas y media. La media parte es la primera (aunque sí tengo en mi memoria haber visto la fracción que me faltaba en algún momento), nunca le vi el atractivo a Vin Diesel o a la saga. Este filme lo vi por lo que la mayoría fue a verla: Paul Walker. Rápido y Furioso lo puso en la mira, Rápido y Furioso 7 es su despedida, y al igual que él, cuya carrera actoral fue bastante inconsistente, el filme es un reflejo de ello.  

Tras los sucesos en Londres de Rápido y Furioso 6, el hermano de Owen Shaw, llamado Deckard Shaw se dedica a perseguir a Dominic Toretto y a su pandilla para hacerlos pagar, persecuciones de autos, peleas y mucha acción es lo que nos muestra Rápido y Furioso 7.

Vin Diesel, cuando estaba haciendo la promoción de la película dijo que “Rápido y Furioso 7 va a ganar muchos Oscares”, nadie supo si tomarlo a broma o de plano era algo que sí creía. Hace un par de días, platicando con un amigo me comentó que “para todo tienen que mostrar y hacerlo con automóviles”, por lógica es cierto, es un filme sobre carros, cuyo contenido comenzó de esa forma y la línea se fue expandiendo para llegar a ser ¿un grupo no gubernamental sino clandestino haciendo cosas ilegales que a veces ayuda al gobierno porque éste no tiene a nadie que pueda hacerlo? Bueno, supongamos que sucede, el problema es la trama tan absurda, infantil, cargada de explosiones sin una justificación ¿de verdad tienen que esconder un artefacto en un auto? O ¿volar tres edificios en un auto? Es que, ¿Por qué no siguieron con un ritmo de carreras o de expandir su negocio y volverse millonarios haciendo esto y hacer una película donde competidores de todo el mundo entren para probarse a sí mismos, algo así como Meteoro o incluso Need for Speed o hacer su agencia de espionaje? Rápido y Furioso se perdió en el limbo y terminó siendo una capirotada. Posee diálogos absurdos y simples, escenas fantoches (como Dwayne “The Rock” Johnson rompiendo un yeso), no hay persecuciones o malabarismos ni carreteras decentes para sentir emoción. Quizá el gran problema fue la muerte de Walker, hay escenas donde se vislumbra a su hermano (poner mucha atención), pero ¿y si el guion no era así y tuvo que cambiar? ¿Realmente la acción era hacia Toretto o hacia Brian  O´Conner y tuvieron que invertir todo? Quizá la película bajo de calidad tras la ausencia de Walker y debió optar por minimizar su personaje y al último despedirlo de forma un tanto solemne pero forzada. 

La mayoría de las actuaciones son pésimas, no hay química entre Michelle Rodríguez y Vin Diesel (no hay tensión sexual, no hay coqueteos, no hay chistes o buen humor). Paul Walker no tiene oportunidad de brillar en su actuación final. Y sobre Dwayne “The Rock” Johnson,  realmente ¿quién se empeña en hacerlo actuar? Los cameos de otros artistas son pocos y no se disfrutan. Los únicos que en ocasiones son divertidos son Tyrese Gibson como Roman y Ludacris como Tej; resalta Nathalie Emmanuel como la Hacker de nombre Ramsey.

Es una película bastante floja, no llega ni a palomera, aburre y no entretiene, ni siquiera los carros es un atractivo, si no hubiera pasado lo de Walker es muy posible que no hubiera tenido el éxito de la actualidad (ni la hubiera ido a ver yo).




No hay comentarios: