miércoles, 18 de febrero de 2015

De los Oscares: Mejor Película. Primera Parte

Columna publicada el día 11 de febrero en El Sol de Mazatlán



Más que hablar del Oscar como premio, tomemos en cuenta que abre un panorama de conocimiento a películas de lengua extranjera o incluso de Animación, de Cortometrajes (que muchos son de otros países), Documentales (que es un género estupendo) y por supuesto el área a Mejor Película. 

Falta una semana para esa noche, en la que varios mexicanos están nominados. Alejandro González Iñarritu y Emmanuel Lubezki son los que suenan más fuerte para llevarse el premio. Pero esta mañana toca hablar de cuatro de los ocho filmes nominados (la próxima semana hablamos de los últimos cuatro). 

Siendo sincera, me faltan sólo tres por ver, uno de ellos aún sigue en cartelera en los Estados Unidos y arrasó en taquilla, American Sniper, cinta de síntomas patrióticos dirigida por Clint Eastwood y protagonizada por Bradley Cooper; fue criticada (y se rieron) por mostrar a un bebe falso, o que el actor Seth Rogen haya dicho que la cinta le recuerda al falso filme de propaganda Nazi de Inglourious Basterds (nominada en el 2009). La película habla de un caso real sobre un francotirador norteamericano que tiene el record de muertes en esta rama (el documentalista Michael Moore, nombro cobarde a los francotiradores tras el estreno de American Sniper). La cinta ha obtenido críticas divididas pero, hasta no ver, voy a opinar.


Birdman (or the unexpected virtue of ignorance) es una película fresca, critica. Perdió en la pasada entrega del BAFTA, pero ha ganado en otros rumbos, incluido en el Sindicatos de Directores, veremos si la crítica comercial cala en la Academia tan conservadora. 



Boyhood es una travesía de edades y tiempo, un experimento que se aplaude por tener la constancia de ser realizado en doce años, pero no más, y aunque le fue bien en los BAFTA, es la película más sobrevalorada de este año (como American Hustle el año pasado), algún sector del público exigente le ha aburrido, y algunos críticos ni siquiera la tomaron en cuenta en su lista de mejores cintas del 2014 (otros sí). Lo que destaca son las actuaciones de Patricia Arquette y Ethan Hawke, son muy buenas. 



Por último (por el momento), la cinta más encantadora, cómica, brillante, inteligente y alegre es The Grand Budapest Hotel, quizá es muy todo esto para ser tomada en cuenta. Sobre todo en lo divertida, a la Academia le encanta el drama, y el filme tiene toques irónicos y sarcásticos. 



Es momento de realizar su terna, el tiempo se acerca y llegará el momento, de esos minutos frente al televisor que se hacen largos (a veces porque cuesta abrir el sobre), y usted en su mente o en voz alta dirá su favorita, lo cierto es que todas tendrán sus méritos. La próxima semana hablamos de las cuatro restantes.

No hay comentarios: