sábado, 24 de enero de 2015

Primicia Mortal



Crítica publicada el día 21 de enero del 2015 en el periódico El Sol de Mazatlán

Más de alguna vez nos hemos  preguntado cómo llegan los camarógrafos de noticias tan rápido a los lugares de los hechos. Corresponsales es la respuesta o… ¿video aficionados? ¿Cámara de celular? O ¿algún otro particular que graba la situación?  Si usted respondió que todas, está en lo correcto. Sí es posible que los corresponsales lleguen a tiempo, pero es una apuesta de 3 a 8 y es casi tarde cuando lo hacen. Curioso, ahora que pasan ese tipo de reportajes lo único que uno piensa es en esta película. 

Dirigida por Dan Gilroy cuya obra es su ópera prima como director (pero tiene un gran trabajo como escritor), la historia es sobre un ambicioso reportero freelance (Jake Gyllenhaal) que se adentra en el mundo del periodismo criminalista y amarillista de Los Ángeles, dónde se pone a prueba la ética cada noche.


 Lo que se nos presenta aquí es una gran cinta que puede llegar a mostrarse en las clases de periodismo, ética y video en la universidad. Louis Bloom es un chico que al parecer no tiene futuro, ruega por una oportunidad de trabajo, es algo creepy de hecho, su ética es cuestionable, y la cámara lo convierte en una persona non grata pero “admirable”, pues el afán de superación, de pertenencia, y de ambición es tal que eso es digno de loar, sin embargo, el método que utiliza no es muy humano. De hecho, es muy posible que, quienes se dediquen a esto no lo sean, muchas veces fotógrafos, reporteros, camarógrafos por lograr la nota tienden a cambiar, desobedecer normas, cubrir rastros, mentir, y no ayudar (olvidándose de su calidad humana) para que a través de la televisión salga algo que provoque indignación. Cabe destacar que eso no es ser periodista, pero ante un mundo previsto de deshumanidad y  morbo lo que estos “profesionales” hacen es dar lo que la gente quiere ver. Con tomas de noche en su totalidad, el filme presenta momentos grandiosos sobre el amarillismo puro, acción y suspenso constante.

Jake Gyllenhaal, cuya nominación al Oscar por este trabajo no llego, crea a este personaje que parece enfermo (bajo varios kilos), desadaptado, ambicioso, mezquino y cínico, todo en uno. Quizá por ello no lo nominaron, la Academia no quiere reflejar lo “malo” de su sociedad y premiar estas cintas (ya se ha visto con We Need to Talk About Kevin en el 2011), no importa, el personaje de Bloom llega a otro punto, un personaje que conformen pasen los años su modo errático será recordado cuando se popularice la película. Primicia Mortal es Jake Gyllenhaal.


La idea del realizador y las actuaciones secundarias de Rene Russo o Riz Ahmed ayudan al personaje de Bloom para seguir con su camino; camino que no deja tener sus errores en la historia si la idea es ponernos duros, pero como no queremos, cualquier detalle de este tipo lo sobrepasa el entretenimiento, la actuación, el nerviosismo y la perturbación que sentimos cuando vemos los actos de todos los involucrados para llevarnos una “verdad” a expensas de uno mismo o de esa realidad que deben y no quieren mostrar, por el contrario, alteran.

No hay comentarios: