sábado, 31 de enero de 2015

De los Oscares: Mejor Película Animada



La Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas cometió un grave error, mas no es y seguramente tampoco será la primera vez. El jueves pasado en la categoría de Mejor Película de Animación omitieron la cinta La Gran Aventura Lego, la cual fue estrenada el pasado Marzo y previo a su estreno la pregunta era ¿qué se puede decir en un filme que involucre Legos? la palabra es imaginación, la película está llena de buenos momentos, es innovadora y creativa, con grandes mensajes y muy divertida. Así pues, el Oscar la ignoró y solo la nominó a mejor canción original (Everything is Awesome), si bien los premios no son importantes, involucran una gran publicidad con la que cautivaría a nuevos espectadores. De todas formas el director dijo que el crearía su propio Oscar a base de Legos. Por ello, las otras cintas nominadas fueron relegadas tras la publicidad de la omisión, todo apunta a que Cómo Entrenar a tu Dragón 2 fue la encargada de evitar que los “bloques” estuvieran en dicha categoría; nadie sabe por qué. Las otras películas merecen estar ahí, la encantadora Boxtrolls de la talentosa empresa Laika está presente; la conmovedora y muy abrazable Grande Héroes se encuentra en dicha categoría; Song of the Sea ya atrajo miradas tras su nominación, el curioso filme de animación tradicional con toques de acuarela proveniente de Irlanda espera ser más conocido tras este nombramiento; Japón es un activo en esta categoría, vuelve aparecer con el filme El Cuento de la Princesa Kaguya (¿Qué pasará cuando Studio Ghibli cierre sus puertas?) con una animación muy distinta a la acostumbrada por el estudio. Quedo en la carrera la película con matices mexicanos, El Libro de la Vida. Lo bueno de los que están y de los que no, es que la imaginación continua y ningún premio va evitar que sigan dibujando y creando historias mejores que las nominadas a mejor película del año. 



No hay comentarios: