martes, 11 de noviembre de 2014

Remembranza de El Proyecto de la Bruja de Blair

Columna publiclada el día 23 de Octubre en el periódico El Caudillo de Morelos 

 Hace días leí que el final de El Proyecto de la Bruja de Blair no sería el que conocemos. Eduardo Sánchez, uno de sus directores, comentó que la bruja aparecería al final. La esquizofrenia en el ambiente ayudó a la atmosfera de terror psicológico que está presente. La cinta obtuvo un premio en el Festival de Cannes y una cifra record de 200 millones de dólares de recaudación (para lo que se invirtió). Como dato curioso, el fabricante de juguetes Todd McFarlane, hizo una propuesta de la bruja.



Este filme se estrenó en Octubre de 1999, fue precursor en la era moderna del Mockumentary. Ojo: era moderna; ya había otras cintas estilo documental o cámara subjetiva e incluso de terror, como Holocausto Caníbal (1980). El Proyecto de la Bruja de Blair fue un parteaguas en el cine, filmada con una cámara, inversión de 20 mil dólares, actores principiantes y en un parque, utilizaron poco material stock, Artisan Entertainment realizó la estrategia de marketing y la distribuyó ¿El éxito? Hacer creer que era real. Hubo una página de internet (todavía esta online) que mostraba hallazgos de la policía acerca de estos chicos que eran estudiantes de cine y que habían decidido hacer su proyecto final sobre el mito de una bruja (ficticia) en Burkittsville, Maryland. El poco uso de internet en ese entonces ayudó mucho.



No hay como jugar con la mente humana. El día que vi ese filme era 31 de Octubre, en su estreno y sala llena, me mantuve enrollada en la butaca, era algo como “no bajes los pies por que la bruja te va a jalar” o recordar el Son Jarocho, La Bruja “¡Ay, que bonito es volar a las 2 de la mañana!” Era preocupante que a mitad de la noche me despertará y encima (por motivo a fiestas de Halloween) escuchará tambores fuera de casa, no logré dormir bien hasta Diciembre; luego en unos premios vi a los actores, supuestamente desaparecidos, caí en cuenta que era un falso documental; sí, es una película de ficción. Si la analizas, es sencilla pero con una concepción interesante y con datos creados, hecha con pasión y ambición, de bajo presupuesto pero ante tal carencia decidieron esmerarse en plasmar tensión. La cinta es absorbente, ahoga y genera crisis. Propone una experiencia al espectador. Pasando los años, el mockumentary se popularizó, en algunos casos se ha usado bien, en otros no.



En cuanto a los actores, cuyos nombres reales son los que se escuchan en pantalla (Heather, Joshua, Michael), ayudó que, durante los 8 días de filmación, vivieron en supervivencia, buscando cestos de comida que administraba la producción, o que sólo conocieran la sinopsis que ha dado paso a la leyenda urbana del cine que tú conoces, es decir, los actores pudieron pensar que en realidad había algo raro en el lugar, eso ayudó a que sus reacciones fueran reales. Para todos, el éxito llegó muy rápido, de los 3 actores sólo Joshua ha podido obtener roles hasta la fecha (Si Decido Quedarme-de este año- como Denny). Tampoco los directores Daniel Myrick y Eduardo Sánchez han hecho algo retumbante, han colaborado en algunas producciones independientes, siendo Sánchez el que ha trabajo en cintas un poco más conocidas como V/H/S/2 (2013). Después del alboroto, los realizadores quisieron descansar pero Artisan quiso obtener más beneficios, contrató a otro director para realizar la secuela que fue un fracaso en taquilla y críticas. Acercándose las fechas de miedo, El proyecto de la Bruja de Blair se mantienen en el subconsciente, ha traspasado el tiempo y sigue vigente.

No hay comentarios: