martes, 25 de noviembre de 2014

Grandes Héroes



Crítica publicada el día 19 de Noviembre en el periódico El Sol de Mazatlán

Grandes Héroes es el largometraje número 54 de Disney. Proviene de un comic de Marvel escrito por Steven T. Seagle y Duncan Roulea. ¿Curioso, no? Hemos visto a otros héroes muy distintos en la pantalla. El filme está dirigido por Chris Williams director de Frozen y co-dirigido por Don Hall. Contrario a lo que hemos visto en otras películas sobre superhéroes, o de personas comunes queriendo o convirtiéndose en héroe (o intentando), aquí tenemos a unos personajes muy particulares. 



La historia transcurre en San Fransokyo, Hiro es un muchacho de 14 años que es un genio de la robótica, su hermano Tadashi también es un genio, él se encuentra en el Instituto de Tecnología de esa ciudad desarrollando un robot llamado Baymax, quien cambiará la ayuda médica para siempre. Tras un fatídico accidente, Hiro debe enfrentarse junto con sus amigos (Fred, Honey Lemon, Wasabi y Go Go Tomago) a Yokai, un enmascarado cuya meta no es destruir la ciudad, sino obtener una satisfacción.



El tema es sencillo, la familia y los amigos. Por la familia se hace lo imposible. Se cuida a hijos de los hermanos, los hermanos se cuidan entre sí, padre enseña a hija todo lo que sabe y la impulsa a salir adelante, la familia perdura, de una forma u otra, incluso en el trabajo de años, en un escrito, en una canción, en una palabra, en la descendencia, o en un robot. Ojo, este filme pertenece a la manufactura de un nuevo equipo en Disney, no es el área de Pixar, viene de donde se creó Ralph, El Demoledor (2012) y Frozen: Una Aventura Congelada (2013). Grandes Héroes es una lección sobre encontrar un lugar en el mundo a base de talento, amistad, autoestima, confianza, familia, y ser una buena persona, existen trabas como en todo pero de eso se trata la vida, de seguir con lo que nos enseñaron y lo que uno ha desarrollado a base de experiencia. La cinta es moderna y sofisticada, los niños de hoy no tendrán problemas en deducir la tecnología que se muestra y mucho menos todo el despliegue de acción; podría parecer violenta, pero ante un mundo donde es imposible alejarse de ello, lo que sobresale es que a pesar de todo, la bondad y amor es de lo que sobrevive el mundo. La cinta posee grandes momentos cómicos. Y aunque al villano le falta aún más amargura (le falta mayor presencia fuera de la máscara) los héroes son divertidos. Destaca Fred, Tadashi (hubiera sido interesante saber más de él), Hiro (quien tiene una gran personalidad y llega un momento en donde comprendes la rabia, tristeza, terquedad que aflora en él, no es fácil estar en su lugar) y por supuesto Baymax, quien quizá no tenga corazón (físico) pero tiene millones a nivel mundial a quienes ha conquistado. Baymax es conmovedor, grandioso, único, es el personaje que existe en estos filmes, pero ha llegado a más: la esencia de lo que es él, lo que significa para Hiro y para todos, lo convierte en un personaje más que “bonito”, permanece para siempre. Baymax es la estrella de este año.


  
En los aspectos técnicos, la música está bien, y el doblaje es estupendo, la animación como es de esperarse es bastante buena, lo interesante es lo que hicieron los diseñadores al combinar San Francisco con Tokyo, lograron un gran elemento; también durante la permanecía en casa de Fred, ojo meticuloso a todo los objetos. El único pero que pondría (aparte del villano) es el hecho que en el climax, existe un momento de tensión hacia un personaje, siempre sucede esto. Quizá, podrían arriesgarse dando otro giro a la situación.


Sin embargo, lo abrazable, adorable, el entretenimiento, y la diversión sobrepasan cualquier minuciosidad. Recomiendo quedarse al final de los créditos, hay un guiño que aparece en el filme (y en todos los de Marvel), pero que aquí se extiende, el homenaje es grandioso y alegre. Queremos ya saber lo que estos seis grandes héroes tienen que ofrecer más adelante. 


No hay comentarios: