jueves, 10 de julio de 2014

El Gran Hotel Budapest



Crítica publicada el día 2 Julio del año 2014 en el periódico El Sol de Mazatlán.

Existen fotogramas los cuales deseas comer. No es broma, son tan bellos, que lo único que hay para ti es captar a través de tus ojos mortales lo que rondara por años y décadas en otros después de los tuyos. Deseas vivirlo, tocarlo, apreciar, quedarte con algo de la utilería, es tan hermoso el mensaje y la imagen que es imposible no sentir egoísmo al no tener nada físico,  solo espiritual. El Gran Hotel Budapest (The Grand Budapest Hotel, 2013) te brinda esta experiencia. 


Narra las aventuras de Gustave H (Ralph Fiennes), un legendario conserje de un famoso hotel europeo y Zero Moustafa, el chico del vestíbulo con quien entabla amistad y convierte en su protegido. La historia trata sobre el robo y la recuperación de una pintura renacentista de valor incalculable y sobre la batalla que enfrenta a los miembros de una familia por una inmensa fortuna. Como telón de fondo, los levantamientos que transformaron Europa durante la primera mitad del siglo XX.



Es difícil y fácil a la vez desmenuzar algo que podrías calificar con “excelente”, “ve a verla”, porque sólo viéndola comprenderás la magnitud. El director Wes Anderson, cineasta de culto que nos ha regalado joyas como La Vida Acuática, Los Excéntricos Tenebaums y El Fantástico Mr. Fox, entre otras bellezas, cautiva con su ojo artístico. Las características de Anderson se pueden enumerar: Decoraciones de set, actores con los que trabaja una y otra vez, fotografía, personajes extrovertidos y poco normales, situaciones comunes de la vida diaria o que han pasado y no son tan descabellantes. Con estas normas, porque prácticamente lo son, es como nos sumerge a su mundo de colores radiantes, de vida poco normal pero que está dentro de las “reglas” de la sociedad. Quizá la cuestión para promover su empatía es hacerle las preguntas: ¿Es usted normal? ¿O le han dicho “estas pirata”, “no estás bien”, “no estas completo” o sinónimos en alguna ocasión? (Además, ¿quién asegura que aquellos que juzgan están cuerdos?). Es por ello que el mundo cinematográfico es bello, se puede volar, existen hipérboles en imágenes, anécdotas, música en la historia;  El Gran Hotel Budapest es un retrato de ello y quizá va más allá, en las escenas vemos compañerismo, lealtad, amor, homenaje, amistad, incluso maldad e historia universal, todo en tonos satíricos, irónicos y cómicos; un ejemplo de ello es cuando el matón en la cinta (William Dafoe) hace una “maldad” al abogado de la fallecida (Did he just throw my cat out the window?), o la división de capítulos, el lunar en forma de México, los medallones y demás detalles que están ahí para vivir de ahora en adelante.  
 

Hablar de los actores podría estar de más, involucra gran parte del elenco con el que ha trabajado Anderson, tal es el caso de Owen Wilson, Jeff Goldblum, William Dafoe, Bill Murray, Edward Norton, Tilda Swinton entre otros; la adición es Ralph Fiennes(Voldemort en Harry Potter o Amon Leopold Goeth en La lista de Schindler, 1993), siempre espectacular en todo lo que hace, el hombre va de la comedia a la maldad en sus personificaciones; y la revelación es Tony Revolori (contrario a lo que se ve, es de ascendencia Guatemalteca y había participado en una película de Baseball sobre unos niños mexicanos llamada “El Juego Perfecto” en el año 2009), irradia simpatía en pantalla y buen desempeño en escenas.
Sobre los aspectos técnicos, el filme usa en muchas escenas efectos especiales con pantalla verde, escenas en stopmotion (ya usado en su trabajo con Mr. Fox…), acompañado de unos soberbios diseños de producción de Adam Stockhausen (Synecdoche, New York, 2009) , decoraciones de Anna Pinnock (Life of Pi, 2012)  y vestuario por Milena Canonero (El resplandor, 1980; La Naranja Mecánica, 1971). Todos ellos logran que se vea más allá de un sueño, es imaginación convertida en realidad.  En la música se encuentra Alexander Desplat, otro genio de las partituras. 


No es la intención dar un análisis, de esta forma tendría que hablar de cosas de la película al grado de dar más referencias o dar Spoilers(echar a perder al contar más de la historia); lo que se dice es que notes los detalles esplendidos que hay, que no pasen desapercibidos.

Esta es la guía general de El Gran Hotel Budapest, filme que se levanta como una de las mejores cintas de las recientes décadas. Así pues, estás ante uno de los mejores filmes de este año, que no se te escape.


No hay comentarios: