miércoles, 25 de junio de 2014

Al Filo del Mañana



Crítica publicada el 11 de Junio del presente año en El Sol de Mazatlán. 

Estamos prácticamente al inicio del verano, un pobre verano cinematográfico. A diferencia de otros años, los filmes que se esperan son pocos y los que se han estrenado no han llenado (mayormente) las expectativas. Lo único que en su momento llamo la atención de Al Filo del Mañana (Edge of Tomorrow) al mostrarse en trailers era el equipo tecnológico tipo Halo. A causa de ello, se desea ir a ver en primera instancia. Pero, realmente, durante los primeros segundos comprendes que nada es lo que parece.



El Teniente Coronel Bill Cage es un oficial que, sin haber participado nunca en combate, es repentinamente enviado a una misión poco menos que suicida. A Cage le matan en unos minutos, y después se encuentra inexplicablemente metido dentro de un bucle del tiempo, condenándole a revivir el mismo combate brutal una y otra vez. Pero con cada repetición, Cage llega a ser más habilidoso en la lucha contra los adversarios, junto con la combatiente de las Fuerzas Especiales Rita Vrataski. A medida que Cage y Rita combaten contra los alienígenas, cada batalla repetida se convierte en una nueva oportunidad para vencer al enemigo.

En ocasiones las películas con menos expectativas son las  más interesantes de la temporada. Una película con Tom Cruise donde él es el héroe sueña trillada en estas fechas, los viajes en el tiempo deben de cuidarse inteligentemente (son muy atractivos) y la trama extraterrestre es interesante cuando es bien elaborada. Pues bien, Al Filo del Mañana es un filme con estas características (un poco al estilo de Source Code del 2011) y con algo más, diversión por lo que crearon y respeto al público. Esta película cumple con los ingredientes perfectos para mantener al público expectante, conmocionado, afligido en los momentos de frustración, incluso con risas involuntarias por ciertas circunstancias de la trama. Ojo: No se enterará de ¿dónde vinieron? ¿Quiénes son? ¿Por qué hacen esto? No. Simplemente llegaron, son hostiles, y seguramente tienen un propósito pero no es mostrado (cual Guerra de los Mundos de H.G Wells dirigida en el 2005 por Steven Spielberg). Es una conjunción de varios elementos ya existentes, incluso repetitivos y predecibles; sin embargo, está muy bien hecha. Con un guion ágil y estructurado que no aburre. El director Doug Liman es conocido por las primeras películas de La Supremacía Bourne, el tipo sabe lo que hace. 



Las interpretaciones es uno de los apartados más fuertes del filme, debimos de habernos dado cuenta que no era una cinta común por el hecho de que Emily Blunt (El Diablo Viste a la Moda, 2006) se haya interesado por un filme de estas magnitudes. Es interesante como su personaje contrario a otros estereotipos sí es el soldado principal con el mote: “Full Metal Bitch” (¿se acuerda de Capitán América que sólo vendía bonos de guerra?) y que el personaje de principio superficial, sea el de Tom Cruise, mercádologo que hace que millones se enlisten y que no tiene idea de lo que es una guerra (como muchos mandatarios). Lo conveniente hubiese sido mostrar el por qué fue mandando, parece ser que la “cobardía” no puede ser el único elemento, pero lo es. Se necesita una explicación más profunda, pero se recompensa con lo subsiguiente en la cinta. Cruise sigue siendo un grande en el cine, hace poco leí en un sitio web que creen que debería retirarse de este tipo de largometrajes. Sinceramente, nadie porta el uniforme de cualquier institución como Tom Cruise. El resto del reparto, sobre todo el secundario es bien recibido, y es que después de varios intervalos de tiempo, entenderás la buena resonancia entre la edición y el tiempo, los conoces. 



En aspectos técnicos, en ocasiones da la impresión que realmente estás viendo Halo, el diseño de algunos extraterrestres con tentáculos simula a uno que otro en el videojuego  (y al final de cuentas, te matan y vuelves a comenzar ¿o no?). Pero, fuera de encontrar una constante negativa, el diseño y desarrollo de estos seres es bien realizado, definen rangos y raciocinio. Las naves y equipamiento de batalla son supremas, poderosas  aunque ya vistas en otras cintas como Elysium (2013). No hay reparo en ella, no hay un solo dólar no apostado al éxito (o quererlo). 

Al Filo del Mañana vale la pena  ver, el despliegue bélico y tecnológico es fascinante, y va al compás de la historia. Los saltos en el tiempo son muy divertidos, entretiene y sorprende, quizá en unos pocos años sea olvidada por que hay otras similares a ella pero hasta ese momento, es sin duda, la sorpresa del verano.

No hay comentarios: