miércoles, 10 de julio de 2013

Monsters University

Crítica publicada el día 26 de Junio en El Sol de Mazatlán.

Es casi imposible decir que alguien no recuerde a  “Monsters Inc.” Cuyas  frases como: “Gatito”, “¡Mike Wazowski!”, “Mike Wazowski ¿Ya llenaste tu papeleo?”  “¡Mamá, mamá! ¡Se volvió a meter otro peje lagarto!” se han popularizado;  personajes  como “Sulley”, “El abominable hombre de las nieve” (con todo y acento costeño) “Bu” o el ya citado “Mike” siguen en la memoria (e incluso son objeto de menciones en la vida diaria por sus características físicas o la personalidad  atribuida). Por eso, cuando se anuncio la Precuela (la primera en la historia de Pixar), los blogs especializados en cine se mantuvieron expectantes. Aun más, cuando se dijo que sería durante su etapa universitaria; pronto, la adrenalina subió cuando salió el primer tráiler. Finalmente la espera ha terminado. 



Desde que era un pequeño monstruo y antes de entrar en la universidad, Mike Wazowski (voz  de Andrés Bustamante) ya soñaba con convertirse en un Asustador y él sabía, mejor que nadie, que los mejores asustadores salen de Monstruos University (MU). Pero durante su primer semestre en la MU, los planes de Mike se van al garete al cruzarse con el popular James P. Sullivan, “Sulley” (en voz de Victor Trujillo), un Asustador nato. Por culpa de su desenfrenado espíritu competitivo, ambos son expulsados del prestigioso Programa de Sustos de la Universidad. Y para empeorar las cosas, se verán obligados a trabajar juntos con una extraña pandilla de monstruos inadaptados... si es que quieren arreglar su situación.




Como ya lo hemos comentado anteriormente, Disney- Pixar es un vaivén de emociones y de personajes entrañables. Junto a sus hermosas historias (en su mayoría) tienen el reinado en la animación infantil (aunque Hayao Miyazaki le está dando guerra). Monstruos University ofrece un agradable momento de calidad humana, reflexión, lealtad y amistad; los padres de los pequeños, adultos jóvenes (quienes vivieron el estreno de la primera película) y los adolescentes estarán absortos. A quienes quizá no les entretenga  son a los pequeños, pues ante tantos buenos detalles en la trama se perderán en ella (ahórrense el boleto para niños menores de 4 años).  La historia es  común a otras, lo que entretiene es el desenvolvimiento narrativo y la evolución de los personajes hacia lo que ya conocíamos de ellos. Es una agradable alegoría de la vida (excepto eso último sobre la universidad- aunque se refleja con algunos asuntos y personajes famosos de la historia en la actualidad como Steve Jobs, Mark Zuckemberg, Bill Gates- aunque todos sabemos que la vida allá fuera no es como en la universidad), y sobre cómo hay que batallarle para escalar montañas (la última escena es imprescindible tanto para conocimiento de la trama, personajes, introspección y crecimiento humano).



La animación de Pixar es sinónimo de calidad, si antes se esforzaron y trajeron una nueva era con “Sulley” (por el movimiento de su pelaje) hoy en día lo resuelven con ligereza, la novedad (no tan demandante y sin retos) es brindar diferentes escenarios (la universidad), crear nuevos personajes y optar por un buen 3-D, cuya profundidad se ve enfatizada en los colores, luz, ambiente y  las dimensiones de los edificios y objetos en la escena.  Repiten en voces hispanas  el gran  Andrés “Güiri Güiri” Bustamante y Victor “Brozo” Trujillo (uno de los consentidos de Disney Latino).



Se lee que algunos críticos dicen que Monsters University  “no tiene corazón ni alma”, tampoco que no ofrece nada nuevo.  ¿Acaso el preámbulo del cómo una gran amistad nació no es suficiente? ¿O es que, están tan acostumbrados a bombardeos que su corazón se ha tornado amargo e inexpresivo? Para peleas  y demás esperen el resto del verano. Cierto, si comparamos la primera película con esta nueva, la del 2001 se lleva el estandarte, pero no por eso vamos a quitar merito a lo logrado en esta cinta que se nota a leguas tenía toda la intención de ser contada  pues vale la pena ser vista; y es que “El que busca un amigo sin defectos se queda sin amigos.”