miércoles, 9 de mayo de 2012

Cristiada

Crítica publicada el día 3 de Mayo en el periódico El Sol de Mazatlàn

Si bien el arte es subjetivo, algunas obras que se conciben con toda intención de crear conciencia, explicar o manipular sobre algún hecho o situación. Existen temas complicados que a veces se tocan superficialmente, y de vez en cuando un valiente se lanza a realizar algo fuera de los límites permitidos; aplaudimos a quienes lo hacen. Sin embargo, los temas religiosos son los más complicados de digerir, independientemente de la religión que se profesa, se corre el riesgo de parecer ateo o fanático religioso. El problema es que, al parecer solo existen estas dos vertientes para la mayoría de los que hablan sobre religión, falta objetividad. Después de un tiempo, aparece la reproductibilidad técnica (usemos solo esa calificación de Walter Benjamin) donde la obra se esparce; he ahí el problema, hay trabajos que tienen toda intención de manipular (disculpen, voy a usar mucho esta palabra en este texto) a sociedades que aun están pobres de autocritica. 

Basado en el libro de Jean Meyer “La Cristiada”, la película narra del hecho histórico donde un grupo de ciudadanos de México se levanta contra el gobierno de Plutarco Elías Calles  por el derecho de profesar sus creencias religiosas.


 No es algo que todos sepan en México, no se mencionan en los libros de texto de la SEP (al menos hasta el año 1999 que fue cuando salí de primaria). El hecho es importante porque, al terminar la revolución este breve levantamiento se produjo, solo que muchos revolucionarios se hallaban estables, la guerra trajo muchas muertes y violencia al país que a la vez, empezaba a tener buenas relaciones con muchas naciones del mundo (entre ellos Estados Unidos) por lo que no se quería sufrir otro conflicto armado.

 Hasta lo anterior vamos bien, cuando se supo de la realización de esta película y empezaron a salir las primeras fotografías del rodaje, causó expectación. Sin embargo el contexto histórico se ve vapuleado en la cinta. No es un  filme que quiso ser objetivo, superficialmente quiere serlo, pues el discurso de libertad de expresión y  creencias es tocado y dicho muchas veces; sin embargo, la edición de las imágenes muestra otro. 
 
Es un intento malo y férreo de crítica al partido que se mantuvo setenta años en el poder ¿Qué tiene de malo esto? Nada, todo lo contrario. Solo que para los próximos fines electorales es una oda a “ese otro” partido político que está en el poder en estos días, pues ha permitido que la iglesia opine de política y se meta en esos asuntos. La película es manipuladora en imágenes (a un niño lo torturan y personas a mi alrededor lloran, pero cuando llega la hora de la venganza el público pide sangre por tal horrible hecho ¿Y su calidad católica?) Es manipuladora en su contexto religioso y dialogo, lo cual es peligroso porque un filme, por su calidad masiva, llega más rápido que las palabras en un libro (donde se puede explicar claramente todo).
La religión (como la percibo) es amor, responsabilidad y fe. Nada tiene que ver con lo que se nos plantea la cinta; solo se salva el derecho de exigir la libertad de creencias, pero hasta eso  se salió de las manos.

Pensé que en aspectos técnicos la cinta presentaría una manufactura diferente, pero dijera un amigo, tiene la misma calidad que una película de Los Hermanos Almada.  Estoy casi segura (ojo: puedo equivocarme) que hay una partitura idéntica a la del Señor de los Anillos, el resto no está acorde con las escenas; la fotografía es típica, resalta los paisajes de Durango. Todo lo anterior (y más) se logra “gracias” a la dirección de Dean Wright, guion de Michael Love y edición de Richard Francis- Bruce quienes logran que la cinta se vuelva insufrible por duración y por mensaje coral. 

Los actores, la mayoría hispanohablantes, fueron comandados para hablar en inglés en una película que debió ser en español (menos falsa hubiese parecido); el idioma hace que  frases como “Tulita” “Viva Cristo Rey” o “niño”, se escuchen fuera de lugar. Andy García fue forzado a hablar un inglés mediocre mientras que Santiago Cabrera  lo habla perfectamente.  Ninguno de los actores brinda una actuación especial, unos cumplen con su deber (Catalina Sandino Moreno, Santiago Cabrera, Mauricio Kuri), algunos están mal colocados (el personaje de Peter  O´Toole parece pederasta) y hay otros que nada tienen que hacer allí (Eva Longoria).  

Mala película con un tema interesante pero erróneamente ejecutado. No se tocó las reacciones en el extranjero, ni que el Vaticano ignoró la causa (se hace mención en dos diálogos, nada más); por ejemplo, tres puntos de vista expuestos y desarrollados en el guion hubiesen sido mejor en vez de presentar hechos aislados pero unificados en la cinta. 

Aún sigo esperando que llegue una película de este suceso con una verdadera estructura argumental y que no se deje llevar por sentimentalismos. Por lo pronto, entra en mi lista de las peores cintas de este año. 

Dedicatoria especial a Lalo Campos (por darme dos ídeas para la crítica y por que comparte el punto de vista)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Algo equivocada en tus comentarios Paulina Nava, Andy García habla inglés perfecto pues desde los 5 años radica en EUA y su instrucción académica la realizó en ese país. Por otra parte muy claramente han manifestado los realizadores de la película que se han idealizado algo los personajes de la historia (ejemplo Pedroza y Vega en la sóla figura de Vega) con el fin de que se hable más de esta gesta heroica, se filmen más películas o novelas o se escriban más libros para que todo el mundo conozca sobre la rebelión. Tu como la mayoría manifestará su crítica de acuerdo a su manera de pensar, como al padre Cristobal de O'Toole que no mides su actuación como actor y lo juzgas como vil pederasta y ahí estás confundiendo historia con temas de actualidad y luego dices que Cabrera habla mejor inglés que García me parece que te equivocas otra vez por lo ya mencionado, Andy por su edad y con estudios y más experiencia en el cine americano difícil que alguno de los otros participantes lo hable mejor que él.

Paulina Nava dijo...

Saludos, si has leído bien o entendido la crítica. Se entiende que Garcia habla un inglés perfecto. Pero aqui, lo habla mocho, como no queriendo que se le note que lo habla a la perfección. Es una clara ironia e incongruencia cuando la cinta debió de ser hablada en ESPAÑOL. Checa la crítica. El nivel de actuación de O´toole es malisimo, lo siento, pero a eso se debe a la dirección y el lamentable guión. De otra forma ¿Por qué no vi una actuación como en Lawrence de Arabia o El último Emperador? Es evidente que algo anda mal. También la edición es culpable. Nada tiene que ver que un actor sea formidable si la edición, estructura, dirección, guión se conjugan en su contra. Lamentablemente el cine no es como el teatro.
No me interesa tener este tipo de películas si son manipuladoras, me interesa ver buenos filmes con grandes historias. Y este podría haber sido uno. Lamentablemente no lo fue. Y cae en la ya monotóna alegoria religiosa. Saludos y gracias por comentar.