jueves, 26 de abril de 2012

Esto esta para no parar de reír.

domingo, 22 de abril de 2012

Poder sin Límites

Crítica publicada el día 4 de Abril en el Periódico El Sol de Mazatlán


¿Qué harías si consigues o tienes súperpoderes? Quizá esta sea la pregunta principal a plantear cuando vemos disturbios, injusticias e impunidades en el día a día de nuestras vidas. Diversos filmes como “Super”, “Kick-Ass” o “Griff The Invisible” han mostrado la hipótesis de personas cansadas de sus vidas cotidianas o de lo que pasa a su alrededor deciden volverse superhéroes. En Poder sin Límites (Chronicle, en ingles) la trama transcurre diferente a lo común en superhéroes de Marvel o DC comics, en esta película  los protagonistas adquieren poderes por razones inexplicables y poco concisas. 

Tres jóvenes se ven expuestos a una misteriosa sustancia en el bosque, y como resultado, empiezan a desarrollar increíbles poderes. Una serie de problemas personales los empezarán a poner unos contra otros.


 La película tiene el buen atino de no mostrar a jóvenes responsables con la adquisición de facultades sobrehumanas, por el contrario, son pubertos entusiasmados y  actuando a nivel personal, para ellos, nada más. Y aunque optan por mantener su secreto oculto, levitan osos de peluches para asustar a niños, o mueven un carro del estacionamiento para gastar una broma. A la par, el poder se pule y evoluciona, con ello, sus vidas personales, problemas y adaptación que acarrea ser adolescentes, pues no hay escuela de niños superdotados como en X-men, o no son millonarios a la Bruce Wayne, aquí es la “vida real”: adecuarse, morir o cambiar. Por ello, hay dos vertientes, o se vuelven villanos (problemas personales, rabia y temperamento contenido) o héroes (salvar a personas, enojarse por el mal uso del poder, entender la obligación que conlleva lo que ahora poseen), es decir, se convierten (debía de ser) en la visión que presenta la cinta, tener poderío sobrenatural conlleva a lo arriba mencionado. 

Tener tres protagonistas hace complicada la atención, aunque, al personaje que se le da más énfasis es quien produce la catarsis del filme. 

El uso de cámara en mano llamado Found Footage (diferente al mockumentary), me parece un mal atino pero entiendo el fin, más que trasladar y crear un efecto de empatía es por el dinero, al contar con un menor presupuesto  y tener que utilizar efectos especiales el formato se adapta para una baja calidad de audio y video. El poco capital con el que contaron fue bien ejecutado en la última pelea sobre los cielos y calles de la ciudad de Seattle (en realidad es Vancouver, allí fue filmada).  

Se dice que habrá una secuela, personalmente creo que acabaría con el idealismo y los principios básicos del filme, pero en fin, dinero es dinero. 

La cinta es por demás interesante, algo lenta, sin embargo, la historia es inteligente y sorprende en ello, acostumbrados a diferentes filmes de este tipo, Poder sin Límites abre la puerta a cintas bien pensadas  que combina fantasía, acción y realismo. 


La Dama de Negro

Crítica publicada en el periódico El Sol de Mazatlán el día 7 de Marzo del 2012


Debo decir que nunca he sido fan de Daniel Radcliffe, soy fanática de la saga de Harry Potter pero nunca me ha llamado la atención quien lo interpreta, ni física ni actoralmente. Cuando finalizaron las películas basadas en los libros de J.K Rowling, de sobra se sabía que quitarse el personaje por el que será recordado toda su vida sería realmente complicado, dilatado y de mucha paciencia. Los estereotipos que se crean son fuertes, es un peso social-mundial, una especie de cruz por la que el mundo te recordará o sabrá de ti, donde no solamente Radcliffe es parte, diversos actores se han encontraron en su situación, como Mark Hamill de Star Wars o Harrison Ford de la misma película ¿la diferencia? Las decisiones en sus carreras (y el nivel actoral que poseen, así como su físico). 

El joven abogado de Londres Arthur Kipps (Daniel Radcliffe) viaja al remoto pueblo de Crythin Gifford  para encargarse de algunos asuntos del recientemente fallecido propietario de Eel Marsh House. Cuando llega al pueblo, nota la inquietud de los lugareños, su incertidumbre aumenta cuando  en la vieja mansión vislumbra a una misteriosa mujer vestida de negro. 


En un principio, cuando se estrenó el tráiler, los chistes sobre Radcliffe  y su pasado Potteriano no pararon (algunos era muy buenos: “la mujer es la madre de Voldemort”, “su primer trabajo como auror”, “grita expecto patronum, Harry”).  Hay algo complicado acerca de él,  como actor se desempeña bien,  pero hace los mismos gestos una y otra vez, cuando se trata de transmitir miedo o nerviosismo no se diferencia una cosa de la otra (aunque dicen que en teatro lo hace muy bien). La Dama de Negro ofrece un buen prologo de lo que podría llegar a ofrecer con un personaje de diferentes tintes dramáticos, en el filme December Boys (todavía bajo el estigma de “Harry”) actuó terriblemente. Aquí, al parecer aprendió la lección, lo hace apropiadamente, nada más.  

En lo particular siempre me ha cautivado la historia escrita por Susan Hill (cuya puesta en escena lleva años en cartelera de teatros mundiales, incluida la Ciudad de México). La historia es de lo más trillada pero sencilla (alma en pena en busca de venganza), se dice que está inspirada en algo real. La base está presente en cada película de terror (del verdadero, no de sangre y asesinos seriales). Es la primera vez que se lleva a las salas de cine, la cual está ligeramente cambiada al libro y a la obra de teatro. El final es algo soso, si bien se entiende y hay empatía, no es como debió de haber terminado, es demasiado bonito a comparación de la novela original.  Hay diversos detalles que explican el final (you could have saved him; Nunca te perdonare) y que no hubieran necesitado explicación (se necesita que el publico entienda y haga sus propias conclusiones). 


 La ambientación es el sustento de la trama, los juguetes, paisajes, vestuario y maquillaje (transformaron a Daniel como un padre joven) forman parte de esa impresión sencilla pero a la vez escalofriante que nos traslada a muchas horas de insomnio o imaginaciones. La fotografía forma parte esencial de lo anterior (hay una escena donde una vela se refleja en ojos de muñecos, pongan atención, es realmente bueno el efecto). Los actores secundarios (que no son muchos) cumplen.  Los niños (buscaron a los más tétricos) y adultos producen un turbio efecto.  

En cuanto a los efectos especiales, debo decir que  se unieron dos formas, a lo que se le dice “a la antigua” y los modernos,  seres flotando (siempre funciona) o que aparecen en espejos, ese es un gran guiño, menos es más, ni el libro es tan ostentoso, ni la obra de teatro se vale de tantos efectos, en el filme se respeta esa esencia. Lo más tedioso son algunos molestos flashbacks y visiones para  producir miedo, llega a ser fastidioso, pero afortunadamente no es continuo. 

Tenía mucho tiempo que no veía terror de verdad. Tenía mucho tiempo que no veía un filme, con buena trama, que no se basara en efectos especiales sino en tensión para asustar. Tenía mucho tiempo que no dormía con la luz de la lámpara encendida. 

¿Quien anda ahí?


Jjajajajaja, perdón... no pude resistir.

Ecos del cine…. O remembranzas (XX)



- ¿Dónde esta el dinero?
- Lo repartí entre los pobres.
-¡MENTIRAS! En este país no hay pobres.


Autopsia de un Fantasma



                          

domingo, 15 de abril de 2012

miércoles, 4 de abril de 2012

Los Juegos del Hambre


Crítica publicada el día  28 de Marzo en el periódico El Sol de Mazatlán


Seguramente para cuando se publique este texto, Los Juegos del Hambre seguirá arrasando en taquilla como lo hizo en su primer fin de semana a nivel mundial, colocándose en el tercer lugar como la película con mayor recaudación en su primer weekend box office.  El filme es una transposición de la trilogía literaria Distritos; dicho libro no ha sido éxito de ventas millonarias, ni ha fanatizado a todo el mundo. Son conocidos y tienen seguidores, pero no en multitud (hasta hace unos días). El tráiler emocionó a propios y extraños,  cual mensajero en la antigüedad se pasó de voz en voz la recomendación de ir al cine. Ahora pinta para ser la futura gran franquicia  de acción cinematografía, situación bastante extraña e imprevista. Los productores dijeron que si en la primera película los números no marcaban interés, la segunda parte no se realizaría. Ya pueden dormir tranquilos. 

La acción se sitúa en una nación llamada Panem: un fastuoso Capitolio ejerce un control riguroso sobre los doce distritos que lo rodean y que están aislados entre sí. Anualmente se llevan a cabo un evento llamado Hunger Games el cual es televisado. Cada distrito debe enviar un chico y una chica para participar. Para ganar, los concursantes tienen que matarse entre sí. Al salir sorteada su hermana menor, Katniss Everdeen (Jennifer Lawrence) decide ofrecerse como voluntaria. 


En el año 2000 se estrenó una película en Japón la cual fue un éxito inmediato en su país, por estos lados del océano es de las películas de dicha nación más conocidas: Battle Royale, basada en la novela de Koushun Takami. Cuyo argumento es así: El gobierno totalitario con el fin de crear paranoia en su población, cada año escoge  a un grupo de estudiantes para un juego, el cual consiste en matarse entre ellos mismos, solamente puede haber un ganador. La película fue prohibida en Estados Unidos y Canadá, no fue hasta finales del año pasado que el veto terminó (ingenuos, pues vivimos en un mundo globalizado y saturado de piratería). El argumento se parece bastante al que la autora de Los Juegos del Hambre, Suzanne Collins relata en su libro. Ella dice que no sabía nada sobre las obras japonesas; Collins afirma que se inspiro en el mito de Teseo, bueno, le creeremos.

 Una vez terminado  Harry Potter y con el próximo desenlace de la mediocridad  puberto-adolescente de Crepúsculo (chequen la contraposición en narrativa e historia de las tres franquicias), llega esta nueva saga, la gran  diferencia es que al romance  se entrelaza una historia pos-apocalíptica  y de supervivencia. El director Gary Ross es un experto en hacer que historias pequeñas se vuelvan éxitos y recuerdos cinematográficos (Quiero ser Grande con Tom Hanks),  en Los Juegos… Ross maneja los tiempos y brinda información necesaria, no se olvida de explicar nada: ni el porqué de la elección, ni la personalidad de los personajes. Del mismo modo, no deja descansar al espectador, lo que en momentos (tiene bastantes) podría parecer enfadoso y aburrido inmediatamente cambia el sentido lineal y mete acción, dramatismo o un guiño para que el que atiende no pierda detalle ni concentración, en un sube y baja de emociones que conjuga todo. Quizá faltó indagar en crítica social  (reality shows, medios de comunicación, hambruna, pobreza, gobierno, etc.), tengo esperanzas de que en los próximos filmes se aborde.

Allí radica el éxito, la cinta tiene una historia bastante peculiar de donde hacer análisis, no se limita a explicar (desconozco si en el libro es así) ni a lamentarse de la vida precaria de las personas, sino a vivir ese momento, ya habrá tiempo de dar paso a lo que sigue. Si se hubiese dado importancia a la historia romántica (que la hay) hubiera caído en lo tonto y en lo ya visto. Es ejecutada de tal forma  que se mantiene en perfecto equilibrio, es un triunfo. 
Jennifer Lawrence (nominada al Oscar por su increíble actuación en Winter´s Bone) como Katniss, la protagonista de la cinta, es asombrosa, la actriz tiene ese mimetismo actoral  que no muchos logran, si ya estaba dando de qué hablar con está película se catapulta a la fama, puedo asegurar que a diferencia de muchos otros ella se quitará el peso de su personaje en un abrir y cerrar de ojos. Josh Hutcherson (Los niños están  bien)  es el otro protagonista el cual logra una buena actuación. El resto del reparto es una lluvia de actores de gran categoría como los camaleónicos Stanley Tucci y Woody Harrelson, un disfrutable Wes Bentley, una siempre genial Elizabeth Banks y un aplaudible Lenny Kravitz. 

En cuestión de aspectos técnicos, resalta el trabajo de maquillaje y vestuario (Judianna Makovsky), al estar acorde a la línea temporal y espacial que se maneja, en un futuro surrealista el vestuario debe ser lo que nunca nos imaginamos poner, con un toque de elegancia. 


La música, no se percibe pero esta presente, es usada en ciertos momentos de acción, pero para decisiones importantes, se deja a los actores esa parte, una tenue melodía se escucha en esos lapsos.
Por último, la fotografía (Tom Stern)  es sin duda uno de los mejores aciertos, no hay escenas en slow motion, al contrario, la cámara es continua y hace que uno se introduzca a la trama, creando el efecto de desesperación en muchas ocasiones, o por ejemplo: cuando el personaje  no visualiza bien o no escucha,  la toma entra en modo subjetivo con desenfoques y movimientos para  acentuar la acción. 

Es sin duda una película extraña, no de un libro popular pero que en días se convierte en éxito, los fanáticos saldrán por todos lados a partir de hoy, quizá la poca expectación  facturó  un buen trabajo, no tener bajo los hombros  responsabilidad de ser cien por ciento fieles o tener obligación liberó. Desde el día de su estreno (viernes pasado) he escuchado buenas críticas, comentarios y deseos de leer el libro, que alguien o algo motive a realizar ésto último es la mejor satisfacción y ganancia, Juegos del Hambre: bienvenidos y felicidades.