miércoles, 8 de febrero de 2012

Misión Imposible 4: Protocolo Fantasma



Crítica publicada el día 25 de Enero del 2012 en el periódico El Sol de Mazatlán 

Quizá lo más reconocible después de Tom Cruise sobre estas películas sea la conocida partitura simulando la pronta culminación del tiempo; el constante bongo y batería era imitado por cientos cuando la primera película se estrenó (también imitaban el cabello de Cruise), hoy en día al escuchar el theme principal la adrenalina brota, pensamos en Ethan Hunt colgado en un arnés o ya de perdida sentirnos espías. Podemos dejar de pensar o imaginar pues tenemos una nueva misión por ver. 


Acusado de un ataque terrorista el agente Ethan Hunt (Tom Cruise) es desautorizado junto  con la organización IMF de toda acción, el presidente inicia el “Protocolo Fantasma”. Sin apoyo, Hunt deberá atrapar al verdadero terrorista para así salvar sus vidas, restaurar la organización y evitar una guerra mundial.
No hay mayor explicación, la película es acción y aventura total, pero incluso para ello hay que saber llevarla y cautivar al público, si no fuera así el género seria un desastre total (ahí tienen las películas de Michael Bay o la mayoría de la saga de Rápido Y Furioso). Brad Bird, es un director de cine conocido por sus películas animadas (El gigante de Hierro y Los Increíbles), las cuales siempre contienen un grado de acción para mantener al público expectante, pero con una gran soltura narrativa que hace que sus historias sean buenas.  En este caso, no es la excepción, y aunque la historia no es lo principal, nunca se deja de lado, el verdadero reto es encontrar la cohesión entre la acción y el mantenimiento  de la trama, y se logra.


 Recuerdo que la segunda parte no tuvo el éxito esperado por la anterior, exhibía una acción desmesurada, para la tercera parte se contrato a un próximo  especialista de la ciencia ficción y de acción,  J.J Abrams, gracias a él, se encontró el rumbo  para que la saga siguiera. En Protocolo Fantasma, aunque es un tanto cliché de muchas otras películas de agentes y no agentes. Tiene un reparto, escenas y lugares formidables.
Tom Cruise, seamos sinceros, últimamente ha hecho puros bodrios, pero en esta película se saca la espinita, lo acompañan  Simon Pegg (humorístico)Jeremy Renner, Paula Patton y Michael Nyqvist esté ultimo encarna  al villano, lo reconocemos (y quien no lo haga aconsejo que vaya a su tienda de videos más cerca a rentarla) como el periodista Mikael Blomksvit  en la versión sueca de The Girl with the Dragon Tatto , su personaje  en esta cinta es el más débil, y es que cae en lo caricaturesco, quizá hubiera sido mejor seguir la ruta  que utilizo Philip Seymour Hoffman  como el villano de la tercera parte,  sin escrúpulos y sin una ideología que lo lleva a cometer sus actos como en este caso. 

Otro de los puntos arriba mencionados son algunas escenas sorprendentes, sin duda la que maneja el vértigo individual es cuando Ethan Hunt se encuentra colgado en un edificio en Dubái (en realidad, Tom Cruise estaba colgado de ese edificio, no se utilizaron dobles). Por el contrario, la más complicada  fue la escena de la tormenta de arena, algo que en pantalla se ve irreal. 

Entre los aspectos técnicos todo es perfecto,  en esa cuestión este tipo de filmes son así, como dije anteriormente, el verdadero reto es que no sea uno más del montón, debe dejar un buen sabor de boca o que al menos  se recomiende para pasar el rato. Nunca me ha sorprendido esta saga, pero debo admitir que Protocolo Fantasma despertó mis ganas por ver la tercera parte (ya la renté) y que me emocionó bastante, deseando que si se hace una quinto filme  sea tan entretenido como este.

No hay comentarios: