miércoles, 30 de noviembre de 2011

Amanecer parte 1


“Más rápido cae un hablador que un cojo” dice un conocido refrán. No, no me he equivocado al pensar que la saga de crepúsculo era mala; y aunque no caí, sí tropecé un poco, pero solo un poco. Pensaba que la película iba a ser peor que sus antecesoras. Me lleve una sorpresa. 

Después de pasar por muchos conflictos en su relación, Bella Swan y Edward Cullen,  dan el siguiente paso: el matrimonio. A pesar de que hay varias personas que no quieren que se casen, la boda se efectúa. Después de  quince días de estar en su luna de miel, Bella comienza a sentir dolores físicos en su cuerpo, solo para descubrir que, está embarazada de un hibrido humano-vampiro. Lo cual, la puede llegar a matar. 

Suena absurdo, es absurdo. Así que decidí ir mentalizada y sin esperar nada del filme. De hecho, debo confesar que fui a la premiere de medianoche para escuchar el efecto “tierno” que produce en los fans hardcore de la saga, y aunque no había tantos fanáticos, sí había bastante gente. Acepto que me reí de la película y de las personas con sus contantes monosílabos.

Fuera de lo anterior, la película es mejor que Luna Nueva y Eclipse. La narrativa cinematográfica es completamente diferente a las dos anteriores, es más parecida a la primera. La historia es una tontería ¿Cómo es posible que un vampiro (un sin vida) pueda engendrar? ¿Cómo es posible que un libro tenga tanta trama para una luna de miel? En la película, eso no importa, son los personajes, el desarrollo de estos con sus conflictos y temores los que mueven para bien  la película.  

Y por eso, el director, Bill Condon (Kinsey)  exige más a los actores, una ligera mejoría se ve en ellos (Robert Pattinson sigue con su cara de constipado); aunque sin duda la que mejor lo hace es Kristen Stewart, se nota mas cómoda frente a la cámara,  plasma a una Bella diferente a los otros filmes, mostrando ya una madurez  tanto en su personaje como en la actriz. 

Los efectos mejoran de igual manera, Kristen, en gran parte de la película se encuentra débil físicamente, y empieza a perder peso, la caracterización  añade algo nunca antes visto en estos filmes. Los efectos visuales del cuerpo de Stewart son mejores que los efectos de los lobos, aunque éstos, también mejoran.
Hablando de algo nunca visto en las películas de Crepúsculo, en las últimas escenas, hay algo tipo gore, no común aquí, vale la pena verlo, solo para decir, que al menos, en alguna parte de la saga se vio sangre como se debe (aunque poca), a pesar de ser una película de vampiros. 

Por último, el soundtrack es excelente, las películas pasadas han contado con participaciones de The Killers, Muse, Paramore, etc. Y esta vez no es la excepción, Bruno Mars logra un buen theme para la pareja, pero las bandas indies como The Features y The Joy Formidable engalanan el resto de las escenas, lástima que estas últimas son manejadas en slowmotion y quitan seguimiento a la película.

Esto es, en resumen, lo que contiene y lo que se puede salvar de esta película. Mejor que las últimas dos sí es, cuando la vean, lo notaran. La última parte se estrenará  en Noviembre del 2012, la cual tendrá más acción, si  se continúa con una buena dirección y el buen manejo del entretenimiento, será un buen fin para una saga cinematográfica que no es bien vista en el mundo del cine. 

Jjajaj, perdón no pude evitarlo

No hay comentarios: