viernes, 6 de mayo de 2011

Thor


La películas basadas en superhéroes han sido redituables en la última década, Superman y Batman  (DC comics) eran los personajes favoritos tanto  para llevar a la pantalla grande  como de la gente (Spiderman, tardó en llegar a la pantalla grande), pero incluso su popularidad cayo;  Marvel Comics sufrió  en un principio al llevar sus personajes al séptimo arte, por lo general lo único que veíamos de ellos, eran series animadas o películas para televisión y esto alrededor de los años 70, 80 y parte de los 90,  pero todo cambio precisamente en verano del 2000 cuando se estreno  X- Men película basada en el comic del mismo nombre (un año antes se había estrenado Blade, con un éxito moderado), 11 años después y con un sinfín de películas basadas en comics (de todas las editoriales)  llega a la pantalla Thor. 

El mítico Thor (Chris Hemsworth), un poderoso pero arrogante guerrero cuyas irresponsables acciones reinician una guerra ancestral. Thor es desterrado a la Tierra por su padre Odin (Anthony Hopkins) y forzado a vivir entre los humanos. Una bella y joven científica Jane Foster (Natalie Portman), tiene un profundo efecto sobre Thor y se convierte en el interés romántico. Es en la Tierra donde Thor descubre lo que es ser un verdadero héroe, mientras fuerzas oscuras  son enviadas por villanos en Asgard  hacia la tierra. 

La película es sencilla, de hecho demasiada sencilla de comprender si tomamos en cuenta que se debe de usar un lenguaje científico  y hablarnos sobre mitología, pero el director (y también actor) Kenneth Branagh  está acostumbrado a sintetizar lenguaje  shakesperiano y aquí nos muestra un poco de ello. Al principio fue una sorpresa que al actor haya sido escogido para dirigir éste film, ya que a partir de Batman Inicia las franquicias han querido reinventarse para que las películas de comics estén más ligadas a la realidad, Branagh fue un buen acierto, sabe contar historias, sabe usar la narrativa cinematográfica y el personaje de Thor, por su mitología y  su lado teatrista se presta para enaltecer las virtudes de los héroes.

Thor no es un personaje de comic tan conocido como lo es por la mitología nórdica, quien es ajeno a la historieta puede disfrutar de la película, es entretenida, buenos efectos,  tiene secuencias de peleas interesantes, actores atractivos física y actoralmente: Chris Hemsworth, cumple con su papel, Tom Hiddleston como el villano, tiene escenas interesantes a pesar que no  pesa tanto como el malo,  Natalie Portman lo hace bien a secas (no todo puede ser interpretaciones de Oscar), hay  actores de alto nivel como Hopkins y Stellan Skarsgard (lástima que tuvieron que quitar  varias escenas de la mexicana Adriana Barraza, aunque hace un breve cameo)  es divertida, por lo anterior, la película es llevadera y solamente será recordada por algunos cuantos, o cuando sea pasada por televisión, será agradable para pasar el tiempo. No hubo riesgos en la realización de la cinta, simplemente era la introducción al personaje a la película que realmente el estudio de Marvel planeó (y  está filmando), The Avengers (Los Vengadores), de ahí el por qué tantos datos  (que usted tiene que descifrar) sobre Hulk, Iron Man, incluso al final de los créditos, quédese a ver la última secuencia.

Las escenas del comienzo son claves para entender la historia de Thor y a la par un particular y original inicio (la primera escena), no olvidar el cameo de Stan Lee (quien creó  el comic del héroe al lado de Jack Kirby). En verano nos llegan varias películas de superhéroes por parte de Marvel, lo interesante será ver la obra en donde se junten: Hulk, Capitan America, Thor, Iron man, entre otros, eso sí será mitológico.



No hay comentarios: