sábado, 21 de mayo de 2011

Salvando al Soldado Peréz

Critica publicada en el periódico El Sol de Mazatlán el día miércoles 18 de mayo

Levantar un proyecto cinematográfico  (digo levantar, por que literalmente  es la palabra que se usa y es el proceso que se necesita) es una batalla campal, dependiendo el género y la trama es la piedra que hay que cargar.  Pocos son los proyectos que salen bien logrados, que recuperan inversión y que produce ganancias. Pocos productores logran la magnitud mediática que tienen  Billy y Fernando Rovzar, fundadores de Lemon Films, han logrado el éxito  con sus películas. ¿La clave? Hacer superproducciones, al estilo hollywoodense, ambientada con estereotipos, vida social y  personajes de México. 

Salvando al soldado Pérez, cuya estreno tardo poco más de 5 años, cuenta con un  presupuesto  de aproximadamente  55 millones de pesos,  relata la búsqueda que el narcotraficante Julián Pérez emprende para encontrar a su hermano, Juan ,  secuestrado en Irak, para lograrlo no escamita en gastos, y contrata a los más experimentados personajes del crimen organizado de México.

La película está muy bien cuidada en todos los aspectos: ambientación, música, actuación, locaciones, etc.  Se respeta la barrera de los idiomas, hay algunas leves fallas de edición (incluso hay una muy notoria). Hay buenos actores, la gran mayoría tiene buen desenvolvimiento con su personaje, pero la cuestión de compadrazgos está haciendo mella, ¿Qué caso tiene poner a Adal Ramones y a Jaime Camil? Lemon Films ha logrado algo importante en la cinematografía nacional, amén de la recaudación, guste o no  a los círculos de críticos independientes, el mexicano esta gustoso de ver estas películas, de entretenerse y  verse parodiado. Los Rovzar han aprovechado el agrado del público, criado desde los setenta por películas estadounidenses, hacia películas con narrativa rápida, sin mucha contemplación, ni trama complicada.  Se podría decir que lo mejor de Lemon Films ya había pasado, con la fresca Matando Cabos, y la interesante- bienintencionada Kilometro 31  se pusieron en la mira, pero con tramas como Sultanes del Sur y Navidad S.A , en un esfuerzo por que la acción y los cuentos fantásticos se ubiquen en el mercado hispanohablante el merito decayó, pero la ganancia aumentó.

En esta ocasión es interesante ver al héroe en esta película, es un tanto cómico que en la situación que se enfrenta el país se vaya a creer que se glorifique a la figura del narcotraficante como un hombre que ha pasado por muchos problemas en su vida, padre amoroso, amigo leal, hermano e hijo, es una figura antiheroica lo que nos presentan aquí, es todo lo contrario a lo que vemos  y a lo que es en la actualidad, desde la forma de vestir, la forma de hacer negocios, el heroísmo con el que se presenta al mexicano, hasta la vanagloria  por los hechos.

Si se presenta de esta forma no suena tan macabro, hay demasiadas puntadas como para reír y recordar, como buen mexicano, que somos capaces de reírnos de los problemas, particularidad que pocos tienen en el mundo. El filme es un mero entretenimiento para los tiempos que vivimos, al fin y al cabo el cine nació para eso, para entretener a las masas, y últimamente es una vía de escape o de crítica a la sociedad mundial, ¿Por qué no aprovechar eso, reírnos de nosotros, ratificar  nuestros errores y actuar en la cotidianidad? 

Nota: Mi papá me comentó ese día que la leyó, que nunca  había leído mi critica,  qué si yo era quien hacia la critica o la copiaba de otro lado.... #adondevamosaparar ... ¬¬ ... sí, yo analizo cada rasgo... No pago la universidad de oquis, señor y mucho menos las películas "solo para irme a entretener".  But... Man, i love that guy!!! :) 

No hay comentarios: