jueves, 7 de abril de 2011

El Cisne Negro

Crítica Publicada el día 6 de Abril en el periódico El Sol de Mazatlán


 El ballet El Lago de los Cisnes es una de las obras más famosas del mundo, ha sido adaptada en diversos países, es parte de la cultura popular mundial y entre sus representaciones el séptimo arte no se queda atrás: películas animadas, menciones en películas sobre el ballet de Piotr Ilich Chaikovski o tramas que ocurren alrededor del ballet. El Cisne Negro es una de ellas.
Nina es una cándida bailarina de la compañía de ballet de Nueva York (Natalie Portman, ganadora del Oscar  a Mejor Actriz por esta actuación) quien vive con su restrictiva  madre. Las dos viven para el ballet. Un día el director artístico Thomas Leroy (Vincent Cassel) decide sustituir a la estrella principal de El Lago de Los Cines, Beth MacIntyre (Winona Ryder), Nina es la primera opción, sin embargo aparece competencia, Lily (Mila Kunis), quien tiene lo necesario para personificar a los dos cisnes (El blanco, el negro). Nina se envuelve en un cambio psicológico para desarrollar los dos papeles.  
Darren Aronofsky  es un director de culto para muchos, por lo general siempre toca el tema de  personas obsesionadas con algo, con ese algo que lo lleva de cambiar su interior, para pasar por lo exterior, hasta llegar a la locura. Sus películas como Pi, el Orden del Caos,  Réquiem por un Sueño son ejemplo de ello; otras como La Fuente de la Vida o El Luchador son de personas obsesionadas con su trabajo y que tratan de reivindicarse en un momento de su vida. El Cisne Negro es parte del conjunto de sus trabajos, lleno de simbolismos provenientes de la obra original (El Lago…), lo negro es malo, lo blanco es lo bueno, Aronofsky aprovecha el material para reinterpretar de una forma aun más dramática (y cinematográfica) la obra de Chaikovski.

El simbolismo está presente una y otra vez, acostúmbrese, a la par se lo explican, no está mal, muchos no comprenderían. El director es un genio, es un genio porque manipula su obra y la llena de excesos, pero excesos que a vista de todos se vuelven arte. Y así pues, nos adentra a una ola de sentimientos de unos  personajes y de otros, que pareciera simple, de hecho es sencilla la trama, aunque en realidad es oscura, las circunstancias de la vida nos brindan pensamientos oscuros y situaciones de las que no es  fácil salir, ese es el simbolismo principal. Aronofsky  nos presenta psicológicamente lo que Nina pasa,  visualmente la obra es intensa.
Nos entregan un digno trabajo; Natalie Portman en el papel de su vida (tal y como su personaje)  la película no fuera la misma sin ella, la actriz nos ha cautivado en otros personajes con su aspecto angelical, pero ahora entre escena que involucra lesbianismo, incitación y despertar sexual nos da otra cara que no habíamos visto de ella, el Oscar es un premio que estaba “cantado” desde que nos la presentaron en El Profesional sólo faltaba una película de este tipo, ahora esperemos que nos siga dando buenas (otro tipo de) actuaciones en buenas (otro tipo de) películas.  

En realidad todo el elenco es sublime, Mila Kunis, quien ya había figurado en la memorias juveniles por That´s 70 show , gracias a esta actuación se pone en la mira para otros papeles; Vincent Cassel grande en su personaje y Winona Ryder en su “regreso” (ya había aparecido en cintas comerciales y no tan comerciales) como la bailarina saliente, es agradable verla, de hecho, que le haya pasado “ese accidente” (acusada de robo) tal vez fue lo mejor, nos ha entregado interpretaciones que no siempre se veían en ella.
La música es realmente buena, conjuga la partitura del ballet clásico con lo novedoso de la película, cabe destacar la cámara subjetiva (la película esta filmada con una sola cámara), en Steady- Cam, fotografía  que nos invita adentrarnos  a la trama, a los personajes.
Una buena obra, una obra incomoda, por lo que se ve visualmente como por lo psicológico, si se está listo para adentrarse a la obsesión de esa pasión que puede ser el trabajo, una relación romántica, un problema familiar. Adelante. Salgan bien librados.

No hay comentarios: