miércoles, 26 de enero de 2011

El Avispón Verde

Critica publicada el día 26 de Enero del año 2011 en el periódico El Sol de Mazatlán.

El popular héroe creado por George W. Trendle y Fran Striker, hizo su debut en la Radio en 1936, desde ese momento ha sido objeto de varios “saltos”: Comics, series televisivas, movie serial (pequeños cortometrajes proyectados antes de la película principal) y en nuestros días, por primera vez es llevado a la pantalla grande como largometraje.

Britt Reid  (Seth Rogen) es hijo de un magnate de los medios de comunicación en Los Ángeles, su vida va de fiesta en fiesta, al morir su padre, Britt hereda su emporio mediático.  Britt entabla una amistad con uno de los empleados de su padre, Kato (Jay Chou), juntos ven la oportunidad de brindarle un rumbo a sus vidas: combatir el crimen aparentando ser criminales. Así nace el Avispón Verde.
Y así nace una de las peores adaptaciones a la pantalla grande. Uno recuerda la serie de televisión con Bruce Lee y sabe que el proyecto era serio. Cuando se dio a conocer que Seth Rogen (Ligeramente Embarazada, Pineapple Express)  sería el Avispón Verde  sostuvimos la respiración, luego cuando se supo que Michel Gondry (Eterno resplandor de una mente sin recuerdos, La ciencia del Sueño)  fungiría como Director volvimos a respirar normalmente, se le unió el recién ganador del Oscar Christoph Waltz (Bastardos sin Gloria), pasó el tiempo y se estrenó el tráiler cinematográfico, evidentemente los primeros pensamientos hacia el proyecto se veían reflejados. La película es mediocre.
Un ahora delgadísimo Seth Rogen protagonizó, coprodujo y coescribió el proyecto, el chavo tiene talento para la comedia, quiso hacer algo similar aquí, pero entre sus comunes payasadas que involucran chistes físicos (caídas, golpes) y un director cuyo trabajo es surrealista (decepcionante su trabajo en esta cinta), agregándole que, seguramente el estudio cinematográfico estuvo metido todo el tiempo en la producción, el resultado es un desastre total.
El villano resulta ser un chiste, nunca vemos al soberbio actor Christoph Waltz comportarse como lo describen: un villano, en su lugar es un traficante de drogas peleando contra la edad y tratando de verse juvenil (nada que ver con su trabajo en Bastardos sin Gloria). Las peleas y persecuciones quedan a deber (salvo la última), en un intento por explicar la forma de pelear de Kato, colman la pantalla con efectos Slow Motion que nos abstraen de la trama. Atrás quedo la idea de que Britt Reid es un genio, hoy es solo un “hijo de papi”, que después de pasar por un periodo difícil, decide ponerle rumbo a su vida. Un cliché más de la vida.  Podría ser válido, pero en toda la película lo vemos haciendo payasadas, no se la crees.
No hay nada que rescatar, tal vez los aparatos tecnológicos en los carros, pero ni es novedad ni es lo más interesante. Al final lo más agradable es la secuencia de créditos finales, tanto por su diseño como por que finaliza la película. Quizá lo mejor es sentarse con la idea de ir a ver una película simplona y dejar de pensar en lo que pudo ser.  ¿Qué paso Gondry? Nos quedaste a deber.

2 comentarios:

Neftis dijo...

Toing, asi no se antoja ir a verla, que mala pata XDDDD que te regresen la entrada???

Yo crei seria algo chingon, digo retomando lo de Bruce Lee y trascender lo que fue 'con tecnologia, efectos y demas'.. ni pp. :D

That Kato lad... tuve un profe con ese apellido, se quedo con mi libro japones donde venia el himno... condenado Kato hahaha! XDDD

La miraste en 3D? :o

sofia martínez dijo...

La participación de comediante en el papel del Avispón Verde me pareció descabellada pues el original personaje fue un hombre serio con una personalidad fuerte. Entonces me pregunté ¿qué hace Seth Rogen interpretando a este personaje? La respuesta es obvia el objetivo de la película es entretener por lo tanto una actor cómico cae como anillo al dedo. La película es muy entretenida sin embargo creo que se pierde un poco la esencia original del Avispón Verde.