martes, 11 de enero de 2011

Carta para unos Ojos

 
"Unfortunately, the clock is ticking, the hours are going by. The past increases, the future recedes. Possibilities decreasing, regrets mounting."                                                   
 "We knew exactly what we wanted  in each other. And even so, it ended. One day it stopped, as if the film simply slipped off the reel. " 

No sé si hago bien escribirte por aquí, pero nadie lo visita, qué más da.  Curioso, antes se usaba papel y pluma para escribir esto, ahora te lo mando por un blog. Tengo la mente en blanco, escribo esto para regresen a mí los pensamientos; el día del café el llanto me hizo un nudo en la garganta, no pude continuar, no pude indagar, no pude saber. Son tantas las cosas que nos dijimos y a la vez tantas que dejamos de lado, nos concentramos como siempre en la despedida, dígase en el futuro, siempre hablamos del futuro y nunca del presente, nunca nos dimos cuenta que lo que hacíamos era para formar el futuro, lejano  o cercano, no importa. Era el aquí, era el hoy y nunca lo vimos, quizás hasta ayer. Quizá, si hubiéramos realmente querido arreglar todo no estaría escribiendo esto. Quizá, si mi orgullo no fuera tan estúpido te hubiera dicho “no te vayas” sin los peros que puse después. Quiero recalcar varias cosas que todavía me intrigan. Primero, el plan de la isla de la piedra, cuando colgué el teléfono el día que lo cancelamos, me quede extrañada, no me importaba ir en una panga o a nado si tu irías a mi lado, si hubiéramos ido a la playa de cerritos o pinitos me hubiera dado igual, mientras fuera contigo. Segundo… ¿volverás a cantar Ironía algún día?  Y finalmente… Realmente ¿Qué nos paso?, ¿Qué te paso? Y la pregunta que me ronda la cabeza: ¿en que falle, en qué momento deje de gustarte? Te dije que te habías alejado en el momento en el que más te necesitaba, me contestaste que yo no estuve cuando más me necesitabas, pero ¿Cuándo fue eso?...sabes que yo siempre estuve ahí, ese día 30 lo hablamos, y te dije que me llamaras, que lo que te pasara confiaras en mi. El lunes hablamos y lo que, al parecer quedo todo resuelto, resultó peor, al día siguiente no recibo más que mensajes negativos, y te hablo para aclarar las cosas, y mi mente se desequilibro  y algo dentro de mí se quebró, y luego en mensajes te propongo regresar al principio, pero evidentemente ya estaban mal las cosas… ¿fue nuestra terquedad, (por que los dos los somos y bastante) nuestro orgullo o la serie de malentendidos los que te cansaron y te impidieron continuar? ¿No me dijiste una noche al teléfono que no me ibas a dejar ir? Sé que no me lo dirás… ¿Pero qué hacías ese sábado parado entre la multitud, solo?  Luego sacas de nuevo lo de “tu vida planeada”, o ¿es solo una justificación para alejarte de mí? Mi vida estaba planeada, mas no hecha. 

Prendo el Ipod y lo que parecía antes simples melodías, ahora es algo que me traspasa, por que por más que busque alguna canción alegre, no encuentro mas que canciones como Total eclipse of Heart, Nada personal, Clavo que saca a otro clavo, No me voy a morir, Brave, Stay, Fallaste corazón, hasta de Daft Punk (carajo), Quien te quiere como yo, What if… esta ultima por la que decidí mandarte el mensaje ayer en la noche… pero me encontré con algo inesperado y a lo mejor de nuevo una malinterpretación, pero luego de leerlo, pensé… realmente el no dijo nada concreto: el por qué. Los papeles que sacaste, son los ¿por qué? ¿O hay algo más? Evidentemente hay algo más, yo lo sé, lo supe el 31 de enero, lo supe después y lo sé ahora.  Y no sé por qué no lo quieres decir, ¿Qué tan fuerte es para que no me lo quieras decir? Es por tu sueño...esos sueños se complementan. Yo tambien los tengo. Nadie los iba a evitar, los ibamos a compartir.

¿Sabes que ando como zombie?… curioso, una de las cosas que más te gustan es en lo que me convierto, hace días maldecía el domingo en que te conocí (si tan solo Ricardo no me hubiera citado ahí, si me hubiera decidido ir el sábado como lo tenía planeado, ¿ves? ironico, ¿no?), el día en que decidí mandarte el mensaje para el video de Espías, y les echaba la culpa a aquellas personas que me guiaron y me dijeron que me diera una oportunidad contigo, porque hay algo que no te he dicho, cuando empezaste con los mensajes, yo te iba a decir que no siguieras, que no tenia caso. Pero algo me detuvo… no te sientas mal, porque te conozco, al contrario, fue realmente hermoso, y me sentí  plena de nuevo…simplemente me vuelvo a preguntar ¿Qué paso? Hace días me preguntaste algo, algo que no entendí, algo que en ese momento te hubiera dicho no, hoy te respondo, tú ya sabes la pregunta, te respondo con un “no se”… ¿quien realmente lo sabría?, hay personas que se pasan años enteros diciéndolo y no es cierto, hay personas que callan para siempre, hay personas que en esos momentos ni siquiera lo saben, y cuando  pierden a alguien se enteran finalmente de la verdad.

Acabo de prender el celular, son las 2 de la tarde, no pensaba hacerlo, pero recordé que tengo un compromiso al cual no quiero asistir, pero debo, no me siento con ánimos, ni siquiera iré al italiano, pasara, yo se que pasara, siempre es así.  Tengo ganas de irme de viaje, por unos días, a lo mejor así será, quien sabe, ya no sé nada del futuro, ni me importa, ¿hacia dónde iré? ¿Qué hare? Solo sé que lo quiero hacer.  Quiero despejarme. Pero querer y poder son muy diferentes.

Digo, son experiencias… ¿realmente lo son?, de las experiencias se aprende, yo perdí algo, yo me derrumbe. Todavía siento el sabor del último beso. Tú tienes a siete amigas que al tocarlas se te olvidan o te transportan y creas melodías. Yo, yo tengo solo estas palabras para escapar. Y es que es imposible no pensar, no imaginar, como ayer te dije: Hubiéramos cambiado el mundo, al menos en palabras. Tantas cosas que no supimos de cada uno. Tantas cosas que me hubiera gustado compartir.

Realmente, solo espero, que no estemos cometiendo un error, que por tonterías de niños que se creen maduros, vayamos a perder algo realmente “químico y mágico”. Yo sigo aquí, por ¿Cuánto tiempo? No tengo idea. Pero una vez te dije, que lo que se te ofreciera, este donde este, haciendo lo que fuese, yo estaría para ti. Yo estoy aquí. Aún estoy aqui.

Pau

1 comentario:

Neftis dijo...

Un abrazo Pau, realmente no se que habrà pasado pues la carta obviamente es para èl, pero como quiera que sea, cuentas conmigo, y si necesitas ir a dar la vuelta, tomarnos un cafe, charlar, ya sabes dònde y còmo encontrarme, ànimo chaparrita.